El síndrome de Down

Todos conocemos la teoría sobre lo que significa tener síndrome de Down (un cromosoma de más, etc.), pero pocos saben lo que en realidad eso supone en el día a día y muchos padres se quedan desorientados cuando les dan la noticia de que su hijo va a nacer con síndrome de Down. Por eso, hoy quiero acercar un poco más el conocimiento sobre la causa más habitual de discapacidad intelectual en el mundo.

Así que para empezar, un poco de teoría:

¿Qué es el síndrome de Down?

Es una alteración genética. 
Los seres humanos estamos formados por células y, cada célula, contiene 23 pares de cromosomas. Pero las personas con síndrome de Down tienen una copia extra del cromosoma 21 (es decir, en lugar de 2, tienen 3); por eso también se llama “trisomía del 21”.

Esta alteración genética conlleva principalmente tres cosas:

  • Un grado variable de discapacidad intelectual: Esta suele ir de leve a moderada. No suelen ser discapacidades muy profundas, y la mayoría de las personas con síndrome de Down pueden aprender a leer, a escribir y a desarrollar competencias básicas para la vida diaria.
    Además, su desarrollo motor también es más lento debido a sus características físicas (hipotonía muscular, extremidades más cortas, etc.). Por ejemplo ,es habitual que aprendan a andar un poco más tarde que los demás niños.
  • Unos rasgos físicos característicos: Esto es importante porque, al ser una alteración tan reconocible a simple vista, tiene una importancia decisiva en su relación con los demás. Muchas personas tienen prejuicios a la hora de acercarse a ellos, no saben cómo interactuar o simplemente les evitan (es decir, el problema está en los demás, no en ellos).
  • Una predisposición a ciertas enfermedades: En este aspecto se ha avanzado mucho y, los niños con síndrome de Down, siguen un calendario particular de pruebas médicas para prevenir y tratar de forma precoz los problemas a los que tienen cierta predisposición: problemas de la vista y el oído (al tener los conductos más cortos de lo normal), problemas metabólicos, obesidad, alteraciones del tiroides, etc.

 

Educación de los niños con síndrome Down

Actualmente se tiende a recomendar una educación inclusiva.
Puesto que son discapacidades no muy profundas y todos suelen aprender competencias básicas, se recomienda que, al menos los primeros años, estén matriculados en un centro escolar ordinario.
Es posible que, a medida que pasen los cursos, vayan requiriendo cada vez más apoyo hasta que sea necesaria una educación combinada entre un centro ordinario y un centro de Educación Especial y, finalmente, solo estos últimos, pero en los primeros años se recomienda un centro ordinario por dos motivos:
Por un lado, a los niños con síndrome de Down les supone una estimulación constante el hecho de estar observando a otros niños correr, jugar, viendo lo que hacen, interactuando con ellos, etc. (ya que necesitan mucha estimulación debido a que su desarrollo suele ir por detrás de su edad cronológica) y, por otro lado, el hecho de que el resto de los niños conozcan desde pequeños la diversidad evita futuros tratos discriminatorios y nos ayuda a configurar una sociedad más justa. (Por ello es importante mostrar a los niños modelos de personas diversos como pueden ser una muñeca negra o un cuento sobre un niño con síndrome de Down y no solo la típica muñeca rubia perfecta).

 

Perspectivas de vida de las personas con síndrome de Down

Como decía antes, médicamente se ha avanzado muchísimo pero también ha habido en los últimos años importantes avances en su calidad de vida. Son muchos los programas dedicados a fomentar las competencias para la vida diaria de las personas con síndrome de Down (se trata de apoyos, guías, entrenamientos para actividades cotidianas como hacer una compra, calcular el cambio, enviar una carta, rellenar un formulario, etc.).
Sin embargo, es determinante para ellos que esta estimulación sea permanente y, para mantener su autonomía, necesitan confianza y cariño. Por eso, es responsabilidad de todos otorgarles esa confianza y hacerles ver que son personas igual de valiosas que cualquier otra.

 

¿Cómo son las personas con síndrome de Down? ¿Cómo tratarles?

Fácil: Hay que tratarles como a cualquier otra persona.
Cuando se trata de niños/as pequeños/as esto es fácil, pero a medida que van creciendo, los prejuicios de la gente crecen también y comienzan a no saber cómo tratarles.
Recordemos que se trata de discapacidades entre leves y moderadas, por lo que pueden seguir una conversación informal sin problemas.
Mi amiga Marta, que tiene una hermana con síndrome de Down, recomienda “empezar siempre desde arriba”. Esto significa tratarles con normalidad y, si ves que no te siguen, ir bajando un poquito el nivel y tanteando, pero hablarles de entrada como si fueran inferiores es algo que perciben enseguida y que les crea mucha inseguridad.
Hay que saber, por ejemplo, que a las personas con síndrome de Down les cuesta mucho interiorizar sus procesos mentales (pensar “para dentro”, leer en silencio, etc.). De modo que, si te encuentras por la calle con una persona con síndrome de Down (o cualquier otro tipo de discapacidad) que está hablando sola, no significa que esté loco/a ni mucho menos, sino que simplemente le cuesta interiorizarlo, aunque lo que está pensando puede ser perfectamente lógico.
Otra característica de estas personas es que son muy cariñosas. Enseguida se encariñan con las personas, dan abrazos, les llaman… y a los demás nos pueden llegar a resultar empalagosos, pero hay que saber que eso es normal: igual que los niños, necesitan continuamente sentirse queridos y ganar confianza en sí mismos.

¿Debemos hacer creer a los niños/as en los Reyes Magos / Papá Noel?

Este es un tema muy controvertido y personal, de modo que voy a tratar de presentar los pros y contras de creer en los Reyes Magos/Papá Noel la manera más neutral posible:

PROS de creer

  • La mentira está enmarcada dentro de una tradición que tiene un sentido y una historia (especialmente para las familias católicas en el caso de los Reyes Magos).
  • Esta historia es fácil de mantener: está apoyada por la televisión, los medios, los centros comerciales, etc.
  • No hay estudios concluyentes que demuestren que la mentira afecta a la relación padres/hijos (hay pequeños estudios con conclusiones contradictorias entre ellos). La decepción del niño depende más de cómo gestionen los adultos su descubrimiento que con el descubrimiento en sí. Por ejemplo, se le puede explicar que es una tradición, que os ha gustado mucho prepararle los regalos, que los va a seguir teniendo igualmente y que además, ahora él/ella puede colaborar en los preparativos y ser vuestro “cómplice”.
  • Es emocionante no solo para los niños. Los padres/madres vuelven a disfrutar y a emocionarse con este día preparando la “magia”.
  • Se evitan conflictos con otros niños y padres.

CONTRAS de creer:

  • Es mentir. Y si estamos educando 100% en el respeto y la igualdad, esta mentira no encaja en nuestro modelo de crianza. Si te sientes culpable, no lo hagas.
  • Se tiende a chantajear. Por todos lados hay mensajes del tipo “Si no te portas bien no tendrás regalos”, lo que choca radicalmente con la educación respetuosa. Debemos evitar a toda costa este tipo de chantajes aunque decidamos hacerles creer.
  • El niño va a darse cuenta del engaño tarde o temprano y hay que saber gestionarlo.
  • Se pueden crear conflictos con otras familias si los niños hablan.
  • Además, aunque no crean, se puede jugar con ellos igualmente a Papa Noel o a Los Reyes Magos (hacer como que existen: preparar los zapatos, dejarles comida, etc.), conservando así la ilusión.

Taller online de BLW

¡Buenas noticias!
¡Relanzamos el taller online de BLW de lardamma.com! 

Un curso muy completo con contenidos, videos, recursos, ideas, FAQ y mucho más, recomendado por Lactapp aquí.

¡Aprende a desarrollar en tu bebé una relación sana con la comida mientras disfrutáis en familia, estimuláis su curiosidad y su autonomía y evitáis los problemas de la posterior transición a sólidos!

  • 1. Qué es BLW:
    —Qué es BLW
    —Qué no es BLW
    —Ventajas del método
  • 2. Introducción de la Alimentación Complementaria
    —Requitos para iniciar la AC
    —¿Cómo ofrecer la comida?
    —¿Cómo empezar?
    —Preparar la comida del bebé
  • 3. Alimentos que ofrecer
    —Comidas que puedo ofrecer al bebé
    —Alimentos a evitar
    —La leche
    —Alimentos trampa
    —El azúcar
    —El estómago del bebé
  • 4. Trucos y consejos
    —Consejos
    —Dudas frecuentes
    —Fuentes de hierro
  • 5. Alergias
  • 6. Primeros auxilios
    —Diferencia entre arcada, atragantamiento y ahogamiento
    —Primeros auxilios
  • 7. Logística
    —Baberos, tronas, cubiertos…
  • Tanya Cuadros, auxiliar de enfermería,  cocreadora de los grupos de facebook Crianza con apego respetuosa y consciente y Blw alimentación complementaria autorregulada y libre de papillas. Mamá a tiempo completo de dos.
  • Cristina Medrano, educadora social especializada en atención temprana, formadora y mamá de dos.

CONDICIONES LEGALES TALLER BLW LARDAMMA

  • Vende este curso Cristina Medrano. Email: cris@lardamma.com. (Más datos aquí)
  • El curso está diseñado en un blog al que se dará acceso una vez formalizada la matrícula y durante todo el mes. Se podrá acceder a través de ordenador, móvil o tablet. El curso está compuesto por seis lecciones en formato texto+videos explicativos.
    El alumno afirma conocer que la metodología del curso es de teleformación y que no recibirá material impreso alguno. El curso se realizará a través de una plataforma formativa, donde encontrará toda la documentación necesaria.
    El acceso al curso da derecho a su vez a un mes de asesoría personal por parte de las formadoras (Tanya Cuadros y Cristina Medrano) y a la descarga gratuita del ebook “Menú y recetario BLW”. Además, se prevé una clase virtual de una hora en horario pactado con las/os alumnos.
    La asesoría se llevará a cabo de manera pública en los comentarios de la plataforma del curso o por privado a través de mensajes de facebook o email (cris@lardamma.com y tanyalardamma82@gmail.com) durante todo el mes. Aunque un alumno tenga acceso al curso antes de esta fecha por haber formalizado la matrícula, será únicamente a lo largo del mes de cuando llevemos a cabo la asesoría personalizada.
  • Este curso tiene reservado el derecho de admisión.
  • Todo el contenido de la formación está sujeto a derechos de autor y propiedad intelectual, de los cuales es titular Cristina Medrano. El contenido de este curso no se podrá reproducir ni distribuir en ningún medio, ya sea con fines comerciales o no. Todo el contenido basado en derechos de autor de un tercero y adjunto a este taller como recursos de aprendizaje está debidamente señalado.
    Si durante la formación hay indicios del incumplimiento de estas normas, se le cancelarán al alumno los accesos de manera inmediata sin devolverle ninguna cantidad. Además, recurriremos a acciones para proteger los derechos de propiedad intelectual.
  • El precio de este taller es de 25€ IVA incluido.
    El pago se podrá realizar mediante paypal mediante el botón de arriba o transferencia bancaria.
    Es muy importante poner en concepto “taller BLW lardamma” y enviarnos vuestros datos (nombre completo, DNI y dirección postal) al email cris@lardamma.com para poder enviaros la factura de compra, imprescindible para cualquier reclamación o devolución.
    El pago se efectuará en el momento de la inscripción.
    Como el material se puede visionar de manera directa y descargar el ebook de forma inmediata, en este curso no se admitirán devoluciones una vez que se haya dado acceso a la plataforma.
    Lardamma.con no se responsabiliza de los problemas de acceso al curso que el alumno pueda tener derivados de la configuración de su equipo o de su conexión a Internet. 
  • Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas su uso.
  • Tu inscripción en este curso, supone el conocimiento y aceptación de estas normas.

Este curso está destinado a familias o futuras familias que estén empezando o vayan a empezar la alimentación complementaria con el método BLW o a trabajadoras en contacto con bebés que quieran saber más sobre este método.

Curso ONLINE. Teleformación. Organiza tu tiempo como mejor te venga.

En este curso explicaremos la información más importante a tener en cuenta a la hora de comenzar la alimentación complementaria con seguridad a través del método BLW.
Para el diseño de este curso nos hemos guiado en los grandes profesionales de la sanidad y la nutrición más actualizados y en las recomendaciones de organismos oficiales como la OMS y la AEPED, con numerosos enlaces a documentos oficiales.
El objetivo del curso es que el alumno adquiera todos los conocimientos básicos e imprescindibles para iniciar la alimentación complementaria de los bebés con seguridad y criterio nutricional.

 
 
 
Compra este curso ahora y no te olvides indicar tus datos.

Recibirás el acceso al curso y la factura de compra en un plazo máximo de 24 horas.

 
¿No tienes paypal? Escríbenos a cris@lardamma.com 
y te daremos los datos para poder hacer una transferencia.
 
 



¿Prefieres transferencia bancaria o hablar con nosotras directamente para consultar cualquier duda?
Escríbenos a cris@lardamma.com
 



La ilustración infantil

Transcribo el discurso para la presentación del libro “El cerdito comilón“, porque hablamos de la literatura y la ilustración infantil y se contaron cosas muy interesantes:
Juan Antonio Sánchez Díaz, JASD, es ilustrador. En este libro también es autor, pero realmente el texto es solo un apoyo a las imágenes, que son las que llevan verdaderamente el peso narrativo, es un álbum ilustrado.
Aunque en los últimos años ha tirado por otros derroteros profesionales, estuvo trabajando en su día con editoriales importantes y ha hecho colaboraciones muy destacadas con Bruguera, por ejemplo, ha hecho diseños para el sector textil, etc.  Es decir, es un ilustrador con mucha trayectoria, y ahora ha decidido hacer libros infantiles porque ha sido abuelo. 
Por mi parte, yo, aunque ahora haya acabado editando libros, soy educadora social y siempre pongo especial cuidado en los libros destinados a un público infantil, porque desempeñan un papel fundamental para el desarrollo intelectual de los niños desde antes incluso de saber leer.
La ilustración es una primera aproximación al arte. Cuando vemos una ilustración, como cuando vemos un cuadro, sentimos admiración, nos provoca sensaciones… En general, estamos estimulando la sensibilidad artística.
Y la ilustración es también un medio de comunicación, porque favorecen la comprensión, sobre todo en niños que aún no saben leer o que están empezando y todavía no tienen buena comprensión lectora.
Pero además las ilustraciones sirven para fijar conceptos en la memoria, ejercitan la imaginación, la creatividad, la capacidad crítica… Y son las principales responsables de que un niño desarrolle el gusto por la lectura, que al final es algo que queremos todos los padres: que nuestros hijos lean, porque para ellos lo visual es mucho más atractivo que lo escrito.
A este proceso de “leer en imágenes” se le llama “alfabetización visual”, enseguida vais a entender por qué os cuento esto.
La alfabetización visualse suele decir que tiene tres fases:
Reconocimiento: El niño ve una imagen bidimensional, en este caso, esta que tenemos en pantalla, e inmediatamente reconoce a un cerdito, a pesar de que no tiene nada que ver con un cerdo de verdad, pero desde muy pequeños tenemos esa capacidad de abstracción.
• El segundo paso es la Identificación. El niño empatiza con lo que ve, reconoce lo que le pasa al personaje (está contento, se enfada, le riñe su mamá…), se identifica.
Imaginación: Y por último, reconociendo al personaje y empatizando con él, puede extrapolar lo que está viendo a nuevas situaciones, y eso es aprendizaje.
Lo que quiero demostrar es que un niño tiene un papel activo al leer las imágenes, su mente está trabajando, y esto es muy bonito porque un libro nunca será leído de igual manera por dos niños diferentes, ni si quiera por un mismo niño en diferentes etapas de su vida.
Y de ahí la enorme responsabilidad que tiene el ilustrador infantil, porque está interviniendo directamente sobre el desarrollo cognitivo del niño (cuando este interpreta las ilustraciones, hace deducciones, descifra la estructuración temporal y secuencial, etc), y está ofreciendo estímulos a una personalidad en construcción. Por ello los criterios que seguimos en Cuatro Hojas para publicar un álbum ilustrado no son tanto comerciales como responsables (éticos).
Tenemos que asegurarnos de que el marco que ofrecemos al niño desde el cual hacer volar su imaginación sea correcto y seguro, adecuado a su edad, ser conscientes de las diferentes sensaciones que pueden provocar los colores utilizados, la expresión del personaje…
En este caso, JASD Ha diseñado sus ilustraciones a partir de formas geométrica e icónicas, buscando siempre una composición aurea para que sea agradable a la vista, y luego los ha coloreado con tonos suaves con un toque de saturación a los que le ha aplicado un degradado.
Pero lo más importante para que todo esto suceda es que el libro le guste, y para ello, además de todos los criterios mencionados anteriormente, hemos llenado este libro de cosas muy guays:
·       – Es un libro divertido, muy escatológico, como les gusta a los niños. ¿Hay algo que dé más risa que un pedo? No pretende transmitir ningún mensaje. Últimamente están muy de moda, por ejemplo, los libros infantiles para aprender a identificar las emociones o para superar algún miedo en concreto. En mi propio catálogo editorial tengo libros de ese tipo, pero este libro no tiene nada de eso. No para que a los padres les guste y se lo regalen… Es un libro para que el niño lo coja y se parta de risa. Y eso es lo que realmente va a hacer que desarrolle ese gusto por la lectura del que hablábamos antes.
·        -Además está escrito en mayúsculas para facilitar su lectura en niños que están aprendiendo a leer, porque en el cole les enseñan siempre primero las mayúsculas y son más reconocibles.
·        -¡En verso! Pero no una poesía complicada, sino versos simples que aportan musicalidad, favorecen la memoria e invitan al juego y son un apoyo a la historia contada en las imágenes.
·        -Otra cosa muy importante es que es un libro adaptado: Porque la compra del libro da acceso a un PDF interactivo con el cuento narrado por una locutora (AUDIOLIBRO) y contado en lengua de signos.
·        -Y Solidario: Porque tenemos un acuerdo con ASION, la Asociación Oncológica Infantil de Madrid, en el que nos comprometemos a la donación del 10% del PVP del libro.
Así que espero que os haya gustado y que disfrutéis del cuentacuentos que JASD nos tiene preparado y si os habéis quedado con ganas de saber más, podéis coger a la salida las fotocopias que tengo ahí preparadas.

Más de 3

Hace unos días, Sonia, del blog Mas de 3, me hizo esta entrevista en su blog. La verdad es que no la conocía, y me ha parecido tan interesante lo que hace que os quiero hablar de su proyecto:

Sonia, una mamá de 3 niños que ha sabido reinventarse a raíz de su maternidad y dedicarse por entero a su pasión.

Zipi, Zape y Zepe, como ella llama con cariño a sus hijos, tienen 4 años, 2 años y medio y 2 meses. Como a muchas de nosotras, la maternidad le ha cambiado su perspectiva.

A raíz de convertirse en madre se ha formado en porteo, pañales de tela y danza conectiva y tribal para embarazadas. Esto último es lo que me ha llamado la atención porque, al fin y al cabo, el porteo y los pañales de tela, los usemos o no, ya los conocemos todos. 🙂

Sonia ofrece clases de esta disciplina en el centro Maternando, de Salamanca.

Estos bailes trabajan la musculatura implicada en el parto, por lo que es un ejercicio estupendo para embarazadas, tanto para aprender a manejar y conocer su cuerpo como para conectar consigo mismas y con su bebé y prevenir otros problemas como desprendimientos, etc., al fortalecer los músculos que sujetan al bebé.

Además, como ejercicio físico, mejora el estreñimiento propio del embarazo, mejora la circulación y contribuye a mantener una actitud mental positiva.

Si el embarazo es normal, no hay ninguna contraindicación.

En palabras de Sonia, “las clases las oriento a la conexión de la mamá con su cuerpo,  útero y bebé. Que aprendan a vincularse con sus bebés y a relajar el útero porque, de cara al parto, es muy importante ambas cosas. También practicamos movimientos específicos de pelvis para tenerla preparada para el parto”.

Muchas gracias, Sonia, por la labor que estás haciendo!

Página web: https://masde3.com
Facebook: Mami porteando Salamanca
Instagram: @masde3familianumerosa

Un sitio mágico para contar cosas mágicas

Os tengo que contar cómo fue el taller de Comunicación con bebés del sábado en Getafe porque había magia en el ambiente. Y no solo por Miriam o por su libro, sino por el propio sitio:

Miriam Escena publicó su libro, Comunicación con bebés, hace un mes en México, porque actualmente reside allí aunque es madrileña. Como iba a venir en agosto a pasar unos días en España, buscamos un sitio donde poder ofrecer aquí un taller gratuito para dar a conocer su libro, y La Semilla Matariki nos ofreció su espacio.

Cuando llegamos, ni ella ni yo nos podíamos creer lo bonito que era. Es un chalet en Getafe adaptado como escuela libre infantil. En la planta de arriba tienen el nido y abajo a los niños/as a partir de 2 años. Tienen tooodos los clásicos: la torre rosa, la tabla curva, el arcoiris gigante… Son varias educadoras y cada una de ellas está especializada en un tipo de pedagogía diferente: hay expertas en Waldorf, Reggia Emilia, Pikler, etc. Lo abrieron hace muy poco y ya tienen todas las plazas cubiertas para este curso (¡no nos extraña!), aunque ofrecen también un montón de actividades por la tarde para niños de todas las edades. Me pareció especialmente chulo el taller de Lego que se adapta a diferentes edades, y los más mayores llegan a hacer piezas muy chulas a las que les ponen un motorcito, etc.

Entre la gente atraída por la propia escuela y el tirón de Miriam (que es instructora en lengua de signos para bebés, educadora de masaje infantil, guía Montessori 0-3 años y colabora en diversos medios online, entre otros, con Armando Bastida) la sala se llenó. Es increíble cómo los niños jugaban tranquilos y hasta dejaban escuchar. Mi hija se pasó la mañana entre la tienda-cocinita y la cama elástica del jardín.

Por su parte, Miriam nos explicó que todos los bebés intentan comunicarse de forma innata: señalan con el dedo, dan palmas, etc. La coordinación motora suficiente para empezar a signar se alcanza mucho antes de la aparición del habla, porque el lenguaje es un sistema de comunicación menos instintivo y requiere mayor maduración cognitiva para hacer abstracciones y saber que la palabra “l-e-c-h-e” significa eso, leche. Al igual que les enseñamos a los bebés desde muy pequeños a decir adiós con la manita o a tirar besitos, podemos enseñarles muchas más cosas. El objetivo, dice Miriam, es que ningún bebé tenga que volver a llorar para comunicar sus necesidades.
Y nos contó una anécdota muy curiosa: Cuando solía ir con su hija a un centro comercial, siempre paraban, antes de salir, en una tienda de animales porque a la niña le gustaba verlos. Un día que no pasaron por ahí porque habían dejado el coche en la otra puerta, la niña comenzó a llorar según llegaron al coche y no había manera de consolarla con nada, no sabían qué le podía pasar y se agobiaron mucho. Entonces, le preguntaron y la niña se alisó unos bigotes imaginarios haciendo el signo de “gatito”. ¡Claro! ¡No habían pasado por la tienda de animales!

Este es solo un ejemplo de cómo con algo tan simple podemos atajar una rabieta, solucionar un problema de comunicación, aumentar la autoestima del niño al ver que es capaz de comunicarse, fortalecer los vínculos afectivos de toda la familia y muchas ventajas más.

Puedes ver aquí la galería de fotos de este evento

Para cualquier duda o consulta:
La Semilla Matariki: lasemillamatariki@gmail.com 
Miriam Escacena: 5d.lasrozas@gmail.com 
Editorial Cuatro Hojas: info@editorialcuatrohojas.com

Mola mil la poesía infantil (en serio, información interesante)

Como buena página dedicada a la crianza con apego, aquí todas y todos somos muy conscientes de la importancia de desarrollar en los niños el gusto por la lectura desde edades tempranas, con libros respetuosos y adecuados a su desarrollo. Pero hoy vamos a ir un poco más allá…

¿Qué hay de la poesía infantil?

La poesía es arte y, al igual que la música o la pintura, puede ser una fantástica herramienta de estimulación, entendiendo estimulación como actividad motivadora que promueve ciertas áreas de desarrollo intelectual a través del disfrute.

Pensemos en cuando los adultos leemos poesía, algo que nos guste mucho. Por ejemplo, a mí me emociona particularmente un fragmento de “El estudiante de Salamanca” (por poner un ejemplo que conocemos todos). Cuando la leo, por un lado, estoy captando el mensaje (1. se trata de un medio de comunicación), por otro, está llegando mucho más allá que un mero discurso informativo (2. la poesía apela a la sensibilidad) y por último, estoy percibiendo el ritmo y la musicalidad (3. es arte).

Evidentemente, un niño no va a entender a Góngora (por ejemplo, apenas lo entiendo yo), pero la poesía adaptada a su nivel de desarrollo, con rimas sencillas y un mensaje que les guste, puede ser muy motivadora. Estos son algunos de sus

beneficios:

 

  • En cuanto al desarrollo lingüístico:
    -Favorece el desarrollo del lenguaje al utilizar expresiones y giros que normalmente no leemos en prosa.
    -Mejora la dicción, porque hay que leerlo correctamente para que rime y tenga sentido.
    -Favorece el aprendizaje de nuevas palabras.
    -En consecuencia de lo anterior, mejora la expresividad y las habilidades comunicativas del niño en general.
  • En cuanto al desarrollo intelectual:-Favorece el desarrollo cognitivo al requerir una interpretación, una “traducción mental” de lo que se está leyendo.
    -Desarrolla la memoria, porque es más fácil de memorizar que un texto, y a los niños les encanta repetir una y otra vez aquello que les gusta (canciones, películas, etc.).
    -Desarrolla la creatividad y la imaginación, y pueden incluso tratar de continuar la historia en verso.
  • En cuanto al desarrollo emocional:-Estimula las emociones en un ambiente controlado en el que se pueden aprender a gestionar.
    -Promueve el gusto por el arte (es ritmo, musicalidad, estética).

Y además de todo esto, ayuda a crear el hábito lector e incluso se suele asociar a una expresión corporal más armónica (porque tiene beneficios similares a la música).

Para leer un libro de poesía a los niños, es importante dramatizar un poco (exagerar la acentuación y poner voces, sin llegar a caricaturizar) y explicarles aquello que no hayan entendido del todo.

Un libro que recomendaríamos sería “El cerdito comilón”, de Juan Antonio Sánchez Díaz, que será publicado por la Editorial Cuatro Hojas, porque, además de ser poesía infantil, tiene varias cosas interesantes:

  • Es la historia de un cerdito que se ensucia y es un poco cochino, lo que les va a hacer mucha gracia a los peques.
  • Tiene unos dibujos preciosos en tonos suaves del reconocido ilustrador JASD.
  • Está escrito en mayúsculas, pensando en aquellos niños que se están iniciando en la lectoescritura y les resulta más fácil reconocer este tipo de letras.
  • Incluye un PDF interactivo con el cuento narrado y contado en lengua de signos.
  • Colabora con ASION (la Asociación Oncológica Infantil de Madrid).
  • Y reservándolo ahora, además de ayudar a su financiación, puedes aprovecharte de las ofertas propuestas en el crowdfunding (envío gratis, etc.).

¡Qué felices son las vacas! Por Lola Alcázar

Relato publicado en el Grupo de Escritura creativa de Facebook de la Editorial Cuatro Hojas. Cedido por la autora:

¡Qué felices son las vacas!
Bajo las viejas encinas ven a sus hijos crecer
entre nubes blancas flotando en el cielo azul.
La tierra es verde y fértil,
¡nada les falta!
Cuando yo sea madre, amamantaré a mi hijo en un jardín, en una plaza o en una terraza al sol tomándome una horchata.
Cuando sea madre…, me quedaré en casa. Tomaré zumos frescos de alfalfa y manzana.
Seré su fuente de vida que de mí emana.
Dormiré las siestas con él, en la cama. Y sentiré su aliento dulce en mi cara.
No quiero ir con frío y de madrugada a entregar a mi hijo a una madre alquilada.
No me van a confundir, ¡no! Es mi naturaleza, no soy culpable de nada.
Cuando tenga dos años, trabajaré para que no le falte de nada.
Cuando sea madre nadaremos juntos en un mar de agua cálida. Nos rebozaremos como croquetas en la playa.
Le enseñaré la nieve, la pondré en sus manos, para que su calor la transforme en agua.
Y si todo esto no puede ser, y si no me dejan ser madre,
que al menos me dejen ser vaca.
¡Qué felices son las vacas!

Autora: Lola Alcázar

La importancia de la tribu, por Yolanda Castillo

Desde niñas somos educadas para ser desunidas, autosuficientes y en muchos casos, parece que ser mujer es ser una super heroína que puede con todo, que no necesita a nadie.
Nos educaron para que nos comportemos como señoritas, que seamos reservadas y que no vayamos por ahí hablando de nuestros secretos, porque eso no está bien visto.
¿Cuántas de vosotras durante la infancia o adolescencia habéis escuchado una frase del género: “la que hoy es tu amiga, mañana puede ser tu peor enemiga”?
Seguro que muchas.
Nos han echo creer a lo largo de nuestras vidas que las mujeres somos rivales unas de las otras, que no hay un lugar para cada una, que la desunión es la fortaleza y supervivencia.
Mentiras para dominar y someter a la mujer, que han ido pasando de generación en generación. Pero a alguien se le ha olvidado contarnos, que las mujeres cuando nos juntamos, cuando estamos unidas hacemos cosas y en la mayoría de los casos, cosas increíbles, que inician cambios, que traen conciencia y despertar.
Cuando estamos unidas, creamos lazos, vínculos, un espacio para estar de forma verdadera, una tribu. La tribu es poderosa e importante, en cualquier etapa de la vida, pero todavía más cuando inicias la aventura de la maternidad.
Estar en tribu, es descontruir todos aquellos conceptos e ideas equivocadas que han ido pasando de generación en generación en nuestras familias. La tribu es un espacio creado por cada una de las mujeres y también para cada una de ellas; donde todas las mujeres que la componen, tienen espacio para ser y estar. Ser ellas mismas, mostrar su verdadera esencia, con sus fortalezas e inseguridades, porque las fortalezas individuales construyen las fortalezas del grupo. Las inseguridades, tienen un lugar seguro en el que permitirse salir, sin miedo, porque las demás mujeres de la tribu las van a escuchar, abrazar y juntas construyen un camino para que esas inseguridades se transformen en fortalezas y le permitan brillar.
La tribu es un lugar para compartir a la vez que creas lazos con otras mujeres. Compartes sabiendo que no vas a ser criticada ni juzgada por lo que sientes o por como te sientes. Solamente van a apoyarte, pero que grande es poder sentir esse apoyo y ese calor, ¿no crees?
Sumergida en este bucle de emociones que surge en esta aventura de la tribu, te das cuenta que las demás mujeres, esas que habías aprendido de niña que son tus rivales; son, están y sienten exactamente como tu.
Te das cuenta que estar con ellas en tribu, es sanador para ti, para ellas y para todas. Porque todas nos reconstruímos, somos acompañadas, escuchadas, tenemos un espacio para ser y brillar, individualmente y en conjunto.
¿Te imaginas como hubiese sido tu experiencia de maternidad con una tribu?
Sintiéndote en casa, en un lugar con otras mujeres similares a ti. Pasando por diferentes etapas de la maternidad, desde la pre-concepción, la gestación y también el puerperio.
¿Te imaginas que nutritivo hubiese sido? Compartir con todas esas mujeres que están pasando por etapas diferentes, pero que todas se resumen en el amor por la maternidade, las dudas, miedos e inseguridades que surgen.
Que enriquecedor hubiese sido vivir la maternidad rodeada de mujeres que te sostienen, que te dan contención y que te impulsan con amor y claridad para brillar con tu luz propia.
La maternidad, desde tiempos ancestrales, siempre ha sido cosa de mujeres, vivida en tribu, disfrutando del conocimiento, sabiduría y presencia de las más ancianas. Poco a poco, en una sociedad más medicalizada e industrializada, hemos perdido esta magia, este poder que teníamos estando unidas, viendo a otras mujeres tener sus experiencias de maternidad, que tan nutritivas eran para las demás. Hemos tenido que adaptarnos y en la mayoría de los casos, desde la pre-concepción, el embarazo, el pos-parto y el puerperio, los vivimos en soledad, con el vacío de no tener otras mujeres que nos sostengan, renegando y delegando nuestro poder femenino, nuestra sabiduría ancestral, el poder de escuchar nuestro cuerpo y la capacidad de ser y estar para nosotras y para las demás. La industrialización y la desunión, nos ha echo creer, que todo esto que he mencionado que era “nuestro”, se nos olvide que existe y aprendamos a sobrevivir sin ello.
¿Quieres vivir una maternidad diferente?, ¿Quieres recuperar tu voz?, ¿ Tener un lugar para ser, con tu caja de pandora al completo?
Entonces hermosa mujer, busca tu lugar, tu tribu. Ese espacio mágico donde podrás pasar por cada una de las etapas de la maternidad compartiendo con otras mujeres, creando lazos, siendo escuchada y acompañada, recuperando toda esa sabiduría que poco a poco has olvidado que tienes. Busca tu tribu y permítete ser y estar!
Nútrete de la tribu. Ella está incompleta sin ti.
En algún lugar te están esperando.
Atrévete a volver a la tribu y a navegar por la aventura de la maternidad de una forma plena.

Yolanda Castillo
Terapeuta, Doula, Educadora Perinatal, Asesora de Lactancia

Mi hijo/a se quiere pintar, ¿le dejo?

Es muy probable que muchas de nosotras hayamos visto hace años una niña de tres años con las uñas pintadas y hayamos pensado “mi hija nunca irá así”. Y es posible que ahora que somos madres esa opinión se haya relativizado un poco.

Si tu niño/a se quiere maquillar, habría que atender a cuatro variables:

 

  • La edad
  • El motivo
  • El sexo
  • El tipo de maquillaje

Antes de que os echéis encima, me explico:

En cuanto a la edad, si tu hijo/a es muy pequeño, lo más probable es que simplemente quiera jugar. A los peques les encanta pintarse la cara en las fiestas y esto es más o menos lo mismo. Para ellos es disfrazarse, y disfrazarse es un juego simbólico que contribuye a su aprendizaje y a su desarrollo, que además nos ayuda a los adultos a conocerles mejor al permitirnos comprobar cómo perciben nuestro mundo. La mayoría de las veces lo hacen por imitación, ya sea de la madre, la abuela u otros amigos.
El debate está entre si le debemos eliminar el pintauñas después o le dejamos ir así al cole. ¿Le enseñamos que puede jugar en casa, pero que no es apropiado ir al cole así? Quizás lo entiendan, o quizás no… Ahí ya cada familia tendrá que valorar si lo puede gestionar o merece la pena la rabieta… En todo caso, yo recomiendo pactarlo primero: Te pinto para jugar pero después lo tenemos que quitar, ¿vale?

Pero si hablamos de una niña de 9-10 años, tendremos que atender al motivo: ¿Está jugando a disfrazarse o está intentando ser más “guapa y sexi“? En ese caso habría que preguntarse qué ejemplo les estamos dando, qué modelos sociales tiene esa niña a su alrededor. Es muy difícil luchar contra corriente, y muchas preadolescentes tienen ya asimilado que el éxito social de una mujer se mide en base a su capacidad de seducir. Nos bombardean con publicidad, con modelos irreales, nos acomplejan…, y todo esto en una personalidad en construcción es difícil de gestionar, por lo que la educación es muy, muy importante desde que son pequeñas.

¿Pero y si es un poco mayor? ¿Si tiene 13-14 años? Pues hagamos un ejercicio de memoria: ¿Cómo éramos nosotras con 13-14 años? ¿En qué curso estábamos? ¿Cómo eran nuestras amigas? ¿Qué amigos teníamos? ¿Estábamos preocupadas por nuestra chocolatina y nuestros playmóbil o ya empezábamos a prestar atención a un niño, a pisar alguna discoteca en un cumple, etc.? Muchas veces nos escandalizamos porque nuestras hijas lo hagan y resulta que no es tan raro. Nuestra labor consiste en estar igualmente a su lado, en comprobar que es consciente de lo que está haciendo, en ayudarle a hacerse mayor.

¿Pero y si no es una niña? ¿Y si es un niño? Exactamente igual, hay que fijarse en la edad. Un niño pequeño quiere jugar de la misma manera que una niña. En cambio, un adolescente es más difícil de interpretar. Un adolescente que se maquilla exageradamente, lo más probable es que esté tratando de llamar la atención y lo que habrá que averiguar es por qué y cuál es su mensaje.

Y por último llegamos al tipo de maquillaje:
Sobre todo con los niños pequeños, nos preocupamos de comprarle productos específicos, que contengan químicos agresivos, etc. Si sabemos que a nuestro peque le gusta maquillarse y nos lo va a pedir, deberíamos tener la precaución de comprar también maquillaje ecológico.
No tiene sentido comprar una crema solar de filtro físico y luego dejarle usar nuestros cosméticos.
Os recordamos este post sobre los componentes químicos a evitar.

Aquí os dejo algunos enlaces a maquillajes ecológicos que, en estos casos, no está de más invertir:

Pintalabios:

Pintauñas:

Sombra de ojos:

Colorete:

__________________________________

 

¡Y aprovechamos para recordar que nuestro curso de BLW empieza en pocos días!
¡Apúntate aquí o escríbenos a cris@lardamma.com!