Arrepentimiento

Cuando, durante mi embarazo, mi matrona comenzó a hablarme de porteo, colecho, de Carlos González…, chocaba radicalmente con todo lo que me habían hecho aprender con mi hijo mayor y pensé que me había tocado una hippy, que qué le íbamos a hacer…

A base de insistir con esos temas, acabé buscando en google quién era el famoso Carlos González, vi un video y la verdad que, aunque en aquel momento me pareció que decía cosas muy impropias de un pediatra, me cayó bien. Un video de este hombre hablando sobre alimentación complementaria me llevó a hacer una nueva búsqueda: BLW. Lo hablé con una amiga que también iba a ser mamá poco después que yo y que estaba más enterada (o estaba igual de enterada pero como no tenía hijos mayores no le resultaba tan chocante y contradictoria esta información) y me sugirió apuntarme a un grupo de Facebook. De este grupo de Facebook llegué a otro más general sobre crianza. Mientras, mi matrona seguía hablándome de cosas que, bien pensadas, tenían su lógica. Cada vez más.

Llegó el día del parto, apuré la llegada al hospital hasta apenas una hora antes del nacimiento por el miedo que tenía a una nueva carnicería y, al llegar, me encontré con dos matrona que me hablaban con respeto y comprensión, me sugirieron adoptar la postura que considerase más cómoda y me pusieron a mi hija encima desde el momento en que nació. No la separaron ni si quiera para pesarla hasta dos horas después, mientras me insistían en lo importante que era el contacto piel con piel desde el primer momento y me ayudaron a iniciar la lactancia allí mismo.

No me lo esperaba. Tal vez mi matrona no era tan hippy. Tal vez las cosas estaban cambiando de verdad.

Seguí investigando, cada vez participaba más en los grupos y cada vez iba cobrando todo más sentido, hasta el punto de que me empezaron a parecer absurdos algunos consejos que había seguido con mi hijo mayor, al que le di de mamar durante diez minutos exactos cada tres horas exactas y lo único que conseguí con ello fue agotar la lactancia en seis meses y un bonito cólico del lactante, que ya dudo si eran cólicos o ganas de mamar y consolarse conmigo. En cambio, la niña iba creciendo con un lustre que jamás tuvo su hermano sin que aparentemente le doliera nada. ¿Por qué entonces los pediatras de hace años recomendaban prácticas artificiales y encorsetadas que, además de ir contra la lógica, complicaban la situación en lugar de solucionarla?

Mi cambio de visión sobre la lactancia se extendió a la alimentación complementaria (¿por qué darle una papilla de arroz desidratado, extrusionado y azucarado pudiéndole dar arroz?), al colecho (¿por qué tener que levantarme mil veces por la noche pudiendo tener al bebé al lado para dormir mejor las dos?) y, por último, a la educación;

Descubrí la educación respetuosa, algo que no haría falta descubrir porque debería ser un comportamiento obvio, pero no lo es. Recordé que, cuando era pequeña, respetaba mucho más a un profesor que me decía “Fíjate bien en lo que has hecho y piensa dónde está el fallo” que a otro que insinuaba de malas maneras que yo era tonta cuando fallaba una pregunta. Recuerdo que con el primero me daban ganas de seguir aprendiendo y con el segundo me daban ganas de mandarle a la mierda y pasar de todo. Y esto me llevó por fin a revisar la educación de mi hijo mayor.

Es muy, muy difícil, quitarse de la cabeza ideas que me habían ido metiendo con calzador desde que nació, desde el mismo pediatra hasta las técnicas de modificación de conducta que estudié en la carrera, ideas como “se te está subiendo a la chepa”, “no le permitas ni una”, “la adulta eres tú, tú eres quien pone las normas”, etc. No es que no sean ciertas, es que están mal planteadas de base. No se puede educar a la defensiva, y había tardado casi 15 años en darme cuenta. ¿Y ahora qué podía hacer? Ya era demasiado tarde, ya no era un niño. Mi hijo había crecido en un ambiente hostil por mi culpa. Empecé a verle de otra manera. Lo que antes me parecían conductas provocadoras, ahora seguían siendo un problema, pero empezaba a entender de dónde venían. Empecé a empatizar: él no era un tamagochi al que educar, era una persona que merecía el mismo respeto que yo. Pero han sido 15 años de relación con él y es muy difícil cambiar de repente la manera de tratarnos.

He hablado con él sobre este tema y no estoy segura de que lo haya entendido. Le he explicado que quiero cambiar nuestra relación y la manera en que reaccionamos el uno al otro, le he pedido perdón por las veces que no le tengo paciencia… aunque me sigue costando a veces controlarla. Pero después de esta conversación, creo que lo único que él piensa es que empiezo a chochear. Me dice que no pasa nada, no le da importancia, pero para mí sí es importante.

Me queda muchísimo por aprender, pero hoy necesitaba escribir esto para liberarme y para darle las gracias a mi matrona, porque si ella no me hubiera hablado de crianza natural, nunca hubiera llegado a ver videos de Carlos González; y si no hubiera dado con un video sobre alimentación, nunca hubiera conocido el BLW; y si nunca hubiera conocido el BLW, nunca hubiera entrado en los grupos de Facebook; y si nunca hubiera entrado en los grupos de Facebook, nunca hubiera conocido otra manera de hacer las cosas. Y supongo que he llegado a conocer todo esto demasiado tarde, pero al menos me ha dado tiempo a pedirle perdón a mi hijo. Algún día se dará cuenta de que todo lo que hice, lo bueno y lo malo, fue pensando siempre que era lo mejor.

Bebés llorones

“¿Pero por qué llora si no le pasa nada?”, “Ha comido y está limpio, lo que tiene es cuento”.

¡Error! ¿Cómo sabes que no le pasa nada? ¿Cómo te atreves a dejarle llorar porque no tenga molestias visibles?

Un bebé no llora porque le apetece, ni para llamar la atención ni manipular. Esos procesos cognitivos complejos no los dominará hasta muchos años más tarde. Si llora es porque le pasa algo.

Por favor, ¡no le dejes llorar! No le hagas saber que no puede contar contigo cuando lo necesite.

Estas son solo algunas cosas que pueden pasarle al bebé y que no se pueden ver a simple vista:

  • Le pica una oreja
  • Tiene un hilo enredado entre los dedos
  • Se ha asustado por algo
  • Tiene sed
  • Se le ha dormido el pie
  • Se ha arañado
  • Tiene un afta bucal
  • Hay demasiada luz
  • Necesita cambiar de postura
  • Le va a salir su primer diente
  • Un moco no le deja respirar bien
  • Le raspa la etiqueta del body
  • Le duele algo
  • Tiene calor
  • Tiene frío
  • Tiene la garganta irritada
  • Se le ha metido una mota de polvo en el ojo
  • Ha chupado el peluche y tiene un pelo en la lengua
  • Le hemos apretado demasiado el pañal o el patuco
  • Tiene una contractura (mucho más común de lo que la gente piensa por la hipertonía de los bebés muy pequeños)
  • Necesita una referencia de dónde está y con quién
  • Se ha mordido la lengua con las encías
  • Necesita saber que no le han abandonado
  • etc.

¿Cómo sabes que no le pasa nada? ¡Mira su cara de angustia!

 

¡Por favor, no dejes llorar a tu bebé!




Cris. Educadora social especializada en atención temprana, mamá de dos y directora editorial.

¿Qué llevar cuando llega el momento de dar a luz?

Cuando se acerca el momento del parto, nos entra la necesidad de controlarlo todo y de tener todo listo por si tenemos que salir corriendo, y siempre nos surge la misma duda: ¿qué meto en la maleta?
Depende de la estación del año en la que nos encontremos, los artículos, serán de más o menos abrigo.
Descartando lo típico de cada estación, os voy a facilitar una lista de cosas importantes a tener en cuenta.

Para ti durante la dilatación:

Tu plan de nacimiento
Tarjeta del seguro y otros papeles que necesites
Pasadores y cintas de pelo, si las usas
Algo para leer
Aceites o lociones para masajes (por si tu pareja quiere ayudarte a relajarte durante las contracciones)
Barra hidratante para los labios
Música (en algunos hospitales te dejan llevar tu lista de música)
Artículos de aseo personal
Yo me llevé la pelota de pilates, en algunos hospitales ya la tienen.

Para tu pareja o tu compañero/a de parto:

Dinero para el parking
Cambio para las máquinas expendedoras
Artículos de aseo personal
Una muda de ropa
Algo para comer durante las primeras etapas del parto
Cámara de fotos y videocámara con pilas, carretes o tarjetas de memoria suficientes (si os apetece inmortalizarlo)

Después del parto:

Unos camisones (si llevan botones delante mejor, así puedes abrirlos para dar el pecho)
Sujetadores de lactancia
Almohadillas protectoras para los senos
Toallas higiénicas
Artículos de tocador
Algo para comer
Muda de ropa (holgada) para volver a casa
Zapatos bajos
Sobre todo si estáis en un hospital público, os aconsejo que llevéis muchas compresas de noche, de esas de las gordas, ya que en mi último parto , los recortes habían hecho que hasta esas desaparecieran.
 Y si vais a dar el pecho y sois de las que tienen una subida grande, yo eché de menos un sacaleches para poder vaciar algo el pecho y que mi niña pudiera mamar, ya que manualmente era imposible.

Para tu bebé 🙂

Pañales y toallitas ( de tela o normales)
Crema para escoceduras del pañal (si es natural mucho mejor)
Una muda para cada día que estéis en el hospital (body si es verano, pelele entero si es invierno)
Una silla para bebé en el coche.
Una muda de ropa para ir a casa
Una mantita (calentita si hace frío)
Pañales
Gorro (opcional)
Cortauñas o lima de bebé

Propuesta de menú semanal para toda la familia (bebés desde 6 meses)

Este menú ha sido avalado por Lorena Díaz Fernández, dietista-nutricionista 

Recordamos que todos los ingredientes han debido introducirse previamente por separado o junto con otros en los que ya hayamos descartado una posible reacción.
Si queréis la receta de algún plato, lo podéis preguntar en comentarios.

LUNES 

-Comida:

  • Lentejas. Para el bebé en forma de hamburguesas. 
  • Ensalada. Para el bebé, separarle trozos de tomate, pepino, etc. antes de aliñar. 
  • Arroz con leche vegetal.

-Cena:

  • Judías verdes salteadas con ajo y jamón. Para el bebé, evitar el jamón por el exceso de sal. 
  • Tortilla francesa.
  • Manzana asada.

MARTES 

-Comida:

  • Pollo asado con patatas y verduras.
  • Helado de sandía.

-Cena:

  • Lenguado a la plancha con espárragos trigueros. Para el bebé, solo las yemas de los espárragos por ser menos fibrosas.
  • Brochetas de fresa y plátano.

MIÉRCOLES 

-Comida:

  • Sopa de fideos. Para el bebé, el caldo se le ofrece en un vasito. 
  • Albóndigas en salsa.
  • Piña.

-Cena:

  • Ensalada con huevo cocido o pollo o pavo. Para el bebé, separarle trozos de tomate, pepino, etc. antes de aliñar. 
  • Smoothie de frutas.

JUEVES 

-Comida:

  • Arroz con conejo.
  • Rodajas de calabacín a la plancha.
  • Melón o sandía.

-Cena:

  • Pizza casera. La parte del bebé, sin queso 
  • Mandarinas.

VIERNES 

-Comida:

  • Pasta con tomate.
  • Palitos de pescado caseros.
  • Melón.

-Cena:

  • Empanadillas de verduritas.
  • Muffins de pavo.

SÁBADO 

-Comida:

  • Ensalada de garbanzos.
  • Croquetas de pescado. Las haremos con salsa velouté en lugar de bechamel y las doraremos al horno. 
  • Naranja.

-Cena:

  • Champiñones rellenos.
  • Crepes de jamón york con verduras.
  • Batido de fresas con leche vegetal.

DOMINGO 

-Comida:

  • Paella de quinoa. El único marisco a evitar son las gambas y similares, por el cadmio. Puede llevar pescado, almejas, etc. 
  • Melón.

-Cena:

  • Coliflor salteada con ajo.
  • Filetes de pavo a la plancha.
  • Pera.

14 cosas que nunca deberías decirle a una madre que amamanta (y por qué)

  • ¿Tienes leche? Las mujeres de tu familia no hemos tenido. 

 ¿Por qué? Porque lo más probable es que eso no sea cierto. Todas las mujeres pueden dar el pecho excepto casos muy raros de enfermedades congénitas. Otra cosa es que no tuvieran ayuda para asentar con éxito la lactancia, que puede tener dificultades.

  • Se le ve flaquito a tu bebé, quizás tu leche no sea buena. 

¿Por qué? Porque no existe la leche materna mala, es siempre el mejor alimento que podría tomar el bebé.

  • ¿Y con tu pecho pequeño tendrás suficiente leche? 

¿Por qué? Porque además de ser ofensivo es una idiotez. El tamaño original del pecho no influye en la capacidad de producir leche.

  • ¿No es muy mayor para seguir mamando? 

¿Por qué? Porque si sigue mamando es porque la madre y el/la niñx quieren y no eres quién para meterte en medio.

  • Te usa de chupete. 

¿Por qué? Porque son los chupetes los que se fabricaron para imitar al pecho, no al revés.

  • ¿Otra vez a la teta? 

¿Por qué? Porque la lactancia materna debe darse a demanda, tal como aconsejan la OMS, la AEPED, UNICEF, etc.

  • Deberías ir acostumbrándole al biberón para cuando no puedas estar con él. 

¿Por qué? Porque eso no tiene ningún sentido. Cuando la madre no pueda estar con el bebé por el motivo que sea, quizás pueda sacarse leche o solucionarlo de otra manera. Mientras tanto, no va a darle una opción peor a la que tiene solo para que se acostumbre.

  • ¿No te entra complejo de vaca? 

¿Por qué? Porque es ofensivo. Las mujeres podemos dar el pecho como cualquier otra hembra de mamífero y eso es algo bueno y natural, no algo feo de lo que haya que acomplejarse.

  • Dale en la mejilla para que no se duerma mientras mama. 

¿Por qué? Porque si el bebé quiere dormir, se le debería dejar dormir. Esa es su manera de tranquilizarse.

  • Los niños que toman lactancia materna duermen peor. 

¿Por qué? Porque es al contrario: los problemas de sueño se solucionan mucho más fácilmente con la lactancia materna que la artificial (colecho vs. levantarse de madrugada a preparar biberones).

  • ¿Por qué te complicas tanto pudiendo hacerle un biberón? 

¿Por qué? Porque es la contrario: la teta es mucho más simple, siempre está a mano y preparada a la temperatura adecuada.

  • ¿No prefieres ir a darle de mamar a otro sitio más discreto? 

¿Por qué? Porque la lactancia materna no es un acto vergonzoso que haya que esconder; al contrario, debemos normalizarlo.

  • Mis hijos se criaron con biberones y están perfectos y sanos. 

¿Por qué? Porque nos alegramos de que te haya ido bien pero la lactancia materna es el mejor alimento que puede tomar el bebé.

  • La lactancia materna es demasiado sacrificada. 

¿Por qué? Porque una madre de un bebé que mama a demanda no está pensando en buscar un rato para salir de fiesta, está contenta de poder estar disponible para cuando su bebé la solicite porque entiende que esa etapa de su vida durará muy poco.

Cris. Educadora social especializada en atención temprana, mamá de dos y directora editorial.

Lectura para bebés y niños pequeños

Nunca es pronto para empezar a trabajar el interés por la lectura.

No se trata de que el niño aprenda lectoescritura con 3 años, sino de que disfrute de libros adaptados a su edad y sus gustos. De este modo, el interés por la lectura surgirá solo más adelante.

Es importante crear ese hábito e interés desde pequeños para fomentar su desarrollo integral, ya que con un buen libro se practica la motricidad fina (al pasar las páginas), la percepción sensorial (con libros adaptados a los bebés con colores vivos, texturas, etc.), el desarrollo cognitivo (con la interpretación de las ilustraciones, por ejemplo), la empatía (a través de la identificación con los personajes de las historias), los vínculos afectivos con los padres (por el momento de la lectura junto a ellos), etc.

Tips:

  • Trata de incluir un rato de lectura en tu rutina diaria con el bebé. Por ejemplo, antes de acostarse, Una actividad tranquila como la lectura puede ayudar a relajar al bebé.
  • En cuanto se desplace con autonomía por la casa, es importante que tenga acceso a libros que le interesen (obviamente, no serán libros con páginas de papel que puede romper fácilmente).
  • Atiende a las reacciones de tu hijo cuando lees: cómo interpreta el bebé tu tono de voz, las ilustraciones, etc.
  • Sé un ejemplo: El bebé tiende de forma innata a imitarnos. Para él es un juego y una manera de aprender. Es sumamente difícil que un bebé que no ha visto nunca a sus padres coger un libro, desarrolle un interés por estos.
  • Transmite emociones al leer, lee con entusiasmo: Para que se divierta, para mantener la atención, para que disfrute de ese momento juntos.
  • Apaga la tele y otras distracciones. Es un rato solo para tu bebé y para ti.

Libros adecuados según la edad: 

-0-1 años: Escoge libros con colores vivos, libros sensoriales, sonidos, que se puedan mojar, páginas gruesas, etc.

 

  • Me gustan para esta edad los libros de la colección “El bebé toca“, de la editorial Usborne. Son libros de tapa y páginas duras, muy resistentes y con diferentes texturas y colores muy vivos. La página que se ve abierta pertenece al libro “El bebé toca los animales”. En ella, el camino de las hormigas está en relieve para que el bebé pueda seguirlo con el dedo, el erizo es de fieltro, la cola del conejo de lana, etc.

-1-2 años: Puedes empezar a hablarle de conceptos básicos: los colores, partes del cuerpo, los animales…

 

  • El globito rojo. Lela Mari. Kaladraka ediciones Andalucía.Me encanta este libro sin palabras. Cuenta una historia solo con ilustraciones.

 

  •  El pollo Pepe. Nick Denchfield. SM.Un libro con desplegables muy divertidos.

 -2-3 años: Conviene escoger historias cortas y con una estructura que vaya repitiéndose a lo largo del libro.

  • El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza. Wolf Erlbuch. Ed. Alfaguara. El topo va buscando uno por uno a todos los animales y va repitiendo la misma estructura: “¿Eres tú quien se ha hecho esto en mi cabeza?”

 

  • El monstruo de colores. Anna llenas. Flamboyant. Una historia fascinante para que los niños aprendan a reconocer sus propias emociones (ver El no y las rabietas).

 

(El blog Criar con Apego está sorteando ahora mismo un ejemplar de el monstruo de colores aquí)

 

 

 

 

  • La oruga hambrienta. Eric Carle. Ed. Celebra. La oruga tenía mucha, mucha hambre, y según va comiendo, se va haciendo cada vez más grande.

Sexo después del parto

 

 

 Seguramente si acabas de parir, o vas a hacerlo, o lo hiciste, incluso cuando recuerdas ese momento, lo último que te apetecía era tener relaciones sexuales.
Retomar la actividad sexual tras la maternidad no es tarea sencilla, y quien diga lo contrario probablemente no esté siendo sincero.
Si sumamos la presencia del bebé en todos los momentos, las mil horas atrasadas de sueño, la transformación de tu cuerpo, al que muchas veces no reconocemos, el cansancio, la lactancia, tu perspectiva de ti que ya no es la misma (ya no eres solo mujer, ahora eres una mamá) harán que tu libido esté más que ausente.
No te abrumes por ello ni inicies una carrera contrarreloj para recobrar el deseo, todo lleva su tiempo. Poco a poco vuestra vida sexual volverá a la normalidad y el gran cambio que supone la maternidad también puede aportaros cosas muy positivas.

Dificultades sexuales comunes en el postparto

Se estima que el 80% de las mujeres experimentan pequeños trastornos sexuales en los tres primeros meses después del parto, y a los seis meses todavía el 15% continuará con alguna molestia.
La maternidad es una experiencia maravillosa, pero también es, físicamente hablando, una vivencia traumática para el cuerpo. Además, el cambio hormonal que se produce a los tres o cuatro días tras el nacimiento del bebé va a hacer que tu organismo se centre en asegurar la supervivencia de tu pequeñín, dejando de lado por el momento otros aspectos.
Por ejemplo, la producción de estrógenos se reduce drásticamente y continuará a niveles bajos si das el pecho a tu hijo, lo que disminuye la lubricación vaginal. Para solucionar este contratiempo se recomienda utilizar lubricantes vaginales (opta por los de base hídrica o solubles en agua; los compuestos a base de vaselina se adhieren a la mucosa y pueden ocultar pequeñas infecciones).
La zona del perineo también tarda un tiempo en recuperarse. Si te han hecho la episiotomía, los puntos se disolverán en unos diez días, aunque la zona puede estar sensible durante dos o tres meses más. Si has sufrido un desgarro o si tu parto fue instrumental (con fórceps o ventosa), es probable que necesites más tiempo; algunas mujeres tardan más de seis meses en recuperarse del todo.
 Cuando pase la cuarentena, o te sientas lista para la penetración, usa un buen lubricante con base al agua para que no dañe el preservativo, y elegid posturas que no te hagan daño y estés cómoda.
Ves despacio y piensa que es completamente normal el notar sensaciones nuevas, molestias, tirones, o incluso placeres nuevos.
Aquí os dejo algunos tips, que os pueden servir:

Planificación

Dentro de la medida de lo posible podéis intentar buscar un hueco cada día para poder estar juntos, no tenéis porqué mantener relaciones cada día en ese hueco, sino que podéis usarlo para estar juntos, hablar del sexo, cómo so sentís, abrazaros, tocaros, o lo que más os apetezca.
Aunque más de una acabaría aprovechando para dormir 😉

Descanso

La casa seguirá sucia mañana, los platos se pueden limpiar después, los juguetes no molestan por el suelo, el polvo es algo que no debe importarte.
Quien venga a tu casa, y le moleste todas esas cosas, que coja una bayeta y te ayude. Cuando vengan visitas a casa pide que te traigan pañales, comida hecha y ganas de limpiar.
Dormir, no vas a poder dormir mucho en los primeros meses, pero aprovecha cuando el niño lo haga.

Ponte guapa o no

Lo importante es que tu te sientas bien, lo de peinarte y arreglarte y maquillarte, pues bueno, sí, puede ayudarte, pero lo más importante es que tú te sientas bien con tu nuevo cuerpo, con la situación y que lo hables con tu pareja. Él te va a ver fantástica, como te ha visto siempre, incluso más , porque te has convertido en madre y has ganado un potencial añadido.
Si lo necesitas, date algún capricho, nunca sobra ir a la pelu, o algún masaje que otro.

Jugad a la prohibición temporal

Para ayudarte a reencontrar el placer sexual podéis practicar una técnica conocida como “focalización sensorial”. Consiste en daros masajes y caricias eróticos evitando practicar el coito, incluso aunque os apetezca. Es una buena forma de recuperar el deseo sin presión.

Tened expectativas realistas

Si antes del embarazo no erais una pareja especialmente fogosa, tampoco tenéis por qué serlo ahora, justo cuando con el cansancio, las tomas y los cambios de pañal os va a resultar más difícil. Lo importante no es la cantidad, sino la calidad de vuestros encuentros amorosos.

Cambios en el calendario de vacunación

————————————————————————————————————————–

 Voy a hablaros de las dos vacunas más polémicas que ultimamente están en boca de todos, una es la de la varicela:

 Hace casi dos años el Ministerio de Sanidad y las CCAA, decidieron que la vacuna se dispensara solo a nivel hospitalario y que nadie pudiera comprarla ni siquiera con receta médica en las farmacias.
Algo ha cambiado, ya que a partir de éste mes, es muy posible que la vacuna vuelva a ser parte del calendario de vacunación, y que vuelva a ser gratuita, aunque la medida debe aprobarse en el Consejo Interterritorial de Salud.
Este cambio de decisión en cuanto a la inclusión de la vacuna viene avalado por distintos informes del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría y de la Asociación Española de Vacunología que apuestan por incorporar la vacuna al calendario infantil y mantenerla en adolescentes (a partir de 12 años) que no hayan pasado la enfermedad, así como en grupos de riesgo. Hasta ahora, la vacuna solo se recibía a los 12 años, y solo si el niño no ha pasado la enfermedad. Sanidad llegó a retirar de las farmacias Varivax, la vacuna de Sanofi Pasteur MSD, para evitar que los padres la compraran por su cuenta.

Tosferina, neumococo y meningitis

En referencia a los datos registrados sobre casos graves de lactantes afectados por  tosferina, en opinión de los pediatras, es necesario incluir la vacunación de las embarazadas para inmunizarlas frente a la tosferina.
Los especialistas coinciden en esta afirmación y desde la AEP consideran” que la mejor estrategia es la vacunación de la embarazada en el último trimestre”, como se hace en Cataluña. Asimismo, proponen la vacuna de la tosferina en la adolescencia, una vez demostrada la desprotección frente a la infección pasados entre 4-12 años de la primovacunación.
Del mismo modo, los pediatras reclaman una armonización del calendario de vacunas, no sólo en España, sino en toda Europa. En este sentido, insisten en que se incluya en el calendario del Ministerio la vacuna contra el meningococo B, otra enfermedad contra la que España queda desprotegida respecto al resto de Europa.
Otra de las novedades en el Calendario de Vacunaciones de la AEP es el cambio de pauta frente al meningococo C. A pesar del impacto positivo que ha tenido la introducción de su administración generalizada desde el año 2000, se ha observado un aumento de casos de la enfermedad en adolescentes y en adultos. Para protegerles a ellos, pero también a lactantes y durante la primera infancia, la pauta que se ha comprobado más eficaz es vacunar en los primeros meses de edad (con 1 o 2 dosis, según el preparado vacunal), otra dosis a los 12 meses y otra a los 12 años.

CALENDARIOS DE VACUNACIÓN POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Dermatitis por contacto

¿Impactante verdad?

 Pues ésto es la dermatitis por contacto, concretamente por contacto con una ortiga. Éste es mi hijo justo al llegar del casal de verano al que va por las mañanas.
Según su historia, estaban jugando y para almorzar , se metieron en el bosque, tuvieron que apartar unas plantas blancas, y luego le empezó a picar la barriga y se rascó, ahí lo activó todo. 
La dichosa ortiga
Cuando llegó a casa, lo metí en  la ducha, y le puse arcilla verde para calmar el picor ya que se lo había extendido al cuello y la ingle. 
Ayer domingo, vi que no había mejorado nada así que lo llevé al CAP, allí me corroboraron lo que ya sabía, dermatitis por contacto, le mandaron un antiestamínico que solo toma una vez al día (elegí la noche) por la somnolencia y la fotosensibilidad o posible fototoxicidad. Hoy sigue igual, pero ya no le pica. 

¿Qué hacer en un caso así?

Primero evaluaremos los síntomas y veremos que tipo de dermatitis es, si irritante o alérgica. Una vez dilucidado el asunto pasaremos a reconocer los síntomas;

Síntomas

Los síntomas varían según la causa y si la dermatitis se debe a una reacción alérgica o a un irritante. La misma persona también puede tener diferentes síntomas con el tiempo.
Las reacciones alérgicas pueden producirse repentinamente o sólo después de meses de estar expuesto a una sustancia.
La dermatitis de contacto con frecuencia se presenta en las manos. Los perfumes, los cosméticos y los productos para el cabello pueden ocasionar reacciones cutáneas en la cara, la cabeza y el cuello. Las joyas también pueden causar problemas en la piel en el área por debajo de ellas.
La picazón de la piel es un síntoma común. En el caso de una dermatitis alérgica, la picazón puede ser grave.
La dermatitis causada por un irritante también puede provocar dolor o ardor.
La picazón puede ser intensa en el caso de una dermatitis alérgica. Se puede presentar un salpullido rojo, veteado o en parches donde la sustancia entró en contacto con la piel. La reacción alérgica con frecuencia se demora, así que es posible que la erupción no aparezca hasta 24 a 48 horas después de la exposición.
La erupción puede:
  • Tener protuberancias rojas que pueden formar ampollas húmedas que supuran.
  • Sentirse caliente y sensible.
  • Supurar, drenar o formar costra.
  • Volverse escamosa, en carne viva o gruesa.                                              

Tratamiento

El médico recomendará tratamiento con base en lo que esté causando el problema. En algunos casos, el mejor tratamiento es no hacer nada en la zona.
Con frecuencia, el tratamiento incluye el lavado de la zona con mucha agua para retirar cualquier rastro de irritante que todavía esté  en la piel. Usted debe evitar exposiciones futuras a la sustancia.
Los emolientes o humectantes ayudan a mantener la piel húmeda y también a que la piel se repare por sí misma. Evitan que la piel se inflame de nuevo y son una parte clave de la prevención y el tratamiento de la dermatitis de contacto.
Los corticoesteroides de uso tópíco son medicamentos para tratar el eccema.

  • Tópico significa que se aplica sobre la piel. Te recetarán una crema o un ungüento. Los corticosteroides tópicos también se pueden llamar esteroides tópicos o cortisonas tópicas.
  • No utilices más medicamento ni lo use con más frecuencia de lo que su médico le aconseje. 

El médico también puede recetar otras cremas o ungüentos como tacrolimús o pimecrolimús para usarlos en la piel.
En casos graves, se pueden necesitar corticosteroides en pastillas. El médico empezará a darle una dosis alta, la cual se va reduciendo en forma gradual durante aproximadamente 12 días. También le pueden aplicar una inyección de corticosteroides.
Se pueden recomendar compresas húmedas y lociones suavizantes, antipruriginosas (contra la picazón) o secantes para reducir otros síntomas.

Expectativas (pronóstico)

 La dermatitis de contacto desaparece sin complicaciones al cabo de dos o tres semanas en la mayoría de los casos; sin embargo, puede reaparecer si no se identifica o evita la sustancia que la causó.

¿Te ha parecido interesante la información, te ha gustado la entrada? Suscribete a nuestro blog y recíbelos directamente en tu correo. No te pierdas ninguno!!

Información médica sacada de aquí

Estelar**

Hace un tiempo presentábamos el proyecto Estelar**, que se estaba gestando en Zaragoza, aquí, una labor preciosa para ayudar a los niños prematuros ingresados en el la UCI de neonatos de Aragón.

Hoy, gracias al esfuerzo de todos los que han colaborado, podemos deciros que este proyecto ya es una realidad y avanza con muchísima fuerza e ilusión.

Pilar, la “gran soñadora” e impulsora de este gran proyecto, con su hija y el pequeño gran luchador protagonista de toda esta historia, y otros colaboradores en la puerta del hospital Materno infantil Miguel Servet de Zaragoza el día de la primera entrega de material para los niños.

Noticia en el periódico sobre la labor de Estelar**
Pilar junto a su hija Beatriz, sujetando el cartel de Estelar**, y dos colaboradores en la segunda entrega de material a un hospital, en este caso el Lozano Blesa de Zaragoza.
Conjunto para un bebé.
Paquetes preparados para la donación.
Cuna de lámpara de luz azul de neonatos antes y después.
Fundas para los colchones y almohadas especialmente diseñados para los más pequeños.
Guante cojín mano amiga: Sirve para colocar encima de bebés extremadamente prematuroscuando sus padres no estan,o no los tiene y una enfermera no puede hacerlo por estar atendiendo a otro bebe o en alguna otra faena de su trabajo. Esto calma al bebe y mantiene estables sus constantes. A los bebes extremadamente prematuros no se les puede tocar ni acariciar, pues su piel es tan extremadamente fina que no esta preparada para eso y se dañaria. Estos guantes tambien sirven para colocar y sujetar a los bebés en distintas posiciones.
Supervisoras de la UCI del Lozano Blesa con el material recibido.
A petición de las enfermeras de neonatos, también se están preparando vestiditos para los bebés a los que sus mamás dan en adopción, porque no tienen nada y son las mismas enfermeras las que van corriendo a comprar algo para que no salgan en pañales y sin ropita. Esta es una muestra del vestidito que se esta realizando para la primera niña dada en adopción que saldrá uno de estos días del hospital.  
¡¡¡El proyecto va creciendo!!!!
Esperamos que otras ciudades se animen a hacer algo parecido y, quien quiera colaborar, puede dirigirse a: 
estelar.prematuros@gmail.com 
Facebook Estelar**
655.46.29.09