PROTECTORES SOLARES (ESOS GRANDES DESCONOCIDOS)


Ahora que se acerca el verano. Yo soy de piel blanca, pero blanca más bien transparente  y cuanto menos ropa y más sol me quemo seguro.  Hace unos 6 0 7 años que no tomo el sol, ni voy a la playa, ya no tomo el sol, en cada exposición me salen granitos rojos, pequeños y que pican mucho. Así que ya no tomo rayos del sol, sino rayitos de la luna.
¿Qué son los rayos UVA?
 Son los que hacen que nos bronceemos (bronceado directo) y envejezcamos.
¿Qué son los rayos UVB?
Los rayos UVB provocan las quemaduras y aumentan el riesgo sufrir un cáncer a largo plazo, por lo que son los más peligrosos, operan sobre las células productoras de melanina, activando su producción y oxidándola, provocando el denominado “bronceado indirecto o duradero”. Por ello, es necesaria una doble protección: contra los UVA y los UVB.
El factor de protección solar (spf), nos dice cuánto tiempo puede estar alguien expuesto al sol antes de quemarse llevando crema puesta. Por ejemplo:
FPS 50= 50 VECES 10 MINUTOS (500 minutos) para piel blanca que en 10 minutos de exposición se pone rosada
FPS 50= 50 VECES 20 MINUTOS (1000 minutos) para piel morena que tarda 20 minutos en quedar rosada por el sol.
Si tenemos en cuenta que éstas cremas se prueban en laboratorio, usando a veces , hasta el doble de producto que nosotros nos ponemos, veremos que estamos dejando expuesta nuestra piel a una verdadera barbaridad de sol.
Es decir, cuanto más clara es la piel, menor la protección del filtro solar. Sin embargo, el tiempo no aumenta de manera exponencial según aumenta el número de SPF, un SPF 15 bloquea el 93.3% de los rayos UVB, un SPF 30 el 96.7% y un SPF 50 cerca de 98%. Es por esto que finalmente en las etiquetas encontramos la clasificación “protección baja”, “protección media” y “protección alta”
¿Y los rayos UVA? Esa radiación, que es muchas veces pasada por alto, porque no quema la piel, también está asociada a los cánceres de la piel. La mayor evidencia es el hecho de que esa enfermedad es cada vez más común, incluso con el uso de los filtros solares. Además, los rayos UVA tienen gran importancia estética, ya que es la radiación responsable por el envejecimiento de la piel y por su pigmentación. La gran dificultad de los protectores solares está en protegernos de esa radiación. Los test no consiguen precisar cuán protegidos estamos y, por lo tanto, no existe un factor estandarizado que nos indique esa protección. Las etiquetas de los productos suelen indicar “protección UVA/UVB” puede significar que el producto ofrece protección anti-UVA, aunque no se sabe a ciencia cierta cuál es la verdadera protección que nos proporciona. Todos los protectores solares con clasificación SPF entre 2 y 14 no protegerán contra los rayos UVA
Vale, ¿y ahora qué? ¿Cómo nos protegemos? ¿Qué crema solar nos ponemos? ¿Qué tenemos que elegir?
Dentro de los protectores solares existen dos grupos de filtros solares:
1.- Los químicos (cinamatos, benzofenonas o derivados del benzimidazol, phenol, avobenzone, octinoxato,…), absorbentes químicos trabajan mediante la absorción de la radiación ultravioleta (UV) y pueden ser diferenciados por el tipo de radiación que absorben, UVA o UVB. Estos actúan absorbiendo la radiación solar y son potentes alérgenos y disrruptores hormonales, es decir, interfieren en el correcto funcionamiento hormonal al actuar de forma similar a las propias hormonas de nuestro organismo. Los ingredientes activos de los protectores solares químicos, justamente al estar en contacto con el sol, se descomponen y crean radicales libres, moléculas altamente reactivas que generan una desorganización en las membranas celulares del organismo, dicho desorden es letal para la célula. Los radicales libres pueden atacar el núcleo de las células de la piel y causar mutaciones.
Suena completamente paradójico pero los protectores solares químicos en contacto con el sol acaban siendo absolutamente dañinos para nuestra piel.
2.- Por otra parte encontramos los protectores solares físicos que sontanto  eficaces en la protección contra los rayos UVA como en los UVB. Los dos protectores solares físicos más comunes son el dióxido de titanio y óxido de zinc, minerales que forman una pantalla sobre nuestra piel que actúa reflejando o dispersando la radiación UV.
A parte de que no contengan químicos y sean más naturales, las grandes ventajas de los protectores solares físicos es que son más seguros y protegen con los rayos UVB y UVA, que como ya hemos mencionado los químicos no nos aseguran un buen porcentaje de protección contra los rayos UVA, al ser sustancias minerales no son contaminantes para el medio ambiente; su efecto es inmediato, no hay que esperar un tiempo para que sean efectivo; son inocuos y no provocan alergias.

.

La protección solar es necesaria, dependiendo del tipo de piel en algunas un requisito indispensable, como la mía. Aquí te dejamos una entrada antigua con Cuidado de la piel frente al sol, son cuidados básicos que todos debemos repasar.
Un apunte, una prenda de algodón tiene un SFP 15. Si no puedes evitar estar al sol durante las horas más fuertes del día, cubre tu piel con un algodón tupido; colócate un sombrero, no expongas tu piel al sol en las horas de sol más fuerte… Las recomendaciones de cada año, pero que tenemos que recordar y estar atentas a ellas.
¿Y vosotras qué protector solar usáis? 
Toda la información técnica está sacada del Departamento de Salud y Servicios de FDA U.S (www.fda.gov) y de la Fundación del Melanoma (www.aimatmelanoma.net)

Información sacada de aquí:

http://www.laboutiquenatural.com/blog/blog-natural/2015/3/25/protectores-solares-fisicos-o-quimicos

A los papás (y mamás) que no se esconden: Gracias por #papanoteescondas

El pasado 14 de Abril empezamos un calendario de blogs (o como se llame) con el título “Papá, no te escondas!”. La idea surgió en una charla entre Carlos Escudero y Pau Almuní después de un encuentro de padres… la típica tontería que te vas animando uno a otro y acabas empezando una frase con esa palabra tan peligrosa…. “Podríamos…”.

 La parte buena es que no se quedó ahí. Primero, queríamos hacer un post con ese título a cuatro manos, y publicarlo en el blog de Carlos. Después, dijimos:

 – “porqué no hacemos cada uno un post con el mismo título y a ver que sale?”.
 – “Venga, y lo sacamos a la vez y nos hacemos referencia mutua!”
 – “Como mola… y si vemos si alguien más se quiere sumar? Total, no perdemos nada por intentarlo!”

Aquí van nuestros dos primeros GRACIAS 

 GRACIAS Bea Mamadedos por se la primera a la que le contamos la idea y dijo “Me encanta y me sumo encantada”! Recibir un sí en el primer intento es un chute de energía para seguir sumando.

GRACIAS Tanya por ser la segunda, y a la pregunta “Te animarías a…” responder “Cuando lo publico?”.

 Aquí ya nos planteamos que la idea podía tener su gracia… así que acudimos al maestro Joaquím Montaner para explicárselo y pedirle difusión entre los @papasblogueros. El nos puso sensatez (aplazadlo para darle tiempo y difundirlo) y coordinación (usad Inlinkz para mostrar todas las entradas en cada post que se sume).

GRACIAS Joaquim y una enorme reverencia por hacer de una idea loca una iniciativa molona.

 A partir de ahí se fueron sumando… aquí vienen los demás GRACIAS (ordenados sin sentido y con link a sus posts)

GRACIAS Maternidad Continuum por aportar su apoyo y su pequeño empujón
GRACIAS  La parejita de golpe por ser de los buenos, de los que dicen y hacen
GRACIAS Tropofoto por aportar realismo y optimismo a la paternidad
GRACIAS Papá Tróspido por normalizar lo normal aunque no habitual.
GRACIAS Papá Cangrejo por  tus tips. Me parto con el primero.
GRACIAS Yanosoyunpadrenovato por romper tabús y estigmas sociales.
GRACIAS Canguroencasa por sumarse desde un blog corporativo a la iniciativa
GRACIAS Un papá en prácticas por expresar los cambios que representa ser padre
GRACIAS Cris de Lardamma por tus estadísticas “científicas” 🙂

GRACIAS Personitas Creativas porqué una imagen vale más que mil palabras
GRACIAS Mi papá escribe por salir del armario (de la paternidad) por nuestra culpa!
GRACIAS Mamá Calabaza por hacernos llorar de emoción; deberíamos hacerlo más a menudo.
GRACIAS Los Angeles de Papi porqué tu miedo (el nuestro) no nos esconderá!
GRACIAS Mamiconcilia porque el movimiento se demuestra andando (y conciliando)
GRACIAS Mis Papis deben estar locos porqué la locura es la que hace cambiar el mundo
GRACIAS Sr Lobo por solucionar problemas y dar la cara como padre
GRACIAS @VSanchez1972 por ser bloguer por un día para ser hijo y padre 
GRACIAS Desde que oí tu latido porque sois un ejemplo, de los buenos.
GRACIAS Sergio Ramirez Ziato. Ojalá nuestros hijos nos recuerden como tu al tuyo.
GRACIAS Papá en Acción por contar una realidad y las ganas de convertirla
GRACIAS Papá on fire por “Las cosas buenas son contagiosas”. Felicidad.

Y nuestro último y por ello MÁS importante:

GRACIAS a ti por habernos leído, tuiteado, facebookeado. Puedes seguir haciendolo, os aseguramos que cada uno de los posts que están merecen la pena.

Puedes publicar un post aún, y añadirlo o avisarnos y lo haremos nosotros.

Y también puedes participar en nuestra siguiente idea loca: “Papá, XXX” que verá la luz el Martes 11 de Mayo. Más info en breve!

TDAH ¿TRUCO O TRATO?


 
La existencia del Trastorno de Atención, con Hiperactividad (TDAH) o sin Hiperactividad (TDA), actualmente sigue estando cuestionada.
¿Qué intereses cubre la presencia del TDAH?
¿Su existencia mejora la salud de los niños que son diferentes, más inquietos o menos atentos que sus iguales?
¿Es una invención que genera enormes beneficios económicos a costa de medicar a niños sanos?
Para hablar y analizar sobre el TDAH, parto de la base de que no es una conducta alterada ni un trastorno social ni una enfermedad mental; es un trastorno de origen neurológico, que afecta la zona del autocontrol del cerebro y que se origina por un desequilibrio entre dos neurotransmisores: la noradrenalina y la dopamina.
Si queremos evaluar del TDAH es necesario realizar un trabajo en equipo entre la familia, la escuela, los psicólogos, los pediatras y los psiquiatras expertos en esta patología; acompañando al niño, sobretodo, desde el amor y la empatía. Además los cuestionarios y evaluaciones que se pueden utilizar (como el manual DSM-IV, ICD10, test de Conners o/y escala EDAH) son orientativos, complementarios y no determinantes para diagnosticar taxativamente el TDAH. Debemos hacer un análisis personalizado de cada caso, pues no todos los niños hiperactivos (o más inquietos que el resto del grupo de iguales) mantienen los mismos niveles en atención, impulsividad, hiperactividad, comportamiento y aprendizaje. Ni todos los niños tienen las mismas necesidades.
Para crecer saludablemente, nuestros niños necesitan ir redescubriendo quienes son, hasta donde pueden llegar a hacer o qué normas implícitas y explícitas hay en su entorno más cercano. La impulsividad y la hiperactividad son dos rasgos característicos de la edad infantil y están presentes en todos los niños (con o sin TDAH). Entonces ¿Qué queremos, truco o trato? ¿Medicamos a los niños, de por vida y con efectos secundarios, para que no molesten ni en casa ni en la escuela o apostamos por una evaluación personalizada y amplia de cada caso?
Evidentemente un niño más movido que el resto requerirá de una atención distinta (que no especial) más plástica, menos rígida y más agotadora para el adulto que lo acompaña. Los niños son niños, no adultos, y están en el momento vital de máxima expansión para desarrollarse saludablemente y experimentar sobre su entorno.
Un trato, educación y crianza respetuosa y consciente hacia los niños facilitará el poder ser adultos más sanos, respetuosos y conscientes.
Para poder abordar la actuación del TDAH y las diferencias individuales de cada ser humano, es necesario incluir un cambio en el sistema educativo familiar, escolar y social.
Miremos el mundo del niño, desde la perspectiva y visión del niño. Somos los adultos los que tenemos la responsabilidad de acercarnos a él y no a la inversa.
Además la hiperactividad en algunos niños suele ser transitoria y su origen puede partir de factores biológicos y psicosociales:
 Problemas familiares que les hayan afectado; por ejemplo, que papá y mamá se hayan separado y uno de ellos se haya marchado de la casa.
– La muerte de una persona querida.
– La llegada de un nuevo hermanito.
– Un cambio de domicilio, de país y/o de amigos.
– Que el niño sufra un rechazo por parte de la familia o en la escuela.
– Que el niño reciba un trato agresivo por parte de los adultos.
– Que al niño se le impongan órdenes y prohibiciones absurdas.
Poca libertad ante una iniciativa del niño.
Organización de la vida del niño de manera inadecuada.
– Problemas durante el embarazo.
– Manipulación o violencia obstétrica durante el parto(Fórceps, etc).
Enfermedades infecciosas graves durante las primeras edades.
– Algún golpe fuerte recibido.
– Algún defecto o enfermedad física.
– Su estado de ansiedad.
Inicialmente no incluyo las “etiquetas” en el acompañamiento y búsqueda de soluciones o estrategias con mis clientes, pero existen. Hablar de TDAH, es hablar de una etiqueta. Así que, de igual modo que cuando nacemos nuestros padres nos regalan un nombre, la Ciencia otorga nombres para cada una de las sintomatologías observadas (cual padre a sus hijos) cuando se observan ciertos síntomas físicos y/o psicológicos. Y aunque el TDAH ha recibido distintos nombres desde su primera descripción (hace más de 100 años), es una entidad clínica reconocida como tal desde hace más de 50 años. En 1998, la American Medical Association lo describió como “uno de los trastornos mejor estudiados en medicina, en el que los datos globales sobre su validez superan a los de muchas enfermedades” y la Organización Mundial de la Salud, en su documento “Caring for children and adolescents with mental disorders” (2003), lo identifica como un trastorno poco conocido y con importantes repercusiones económicas en el cuidado de la salud infantil.
En estas dos afirmaciones hayamos ya una de tantas discrepanciasrespecto al TDAH. Otro ejemplo de contradicción es la revelación del famoso psiquiatra estadounidense que descubrió el TDAH, Leon Eisenberg quien confesó (según el semanario alemán Der Spiegel) siete meses antes de fallecer en 2009, que el TDAH se trata de “un ejemplo de enfermedad ficticia”. A continuación os dejo el enlace de la noticia: http://www.lavanguardia.com/vida/20130527/54374878936/deficit-atencion-ninos-ficticio.html
Ante estas revelaciones, también podemos mencionar otro estudio realizado por la psicóloga estadounidense Lisa Cosgrove. Ella expone que de los 170 miembros del grupo que trabaja con el ‘Manual de los trastornos mentales’, el 56% tenía una o más relaciones financieras con empresas de la industria farmacéutica.
Con estos intereses cruzados y dificultades sobre la mesa, no es de extrañar que el TDAH se esté sobrediagnosticando y que durante los últimos cinco años, en Estados Unidos (EE. UU.), las cifras de TDAH hayan aumentado en un 22%; lo que significa que ahora uno de cada diez niños (10%) está diagnosticado de TDAH, suponiendo hasta un total de 5,4 millones de niños diagnosticados con TDAH de 4 a 17 años en EE. UU.
        
El TDAH es un trastorno cuyo diagnóstico es aún incierto y necesita una seria instigación para aclararlo. Buscar y tratar las razones psicosociales que desencadenan ciertas conductas es un proceso más largo y más importante que prescribir una pastilla contra el TDAH o una “pastilla mágica”.
También os facilito un enlace del programa completo “Retrats” del pasado 4 de marzo de 2015 y dos enlaces de parte de la misma entrevista; donde conversan con el psiquiatra, neurólogo y psicoanalista Jorge L. Tizón principal experto en salud mental del estado español:
“Empastillados” (entrevista completa):
“El TDAH es una invención farmacológica”
“Psiquiatras infantiles me piden ayuda para saber resistir la presión que reciben para que mediquen a los niños”

 

– Facebook
– Blog
TU ESPACIO PSICOLÓGICO
Psicología consciente y respetuosa para familias, parejas, conductas adictivas, duelos, coaching, cambios vitales, crecimiento personal y acompañamiento emocional.

Emprender y criar se conjugan parecido

En su día, hice algún símil entre emprender y criar… cada vez veo más claro que son dos aventuras muy muy parecidas.

Tanto desde el punto de vista empresarial como desde la pasión, la paciencia y el positivismo necesarios en ambos casos.

Creo que cuando vas a tener un bebé, te replanteas toda tu vida.

Miras hacia dentro de ti, como eres, como has crecido, que te ha llevado a ser quien eres. Piensas en como te gustaría que fuera tu hijo, cómo quieres educarlo y criarlo. Analizas que cosas hicieron tus padres contigo, cuales quieres intentar hacer igual de bien y cuales vas a intentar mejorar. Haces una limpieza espiritual importante, pues seguramente por primera vez en tu vida, hay algo más importante que tú.

También miras hacia fuera, que haces, con quien te relacionas, dónde trabajas, dónde pasas tu tiempo. Te planteas si realmente estás haciendo lo que te gusta y te apasiona, si vas a querer que tu hijo te vea así, si sientes orgullo al pensar en ello. Valoras menos ese 110% de tí que das en tu trabajo, pues quieres darle el 200% a tu hijo. Te planteas conciliar más y mejor. Ya no pierdes tiempo en depende de que cosas… porque no lo tienes y porque no es importante.

En bastantes casos, el impulso que sentimos es emprender. Yo lo sentí. Mi pareja también. Y ahora estamos encantados de haberlo hecho.

Papá, no te escondas nunca, por Zida

Desde el blog de la nena de Zida, nos llega esta entrada:

¡Papa no te escondas…nunca!

Estoy orgullosa de poder decir que mi papa no se esconde, mi papa sabe lo mismo de mí que mi mama (incluso a veces sabe más). Él no tiene tetita pero tiene un corazón que late con mucha fuerza y es el mejor sonido que puedo escuchar a la hora de dormirme.

Mi papa sale rápido de trabajar para comer conmigo y verme aunque sólo sea por una hora. Luego vuelve a trabajar pensando en cuando llegue a casa a tirarse en el suelo y jugar a cualquier cosa con tal de estar a mi lado.

Mi papa se emociona con cada gesto que hago, sabe cuantos granitos tengo en el cuerpo, sabe cuando tengo fiebre y cuando alguien pregunta por mi no mira a mi mama para que conteste; él sabe todo como ella.

Mi papa hace todas esas comidas tan ricas que luego como yo mientras él me mira investigando cada gesto.

Mi papa sabe lo duro que es para mi mama llevarme en su tetita cuando está cansada así que está pediente de ella y nos ayuda a las dos a estar tranquilas.

Mi papa es féliz estando conmigo y lo grita a los cuatro vientos en cualquier esquina.

Deseo que mi papa nunca cambie y que todos los papas del mundo sean con sus hijos como es el mio. Los papas no sólo traen dinero a casa…traen felicidad!

GRACIAS PAPAAAAAAA

Puedes leer la entrada original aquí.

PAPÁ, NO TE ESCONDAS

-Número de padres que me encontré en la sala de espera en mis visitas a la matrona durante mi embarazo (y siempre había gente): 2

-Número de padres que acompañaban a las madres a hacerse las ecografías en el hospital: algo más, aproximadamente 1 de cada 3.

-Número de padres que asistían a las clases de preparación al parto en un grupo de 15 mujeres: 2

-Número de padres que asistían a las clases gratuitas de masajes para el recién nacido en un grupo de 50 bebés: 4

-Número de padres que hay una tarde cualquiera en el parque de detrás de mi casa: uno de cada 5 niños siendo optimista.

-Número de padres que asistieron a la última reunión de la clase de mi hijo mayor: 3, en una clase de 30 niños.

-Número de padres que conozco que saben cuál es el cajón de los calcetines del bebé: 0

¡¡¡PAPÁ, NO TE ESCONDAS!!!

PAPÁ NO TE ESCONDAS


¡PAPÁ, NO TE ESCONDAS!
¿Eres uno de esos padres a los que, cuando les preguntan qué tal son sus hijos, responden que son geniales, que nunca se quejan de noche (y si lo hacen ni idea, yo me quedo sordo cuando me acuesto), que siempre obedecen a todo (o no, pero ya está mamá para arreglarlo, ella siempre tan atenta), uno de esos padres fantásticos, con esposas maravillosas que siempre están arregladas cuando llegas de trabajar, con la casa limpia como una patena, que disfruta de ver los domingos el fútbol en tu pantalla de 50 pulgadas con una cervecita bien fría en la mano mientras tus “pequeños y queridos diablillos” están debidamente anestesiados delante de sus correspondientes pantallas?¿Si?.
 ¿Consideras que la verdadera felicidad en la familia llegará cuando tus hijos sean mayores y empiecen a ganarse la vida fuera de casa y aparezcan en domingos y fiestas de guardar, para darle la alegría a su madre y que pueda pasarse 4 horas cocinando? …Por supuesto, por favor, ¡con lo que a ella le gusta! (yo nunca la he oído quejarse, creo).
Eres de los que prefieren quedarse horas en la oficina, en vez de volver a casa a bañarte con tus hijos, que delega todas las tareas de la casa en tu fantástica mujer, que no sabe que botón enciende la lavadora, que no sabe que a su hija no le gusta el vestido rosa con las medias, que no recuerda que la profesora de los niños se llama María, etc… ¿Sí?…Pues siento darte ésta noticia, pero ESTÁS MUERTO.
, lo estás. Ese hombre es más antiguo que las pinturas de Altamira, y te doy una noticia, ese tipo de hombres ya no gustan a nadie, absolutamente a nadie. Torrente sólo triunfa en sus casposas películas. Lo que realmente nos gusta a todas, es un hombre que se implica en su casa, en la crianza de sus hijos, en su educación.  Un hombre que por muy alto ejecutivo que sea, está deseando llegar a casa o escaparse un rato durante el café a ver a su hijo, un hombre que es papá y le gusta, que sirve de apoyo y pilar junto con mamá en casa, que concilia vida familiar y trabajo y respeta las decisiones tomadas conjuntamente en casa, un padre que da el mejor regalo a sus hijos “ALAS Y TIEMPO PARA VOLAR”
Y no, ese hombre no es menos hombre ni tiene la parte femenina más desarrollada, ni es un calzonazos, ese hombre es un PADRE CONSCIENTE, INTEGRADO EN LA UNIDAD FAMILIAR, COOPERATIVO, SUMADOR, ADAPTADO AL PRESENTE, CON LAS IDEAS BIEN CLARAS, Y SOBRETODO QUERIDO.
Si formas parte de éste segundo grupo, solo tengo algo que decirte, gracias, gracias por haber roto estereotipos anticuados, por enseñar a tus hijos que no hay más diferencia entre un hombre y una mujer que la puramente estética. Por enseñar unos valores nuevos que nos ayudarán a crear un futuro diferente, un futuro en el que los adultos no deban sanar sus traumas infantiles ni cumplir expectativas absurdas, uno en el que los padres no vivirán sus sueños a través de sus hijos, uno sin ataduras tan duras como el miedo a defraudar a un padre por no cumplir con lo esperado.
En resumen, un PADRE QUE NO SE ESCONDE.
Grítalo orgulloso, abiertamente, sin miedos, te darás cuenta de que hay muchos más como tú, que se reúnen para hablar de sus cosas, sus problemas, se apoyan entre ellos y hacen tribu…
¿Quieres un ejemplo?   https://www.facebook.com/groups/siloshombreshablasen/    Échale un vistazo, seguro que te gustará, o busca algún grupo a tu alrededor que habrá para elegir, pero no te escondas nunca más, no vale la pena, hay demasiado por ver y compartir.
       

Papá, no te escondas!

Papá, sal del armario!

Que haces ahí metido? No ves que pareces bobo? Porqué no opinas? Porqué no asumes tu responsabilidad? Venga, no tengas miedo. Si lo intentas lo conseguirás. Venga va que tu puedes. Sé que nunca realmente lo has hecho, que te has visto superado. Que empezaste con ganas y te quedaste en el camino. Que primero fue la comida, luego el médico, luego la ropa y que sólo te queda el juego. Que te has quedado como un simple proveedor.

Asume tu responsabilidad. Son también tus hijos, y debes hacerte cargo de ellos. No basta con trabajar hasta las tantas, darles un beso antes de que se acuesten y otro antes de irte a trabajar más unos ratitos de juego los fines de semana. Ellos no quieren eso; y no me digas que hay facturas que pagar, porque sí, hay facturas que pagar. Pero también hay besos que dar, abrazos que recibir, decisiones que tomar y responsabilidades que asumir. Y no conozco aún un sólo niño que prefiera jugar sólo a la Playstation 4 que jugar al escondite con su padre. Así que no te escudes en que trabajas tanto para darles todo lo que quieran. Eso es de cobarde, de los que se esconden en los armarios. Porque te excusas en “soy muy desastre”, pero no me lo creo. No me creo que en tu trabajo utilices la misma excusa.

Es probable que cuando nacieron empezaras con ganas; ibas a todas las ecografías (almenos del primero), estuviste en el parto (si te dejaron) y te lo currabas mogollón en el puerperio: te levantabas a medianoche para estar con tu mujer mientras daba el pecho o le dabas tu el biberón. Le hacías masajes en los pies cuando el bebé dormía. Salías temprano de trabajar para que a ella no se le viniera el mundo encima. Pero poco a poco, te fuiste metiendo en el armario. Ella sabía mucho más que tú, porqué se había informado sobre lactancia, puerperio, alimentación y educación. El entorno tampoco ayudaba: las consideran a ellas como únicas responsables de educar y criar a los niños y a los padres como simples espectadores y proveedores. Y tu te lo fuiste creyendo.

Pero tu puedes cambiar eso. Puedes cambiarlo desde ya. Abre la puerta y sal del armario. Sé un hombre. No será fácil, los cambios no son fáciles. Y tampoco será inmediato. Tendrás que demostrar con tus acciones que quieres cambiar o te volverás y te volverán a meter en el armario. Tendrás que ser constante… dicen que los hábitos tardan 21 días en establecerse, así que ya sabes. #salpuntual y llega temprano a tu casa. Llévales al cole y recógelos la mitad de los días de la semana. Decide que ropa se ponen. Entérate de lo que tienen que llevar ese día al cole, de quienes son sus amigos, de que quieren hacer con su vida. Sé un hombre, asume tu responsabilidad para que tu pareja pueda asumir las suyas.

Historias de mamá vol.3

LACTANCIA A MELLIZOS (O CÓMO PASARSE EL DÍA ENTERO CON LAS TETAS AL AIRE)

Intentaré ser breve, por si la siesta de los peques se acaba antes de que yo termine!
Siempre quise amamantar. Al principio, porque me parecía lo más natural y hermoso. Cuando supe que eran dos, por qué no decirlo, porque pensé que me ahorraría un dineral!
Pero tenía miedo. Había oído demasiados “no tenía leche”, “mi leche no le alimentaba”, “mi leche estaba aguada”, etc (un largo etcétera…) Mi hermana me aseguraba que eso normalmente no era realmente cierto y, por fortuna, mi madre me regaló “Comer, amar, mamar”, de Carlos González; este libro contiene “Bésame mucho”, “Un regalo para toda la vida”, que me abrió los ojos acerca de la lactancia, y “Mi niño no me come”, como much@s sabréis.
Y, cuando aprendí cómo funcionaba esto de la teta, supe que podría con dos. Porque se puede. Que nadie pretenda engañaros si queréis hacerlo. Ni siquiera se necesitan mil consejos acerca de cómo apañarse, porque al final todo fluye por su cauce. Por supuesto que a veces es algo duro (al principio se pasa hambre y sed, os tendréis que proveer de una botella de agua, mínimo!), tendréis los pezones extra sensibles (nada que el aceite de oliva no pueda reparar), quizás alguna obstrucción o mastitis (que pueden superarse sin abandonar la lactancia), cambiaréis pañales con las tetas fuera (total, van a pedirla de un momento a otro…!), os morderán, patearán, pelearán por ellas (sí, verdaderas luchas fratricidas por ver quién controla ambas!)… pero merece la pena, os lo aseguro. Todo se pasa. Crecen muy rápido. A veces se miran y se toman la mano mientras tetean… O las ven, sonríen y vienen corriendo a abrazarlas. Es puro amor. Que nadie os engañe.

Sara.

CORAZÓN ELÁSTICO…

Un corazón elástico, es lo que parece a veces que tengamos algunos, me explico, un corazón elástico para aguantar de todo.
Conoces a una persona y te enamoras, piensas que nunca más podrás querer a nadie tanto, entonces te quedas embarazada y nace esa personita que hace que tu corazón se agrande para dar cabida a otro amor más grande si cabe, se estira y se amolda, llega hasta límites insospechados, piensas que no podrás aguantarlo, pero ves notas cómo crece cada día.
Tú vas por el mundo con el corazón henchido hasta límites increíbles, y viene de repente un opinó logo de esos que abundan tanto y te pincha esa burbuja que habías creado llenándote de dudas, cuestionando todo lo que tenías más que seguro ésta mañana, y vuelves a notar la elasticidad de tu corazón, ésta vez haciéndose pequeño, encogiéndose delante de esas palabras.
Llegas a casa y te encuentras con tu alma gemela, te pregunta que te pasa y en un momento te vuelve a hacer sentir en casa, vuelves a tener más que claras tus prioridades, tus dudas se vuelven a convertir en empoderamiento, vuelve a resurgir esa leona que se come a quién haga falta por su manada.
 Y te acuestas rodeada de manos, piernas, cabecitas, pero sobretodo de amor puro, duro y grande.
Tu corazón vuelve a estar lleno otra vez, ha demostrado su elasticidad otro día más.
Su capacidad de aguantar lo que le echen sin romperse, aunque a veces haya días en los que duela tanto que jurarías que se ha fisurado… pero no, no te falla, porque al final del día siempre hay algo que lo recompone. Un te quiero, un te quiero mami, una caricia medio dormida, una sonrisa mellada.
Y la vida vuelve a cobrar sentido otra vez para aguantar otro día más.