Proyectos fantásticos que nacen del corazón: Natural Moms

Os voy a presentar a dos mamás emprendedoras que se conocieron en el grupo y que con mucha ilusión, han conseguido llevara cabo su pequeño tesoro.
Ellas os lo explicarán mejor, así que os paso el texto que han querido compartir con todxs vosotrxs.

¿Cómo surge Natural Moms?

Pues es un pequeño proyecto llevado a cabo con mucha ilusión por Patricia y Susana, dos mamis, una gaditana y otra madrileña, que nos conocimos en enero del 2015 a través del grupo de whatsapp de Madrid, que nació del grupo de crianza de facebook de Tanya Cuadros.

Para nosotras fue un alivio encontrar ese grupo que también parecía que nadaban a “contra corriente”en el mundo de la maternidad. Poco a poco hemos formado nuestra tribu, una tribu maravillosa que esta disponible día y noche para todo, una tribu intima y con un nivel de confianza que jamás habríamos imaginado, una tribu que cree firmemente en crianza respetuosa y responsable. Cada una con sus peculiaridades, pero con un objetivo común: esforzarnos cada día porque nuestros  hijos crezcan seguros y libres.




De esa tribu han surgido muchas iniciativas interesantes, algunas se quedaron por el camino, otras simplemente están aparcadas hasta que haya posibilidades de que vean la luz, y en medio de todo este mar de ideas y propuestas vimos la posibilidad de crear algo juntas.

Empezamos a hablar, a reunirnos, a mirar locales y a hacer números. Cada semana teníamos tareas y objetivos. Recorrimos todos los locales disponibles de Malasaña, pero no nos convencían o requerían de mucha inversión en obras. Decidimos buscar en Chamberi, y el primer día de visitas lo encontramos!! Nuestro local!! No muy grande pero bien situado. Lo apostamos todo y de repente todo empezó a marchar.




Así nacio nuestro proyecto, lleno de aspectos y significados positivos. Resaltaría como los más importantes: por un lado que nuestro trabajo y energía están puestos en algo en lo que creemos, nuestra tiendita. Ofreceremos productos, artículos e información de calidad a las familias, en total coherencia con la crianza natural y respetuosa. Pero por otro lado, el proyecto supone nuestra solución de conciliación. Poder trabajar sin tener que separarnos de nuestros peques, mientras ellos lo necesiten. Es un tema que nos preocupa mucho y es nuestra manera de luchar y de aportar cambio.







Gracias Tanya!!!
Patricia y Susana


Con personas como ellas, quien no va a sentirse orgullosa. Gracias a vosotras por hacer algo que acercará la crianza natural y con apego al mundo.

Charla Seguridad Vial y Retención infantil a contramarcha

El viernes 25 de septiembre en el Centro cívico de Las Matas, en Las Rozas, se celebró la charla sobre retención infantil a contramarcha impartida por Pedro y Anna de SillaCochebebe.com.
Las chicas de la Asociación Entre Nubes consiguieron una ubicación fantástica, fuimos muy bien acogidos.

La charla se centró en los pormenores de las sillas a contramarcha, las sillas más seguras del mercado . Los datos objetivos, estadísticas y hechos nos guiaron arrojando luz a las ventajas del uso de estos sistemas de retención. 

Una charla que fue amena y distendida, durante la cual se disiparon dudad sobre la seguridad de las sillas a contramarcha, se habló de los diferentes mitos alrededor de éstas sillas, las excusas más frecuentes que suelen poner los padres por desconocimiento, y los tipos de tests y pruebas que han de pasar las sillas para ser realmente seguras.
Después de la charla, se abrió un turno de preguntas dónde se consiguió acabar con las últimas dudas que pudieran quedar después de toda la información compartida.
A la salida, fuimos entregando uno a uno, las pegatinas para que la gente nos pregunte el porqué llevamos a nuestros hijos a contramarcha y podamos esparcir algo de conocimiento a nuestro alrededor, además de seguridad para los más pequeños. 
Fue una tarde de nervios y muchos preparativos, pero muy agradable. Todos quedamos muy satisfechos del trabajo realizado las últimas semanas. 
Gracias a todas las chicas de la Asociación Entre Nubes, a Anna y Pedro de SillaCochebebe por el tiempo invertido y  Víctor Sánchez de #siloshombreshablasen por ser mi cicerone y asegurarse de que no me faltara de nada en todo el día. 
Esperamos veros pronto en cualquiera de las otras charlas que anunciaremos pronto en diferentes puntos de la Península Ibérica.
Gracias de nuevo por la maravillosa acogida.


Quitar el pañal

 
¿Cuándo? 
 
  • Se suele hacer en verano por una cuestión práctica: Es más fácil cambiarles cuando sea necesario, pueden estar desnudos, etc.
  • Lo mejor es comenzar a intentarlo una vez que el bebé ha cumplido dos años. Antes de esa edad es muy improbable que tenga control sobre los esfínteres. El control de esfínteres no es algo que se pueda enseñar, es un hito del desarrollo, un proceso madurativo y, por tanto, insistir en ello cuando el niño/a no está preparado/a solo crea frustración para todos.
 
 
¿Cómo?
 
  • Los padres deben explicar al niño/a en qué consiste el cambio. Le explicarán que cuando tenga ganas de hacer pis o caca, debe avisar, pero sin atosigar continuamente. 
  • Se debe preguntar al niño si prefiere ir al wc o usar orinal.
  • Durante el proceso, seguirá usando pañal para salir a la calle. Si el niño/a se negara porque ahora quiere ir sin pañal a todas partes, habrá que valorar la posibilidad de quedarse en casa unos días…
  • En el caso contrario, si el niño/a quiere volver a ponerse el pañal, es mejor no negárselo. 
  • Durante el proceso habrá éxitos y fracasos. Es importante no criticar ni culpabilizar al niño en los fracasos ni alabarlo en exceso en los éxitos.
  • Lo ideal sería que ellos solos llegaran a quitarse el pañal (al igual que el chupete, la teta, etc.) sin traumas.
 
 
¿Qué no hacer?
 
  • No hay horarios para sentarle en el wc o el orinal, no se les puede “obligar” a hacer pis o caca como si fuera una rutina.
  • No debemos criticarles, reñirles ni burlarnos de ellos cuando no consigan llegar al wc o al orinal. No decir frases como “Usar pañal es de bebés”. En lugar de eso, se les explicará que el pañal se usa hasta que se aprende a ir al wc o al orinal. Cuando ya se es capaz, no es necesario el pañal.


Consejos:
 
  • Conviene retirar las alfombras y tener a mano lo necesario para limpiar el pis si se escapa, antes de que el niño/a se resbale.
  • Si observaras que tu hijo/a está estreñido, es posible que no controle hasta qué punto debe aguantar la caca o que le de reparo, incluso miedo, ese momento. En ese caso es mejor volver a ponerle el pañal e intentarlo de nuevo más adelante.
  • Normalmente, por la noche sigue habiendo escapes. Para quitar el pañal nocturno, es mejor esperar un tiempo hasta comprobar que el pañal está seco por la mañana.
 
 
Eneuresis y encopresis:
 
-La incapacidad para controlar el pis o la caca (mucho menos habitual) suele ser neurológica y genética, y normalmente desaparece hacia la adolescencia.
 
 

 

 

Establecer hábitos de estudio


 

Con la vuelta al cole, nos encontramos en el mismo dilema de siempre, ¿cómo podemos organizar el tema de las horas de televisión, estudio, extraescolares, etc?. Por suerte cada vez seguimos más los ritmos de nuestros hijos, y en el colegio están empezando a tomar conciencia, de que los deberes son algo que solo les carga de trabajo, pero no sirven de mucho. 
Al final, los niños acaban exhaustos, entre 5 y 7 horas de clase, con 20 minutos de descanso, extraescolares, deberes, exámenes…. un infierno. 
 
A continuación, os doy una pequeña pauta que puede ayudaros a llevar una rutina. Es solo un consejo, ¡no un camino estricto que seguir eh!. Espero que al menos a alguien le ayude para poder manejarse algo mejor éste año escolar que tenemos por delante.
1.- Limitar el uso de la televisión
– Dejar de ver  la televisión durante las comidas de la familia
– Seleccionar los programas y las horas en las que se va a ver la televisión
2.- Hacer la lectura más importante que ver la televisión
– Llevar a los niños una o dos veces por semana a la biblioteca pública
– Sacar libros tanto para los niños para los padres
– Hacer de la lectura conjunta de padres e hijos una tradición familiar
3.- Establecer una hora para hacer los deberes en casa (si en su colegio, ponen deberes)
– Escoger la misma hora cada día desde el lunes hasta el viernes para que el niño haga los deberes o lea
– Establecer la duración de la hora de deberes en función del curso y las necesidades particulares del niño
4.- Escoger un lugar adecuado para hacer los deberes
– Buscar un lugar silencioso, cómodo y aislado
– Disponer los materiales necesarios
5.- Explicar al niño el plan previsto
6.- Realizar alguna actividad tranquila durante la hora de deberes del niño que le sirva como modelo: leer, escribir, ayudarle, estar atento y saber que necesitarán nuestra ayuda.
7.- Una vez acabada la hora de deberes, proponerle jugar a algo que le apetezca, permitiéndole desconectar y realizar alguna otra actividad agradable.
8.- Hacer un seguimiento regular del plan para introducir los ajustes necesarios
Información extraída de aquí

El efecto Pigmalión

Cuenta una leyenda mitológica griega que el rey Pigmalión esculpió una estatua con la figura ideal de la mujer. A Pigmalión le gustó tanto su obra que quiso que se convirtiera en un ser real. El deseo fue muy fuerte e hizo todo lo que pudo para conseguirlo. Pidió ayuda a Venus Afrodita, la diosa del amor, la cual colaboró en que su sueño se hiciera realidad. Así nació Galatea, su mujer ideal.

Últimamente un anuncio de marca de ropa deportiva, está recordando éste concepto: El efecto Pigmalión.
¿Qué es el efecto Pigmalión o también conocido como la profecía autocumplida?
Pues de manera resumida, podemos decir que: Lo que pensemos que va a pasarnos, inconscientemente adaptaremos la realidad a nuestra idea y acabará pasándonos. Requiere de tres aspectos: creer firmemente en un hecho, tener la expectativa de que se va a cumplir y acompañar con mensajes que animen su consecución

Por tanto, podemos aprovechar éste efecto en nuestros hijos de manera muy sencilla.

Si nosotros nos ponemos delante de ellos cuando van a realizar una actividad, y estamos todo el rato:

– ¡Ten cuidado!
– ¡Te vas a caer!
– ¡Más deprisa o más despacio!
– ¡No sabes! ¡Así no!…..

Nuestro hijo sea lo que sea que esté haciendo, fallará. Si en cambio nuestra actitud es diferente:

– ¡Corre!
– ¡Tú puedes!
– ¡Vas a ganar!
– ¡Disfruta!

Nuestro hijo, lo conseguirá. Puede que no gane, pero llegará a la meta con la sensación de apoyo y de haberse esforzado al máximo.
Hay que tener cuidado ya que esto es un arma de doble filo, tanto sirve para bien como para mal, es nuestra actitud la que determina cómo nos van a ir las cosas. 
Ayudemos a nuestros hijos a llegar a las metas que se propongan, pensemos en positivo y enseñémosles a que ellos también lo hagan. Su autoestima, nos lo agradecerá al final del día.

Mi abuelo

Me vais a permitir que hoy hable de algo especial.
El lunes fue el día mundial del alzheimer, esa enfermedad que hace que todo tu mundo se vuelva desconocido y vivas entre gente que no recuerdas salvo momentos de lucidez, en los que te das cuenta de todo y bajo mi punto de vista, es lo peor que te puede pasar, ya que te acostaste un día siendo un hombre completamente capaz, y te despiertas en mitad de la noche en una cama rodeada por sillas para que no te caigas, y con un pañal puesto. En fin….

Os voy a hablar de mi abuelo. Mi abuelo era un hombre muy trabajador desde pequeño, hermano de 5, que vino a Mallorca a hacer la mili y se enamoró de una andaluza.

Era un hombre que desde siempre había ayudado, vendiendo ropa con una mobilette que tenía por las casas, haciendo cinturones, haciendo chales, arreglando bicicletas, lo que hiciera falta.
Pero nunca parado.

Éste hombre cariñoso, fue la figura paterna que yo tuve como referente. Con él y mi abuela pasé muchos días cuando mi madre trabajaba, muchos veranos enteros cuando venía de vacaciones, y muchos años cuando la enfermedad hizo su aparición

Mi abuelo tocaba la guitarra, bandurria y el laúd en una asociación musical. Y le encantaba tocar para que la gente bailara y animarse a bailar Ball de Bot de vez en cuando.
Un día, mi abuelo salió con su bicicleta, y se cayó, a partir de ahí se dieron una cadena de casualidades o causalidades que desembocaron en el descubrimiento de ésta maldita enfermedad.
Fuera como fuese, hablé con mi pareja y decidí irme allí con ellos para poder atenderle. Soy auxiliar de enfermería y se me antojaba la más fácil de las tareas, a parte de tener la oportunidad de devolver el favor que él había hecho cuidándome a mi y a mi hermana. Y lo fue, fue la más fácil de llevar a cabo, pero la más dura.

Cuando yo llegué, él estaba en una fase complicada ( salía a la calle y se desorientaba, quería coger el coche, se enfadaba mucho cuando quería decir algo y no encontraba la palabra…) Recuerdo un episodio un día en el que estábamos comiendo y cuando nos sentamos a la mesa, se quedó mirando el plato extrañado , hasta que le pregunté:

– Abuelo , ¿qué pasa?
– Que no puedo comer.
– ¿Y eso?
– Porque me falta algo para coger la sopa
– ¿Y porqué no me dices que no te he puesto la cuchara?
– Porque no me acordaba como se llamaba, estaba pensando.

Lógicamente me levanté a buscarle la cuchara, pero no pude evitar ponerme a llorar en la cocina.
Poco a poco fue decayendo, al principio de manera algo más lenta, pero el último año, fue brutal, aunque no quiero recrearme en eso.

Mi abuelo no conoció a mis hijos, el mayor nació 3 días antes de que se cumplieran los 3 años de su muerte. Y es una pena, porque hubiera sido un ejemplo enorme de responsabilidad, dedicación y felicidad porque hasta ese último día en el que mientras le cambiaba el pañal, tuvo uno de esos momentos de lucidez en el que me soltó un: mira a lo que hemos llegado hija…me miró, me dio las gracias, y se fue… no perdió la sonrisa.

Con ésta entrada vengo a deciros, que valoréis lo que tenéis antes de perderlo. Que enseñéis a vuestros hijos el valor de la edad y la sabiduría, y que no desperdiciéis los momentos.

Aviso legal y condiciones de servicio

Datos de identificación:

lardamma.com es titularidad de Cristina Medrano Moreno.

C/ Zaragoza 11, bajo dcha.
10.004 Cáceres
cris@editorialcuatrohojas.com
Telf.: 616 73 48 12
C.I.F.: 72485401G

Lardamma.com es una web dedicada a la difusión de información profesional relacionada con la crianza con apego, en la que además ofrecemos productos y servicios relacionados, tanto propios como de otras madres emprendedoras de este grupo.

Lardamma.com es responsable de la información ofrecida en su pestaña “información”, pero no es responsable de las opiniones vertidas en el blog de esta web.

Testimonios en primera persona: Periodos de adaptación

Luchar contra el instinto. 1°parte

A menudo vemos cómo los padres, y sobre todo las madres, luchan contra lo que les dice su instinto. Dejan a los niños llorar, no los meten con ellas en su cama, no los cogen para que no se acostumbren…

Siempre he presumido de no haber hecho eso nunca, de haber escuchado a mi corazón y de haber confiado en mi instinto plenamente. Pero ahora, por primera vez en 3 años, he emprendido una lucha contra esa sabia vocecilla de mi interior que me dice lo que tengo que hacer…

Cada mañana, mi hija llora desesperada porque no quiere ir al colegio. Desde que se despierta, hasta que la dejo en la puerta con su profesora no para de llorar y de repetir “es que yo no quiero ir”. Me propone planes, que quiere jugar a un montón de cosas conmigo, que quiere ir a muchísimos sitios, que es que no quiere ir allí… y yo escucho esa voz que me dice: no la lleves, quédatela en casa hoy, no pasa nada por no ir al colegio… la escucho cada vez más alta, me insiste, pero lucho contra ella, le expongo mis argumentos: que si no la llevo se quedará sin plaza en el colegio que queremos, que luego llega el invierno y se aburre en casa conmigo, que ella misma ya el año pasado me pedía ir, que todos sus amigos y conocidos van y ella querrá ir…

No se quien ganará la batalla, pero luchar contra mi instinto es lo más difícil que he hecho desde que soy madre.

__________________________________________

Pues en mi casa de niños son 8 niños como máximo en la clase de Rubén, con el incluido… Él es el más pequeño, es del 21 de diciembre y aunque por altura no se note, si que se nota en la forma de moverse y de expresarse.
Mi hijo empezó una semana más tarde por motivos que no vienen al caso y que nos vinieron de maravilla.
El primer día estuvimos con él en clase la hora completa, su papa y yo, jugando con todos los niños y colaborando con la cuidadora, le llevamos un cochecito que le gusta mucho y estuvo encantado, ahí conoció a su cuidadora (que es un cielo) y a sus compis.
En segundo día fuimos a la casita cantando en el coche, hicimos una “fiesta” y llegó a la casita encantado, jugamos con el un ratito, 15 minutos…y luego le dijimos que nos íbamos , que sólo un ratito y volvíamos pronto, su cuidadora lo cogió en brazos y le dimos dos besos, se quedó llorando (inevitable en el) pero cuando salimos por la puerta ya se había calmado, lo dejamos 3 cuartos de hora y volvimos…. Pedazo abrazoteeeee nos dio, un montón de besitos!!!! Lo hemos hecho dos días más así aumentando el tiempo.
El viernes llegamos a la casita, entró el solito, le dio un abrazo a la Profe y un besito a nosotros, le dijimos adiós y se quedó tan tranquilo jugando. Supongo que el lunes algo llorará, después del fin de semana, pero estamos muy contentos! Decir que lo dejamos a las 9 ,30 y vamos a buscarlo a las 12:45…porque que claro, la hermana esta en el colé y hay que organizarse.

Mabel
_____________________________________

3 Cosas que no debes decirle a tu hij@

Hay algunas actitudes, frases o palabras, que sería mejor que evitáramos decir a nuestros hijos. Son frases que tenemos muy arraigadas, que nos salen casi sin pensar, pero que pueden ser motivo de arrepentimiento en un futuro, no sabemos el daño que podemos estar haciendo.

1. “Buen trabajo”, “Bien hecho”, “Que bueno eres”

El refuerzo positivo, es bueno, pero el problema viene cuando lo usamos a diestro y siniestro para cualquier pequeño logro, desde beberse el agua, a levantarse de la silla, o traernos una piedra.
Un consejo sería que se usaran simplemente cuando el elogio es necesario, cuando se ha alcanzado un hito verdadero.
En lugar de usar unas palabras genéricas “buen trabajo”, podemos alabar los colores que ha escogido , o las figuras que ha dibujado, seguro que le hace la misma ilusión.

2. “Date prisa”

A todos se nos escapa de vez en cuando, pero la cuestión no es cuándo, sino cuánto y cómo.
Si vamos a estar diciéndolo todo el rato hasta que salgamos por la puerta, bufando, poniendo los ojos en blanco, mirando el reloj, etc.. lo que generaremos en el niño, será culpa, y así solo lograremos que haga las cosas mal, se frustre, se ponga más nervioso y tardemos más.
Podemos explicarles con tiempo lo que tenemos que hacer, y el tiempo que nos va a costar hacerlo, así se pueden ir preparando, o sino, yo uso mucho el contar.
“Cuando mamá llegue a 5 debemos salir por la puerta”

3. Amenazar

Hay que saber que las amenazas, son el punto último de frustración parental, y rara vez son eficaces.
“si haces ésto….”, “si vuelves a contestar o a tocar eso…”
Son cosas que a veces pueden salir de nuestra boca, y es una pérdida de tiempo, ¿porqué?, pues porque “Los estudios han demostrado que las probabilidades de que un niño de dos años de edad, repita una fechoría más tarde en el mismo día son del ochenta por ciento. No importa qué tipo de disciplina se utiliza “, dice Murray Straus, Ph.D., un sociólogo de la Universidad de Family Research Lab de Nueva Hampshire.”.
Así que relájate, respira hondo y cuenta hasta mil repitiendo (Aaooommmmmmm…..lo volverá a hacer haga lo que haga….)

ESCUELAS BILINGÜES Tipos. Pros y contras.

Este post ha sido enviado por una pedagoga y profesora de inglés:

ESCUELAS BILINGÜES. Tipos. Pros y contras. ¿Enemigos de nuestros hijos?

Hay escuelas BILINGÜES en España desde hace ya un par de siglos casi (lliceos): colegios Daneses Británicos,Germanos, Liceos franceses, y chopotorrocientos extranjeros. Y luego las Ikastolas de las que desconozco su sistema así que prefiero no hablar.

Estas escuelas dan las asignaturas en el idioma de origen. Sus metodologías son variables, en función del país y de la directiva. El caso es que hacen lo que se llama “inmersión”: se habla a saco en otro idioma y aprendes o aprendes.

Los colegios bilingües públicos, de nueva creación, tienen un desarrollo desigual. Cuando esto del bilingüismo se propuso y empezó a adoptarse, había tiempo de elegir proyectos, formarse, y adherirse. Ahora, en la CAM (hablo de lo que conozco) se han tenido que meter Sí o sí en el bilingüismo a mtacaballo porque se acababan los plazos y las dotaciones económicas. Estos centros, la gran mayoría, tienen profesores (funcionarios) que saben lo que sepan de inglés, y auxiliares. Estos auxiliares son alumnos en prácticas de universidades sajonas. Suelen ser chiquitos de entre 20-24 años que empiezan sus contactos con la educación en estas aulas. Su función es hablar con los alumnos las horas que se dan las asignaturas en inglés:

  • 1. Estos profesores, muchas, demasiadas veces por desgracia, son de la última estúpida vieja usanza: la editorial nos regala material fungible, elegimos sus libros porque nos dan los exámenes hechos, preparados por cada unidad, lo cual sólo fotocopiamos y mandamos, y luego corregimos con las plantillas. Así muchos de esos profesores funcionarios se limitan a seguir a rajatabla el libro del profesor y chimpun. Os puedo asegurar que escuchando a los peques de estos colegios una se rasga las vestiduras docentes y a veces hasta llora de la impotencia, pues te cuentan que en clase debaten sobre si está más bueno Messi o Ronaldo, en vez de seguir con las mates, o en science o inglés ven constantemente cómo la auxiliar desdice la lección de la profesora titular, sólo que como lo dice en inglés sólo se enteran los alumnos, y no saben qué hacer, si creer a la nativa o a la profe que pone las notas… y no. Con este panorama los padres ven que las notas de sus hijos bajan, y les apuntan a la academia. 
  • 2. Los chiquitos auxiliares a veces no tienen ni puñetera idea de enseñar. Son gente simpática y charlan con los peques, esto da muchísima soltura, pero realmente la calidad de contenido, la significación del constructo, que significa “el peso a largo plazo del aprendizaje”, pues depende más del alumno que del contenido en sí, porque muchas veces no profundizan. ¿Cómo va a explicar en inglés un auxiliar cómo se forma un cabo, cuando muchos de ellos no lo saben? Y no os agarreis las orejas aún, porque os cuento qué estudian estos auxiliares: magisterio de español. Es decir, no estudian como nosotros “didáctica de las matemáticas”, “didáctica de las ciencias sociales”, no. Ellos eligen sus itinerarios, y si eligen idiomas, no tocan ciencias por ejemplo. Para eso deben cursar doble titulación, y es muy caro. Ahora, eso sí, daban matemáticas para primaria como las que se dan en bachillerato en España. No como nosotros, que da risa en magisterio… No entro en polémicas, valoro objetivamente, ojo. 
  • 3. Volvemos al momento “necesito apuntarle a la academia porque se me queda atrás este niño” Factores:
    A. no entiende ni papa de inglés.
    B. Tiene 7 años y aún está adquiriendo destrezas lecto-escritoras
    C. Los profesores dan clases irregulares donde cuesta seguir el ritmo.
    D. Son niños normales que están hasta las pelotas de trabajar.
    E. Los exámenes de los profesores son una puñetera mierda y lo que pone tu hijo está bien, pero se niegan a aceptarlo.
    F. Necesita un poco de refuerzo. 

Fijaos que es mínimo el refuerzo en inglés. A ver, si están aprendiendo… ¿¿¿Cómo van a saberlo todo??? Me encuentro miles de “a mi hijo le cuesta seguir science”. Bien. Porque tu hijo tiene 7 años y acaba de aprender a atarse los cordones y le cuesta hasta en español entender las diferencias entre “mamífero” y “ave”.

Comprendo que es muuuuy difícil adelantarse en contenidos, porque se supone que es un aprendizaje natural, un proceso. .. mentira. Con las nuevas modificaciones los niños TIENEN que superar temas en determinados TIEMPOS y no, no es ni intuitivo ni tienen relación los contenidos entre sí. Y no digo science, digo en casi todas las asignaturas. Así, ¿cómo vamos a construir un conocimiento paulatino, poco a poco? Cuando alguien me dice “es que el inglés nunca se nos ha dado bien a nadie” les respondo descarada “pues apúntate tú también” y no, no lo digo por hacer dinero, si supierais la miseria que me llevo yo de cada clase… Y me da igual tener 4 que 12 alumnos, cobro la misma miseria. Pero si tú no puedes entender lo que ponen los libros, malamente tu hijo va a interesarse más allá de sorprender al auxiliar.

Con ese condicionamiento jugamos: que mi pequeño compita por la sonrisa de un desconocido. No. Lo que debe ser es que mi pequeño se sienta satisfecho de adquirir un conocimiento. Y eso debe hacerse por él mismo. Lo normal es que todos los peques tiendan a entusiasmarse con dominar cualquier oferta educativa, que quiera aprender, pero hay peques más inseguros que se hacen sus auto-condicionamientos : “Si no lo entiendo, no valgo”, es cuestión de carácter. Cuidado, a estos, el refuerzo no puede ser “academia y listo”, no, lo que pasa por papá y por mamá siempre va a ser lo que le llegue al corazón.

Que papá y mamá (o uno solo) aprenda el idioma, y luego, si eso, refuerzo con academia. Pero sin presiones. Repito. Sin estrés.

¿Dibujos en inglés? Sí, siempre. Y cuanto más pronto, mejor. Pero nada de Bob esponja, y programas de alta velocidad o se van a quedar hiperactivos.

¿Academias? Sólo si ellos quieren. Y sin que sea obligación. Y sin precios abusivos. Os cuento Cómo se nos contrata: preferentemente estudiantes de filología inglesa en segundo o tercer curso. Y no, no he dicho maestros. Ni pedagogos. De hecho, nos cuesta la vida entrar a trabajar quienes hemos estudiado Cómo enseñar y sabemos el idioma… Así que suelen cogerse un libro de editorial (hablo de primaria) y dan el charlote gramatical. Opción dos: Contrato un nativo. El último que conocí era un antiguo directivo de una empresa de parques infantiles de Manchester. Tal cual. Y se lo rifaban. Porque era un señor muy simpático. NO tenía ni puñetera idea de enseñar. Ponía videos, canciones, y daba la gramática. Esto sirve, claro, por supuesto. Pero que cobren 60/mes por dos horas a la semana con un señor que cuando le preguntan vacila al alumnado porque le divierte… pues bueno. Me parece un robo.
Los estudiantes en prácticas son aún peores la mayoría, pues suelen dar sólo la gramática y ya. Se canta al entrar y/o al salir. Y se hacen mini-tests donde u obtienes una calificación B o A (notable o sobre) o literalmente te desprecian frente a los demás por no estudiar.
¿¿¿Estamos locos??? Es una academia. Se pasan 7-8 horas en un aula. Le metemos otra hora extra en otro centro, y tienen que obtener la máxima puntuación o se le aparta de los juegos?? ¿Perdimos el norte o nunca lo tuvimos?

Como estos elementos son tan numerosos como los paleontopediatras, fijaos que haya feeling entre vuestro peque y el profe y supervisad su evolución. Y creedle.

Por supuesto hay super profes nativos o no, y hay super academias divertidas. Pero también os preveo, cuidado con llamar “juego” a una “instrucción lúdica” → jugamos a sentarnos, a estar callados, a ver quién hace antes esto… si lo que queréis es una pedagogía blanca, que fluya con la evolución de vuestros peques. Si no os gustan las escuelas al uso, que no os engañen con el “a ellos les divierte”. Bien, más les divierte estar jugando pegando berridos y fingiendo que hablan en inglés. Si les dejas, entonces hablamos de aprendizaje chachi. De todos modos, este tipo de academia suele ser la más eficaz para reforzar sin estrés.

Y también, dicho todo esto, no hay que obviar los pros de las escuelas bilingües: Nuestros hijos saldrán con muy buen vocabulario de calidad y capaces de expresarse coloquial mente en unos cursos. 🙂