ALTERNATIVAS EDUCATIVAS PARA NUESTROS HIJOS E HIJAS, por Mónica Ruiz

Cuando el niño o la niña se aproxima a los 3 años de edad, los padres también vemos más cerca el momento de iniciar ese primer contacto con la escuela. Los pequeños posiblemente se encontrarán con “la hora de comer”, “la hora de jugar”, la “la hora de dormir”, “la hora de pensar” y un largo etcétera de adoctrinamientos. Se produce un efecto de “mayoría de edad”, como si a esa edad (los 3 años) nuestros niños tuvieran que crecer de un golpe y seguir todas las pautas establecidas en ese nuevo entorno.

Y ahí estamos, padres y madres, preguntándonos:

¿Cómo ayudar a nuestros niños y niñas en ese momento?

¿Cuál es el modelo menos traumático para ellos?

¿Cómo puedo actuar?

¿Qué alternativas educativas existen?

Ya os comenté en un post anterior las tres primeras preguntas. Hoy os muestro a continuación distintas posibilidades pedagógicas, para que os ayuden a completar la decisión relacionada con el acompañamiento educacional de vuestros hijos e hijas.

¿Qué alternativas educativas podemos valorar madres y padres?

1. Homeschooling
2. Escuelas libres
3. Enseñanza infantil tradicional

1. Homeschooling

Leer más

“Suele decirse que en España existe un vacío legal respecto del homeschooling, es decir, que no hay ninguna ley que lo prohíba pero tampoco ninguna que lo permita expresamente. Pero lo cierto es que la Ley Orgánica de Educación establece que la enseñanza básica (esto es, educación Primaria y Secundaria) son obligatorias y consisten en “diez años de escolaridad”.

(…) Ahora bien, ¿significa esto que no se puede educar en casa en España? No, en absoluto. Se puede educar en casa pero se ha de ser consciente de que ni las autoridades educativas ni las diferentes administraciones competentes nos van a poner facilidades para ello. Las familias que decidan desescolarizar o no escolarizar deben saber a lo que se exponen: cabe la posibilidad de que no tengan ningún problema a nivel legal. Pero también cabe la posibilidad de que los Servicios Sociales se interesen por la situación, puesto que la falta de escolarización de un menor se considera causa de riesgo de desamparo. Ante una citación de los Servicios Sociales, es fundamental que la familia esté muy bien informada de cuáles son sus derechos, que sepa explicar de forma clara por qué ha elegido esta opción educativa y cómo la lleva a cabo. Y, sobre todo, ha de reflejar el convencimiento de que el homeschooling no es abandono ni desamparo.

Aunque los Servicios Sociales pueden emitir un informe positivo y archivar el expediente, lo más habitual es que remita dicho informe a la Fiscalía de Menores, al carecer de una herramienta jurídica que les permita dar carpetazo al asunto de forma definitiva.”

2. Escuelas libres

Leer más

“Casi todas las escuelas libres se definen con palabras como:

Libertad, respeto, confianza en el niño y en sus capacidades de aprendizaje, no juicio, no castigos, acompañamiento emocional, aprendizaje vivencial.

El juego libre y la curiosidad de las criaturas son el motor de aprendizaje.

Los grupos de niños y niñas se crean de manera espontánea en función de sus intereses.

No existe una programación ni un curriculum previo ya que las propuestas tanto de los acompañantes como de los niños y las niñas surgen de forma espontánea y se van generando según los intereses y necesidades de las criaturas.”

3. Enseñanza infantil tradicional

Leer más

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación es la ley orgánica estatal que regula las enseñanzas educativas en España en diferentes tramos de edades, vigente desde el curso académico 2006/07. Se modificó parcialmente el 28 de noviembre de 2013, con la aprobación de la LOMCE, que entró en vigor en el curso 2014/2015.

En los orígenes de la enseñanza tradicional “El maestro es la base y condición del éxito de la educación. A él le corresponde organizar el conocimiento, aislar y elaborar la materia que ha de ser aprendida, trazar el camino y llevar por él a sus alumnos. El maestro es el modelo y el guía, al que se debe imitar y obedecer. La disciplina y el castigo forman parte de esta manera de hacer pedagogía, la disciplina y los ejercicios escolares son suficientes para desarrollar las virtudes humanas en los alumnos. Se utiliza el método de premios y castigos para estimular constantemente el progreso del alumno.

La enseñanza tradicional, analizada desde una perspectiva contemporánea, considera que (…) La relación maestro- alumno sufre una transformación en la Escuela Nueva. De una relación de poder – sumisión que se da en la Escuela Tradicional se sustituye por una relación de afecto y camaradería. Es más importante la forma de conducirse del maestro que la palabra. El maestro será un auxiliar del libre y espontáneo desarrollo del niño.

La autodisciplina es un elemento que se incorpora en esta nueva relación, el maestro cede el poder a sus alumnos para colocarlos en posición funcional de autogobierno que los lleve a comprender la necesidad de elaborar y observar reglas. Pero que no son impuestas desde el exterior por un tirano que las hace respetar utilizando chantajes o castigos, sino que son reglas que han salido del grupo como expresión de la voluntad popular.”

El camino de la educación no es sólo uno. En nuestras manos está valorar cuál es el aprendizaje que queremos ofrecer a nuestros hijos e hijas, ellos son el futuro, ellos son la nueva sociedad que estamos formando ahora.

Mónica Ruiz Romero 
Col.16209
      Puedes seguirnos en:

Y no te pierdas el próximo taller gratuito:

Descubriendo la crianza con apego y respetuosa, parte II. Por Jeni Pinto

Podeis leer el post completo aquí.
Nuestros hijos no eligen nacer y no eligen a sus padres, nosotros somos los que decidimos tener hijos. No les hagas sufrir, no les traigas al mundo para eso porque de mayores seguramente sufrirán y mucho. Pero no por eso debemos prepararles si no todo lo contrario, tenemos que darles la mejor infancia posible haciéndoles felices, cubriendo sus necesidades, para que de adultos sean unas personas más felices, independientes, que sepan tomar sus propias decisiones con personalidad y afrontar la vida con más fuerzas y confianza. Si de pequeños no han podido confiar en las personas que más quieren que son su padres, como van a confiar en nadie? Ni en ellos mismos.
Si a tus hijos les educas con métodos conductistas les estas enseñando que ellos pueden hacer lo mismo, recuerda que vosotros sois su ejemplo. Voy a poner un ejemplo: no hacen lo que quieres y le das una cachetada. ¿Qué ha aprendido el niño? Que cuando las cosas no se hacen a tu manera puedes pegar, ¿quée hará ese niño? pues lo mismo cuando alguien no haga lo que éel quiera… también pegará y tú no podrás decirle que no pegue porque así se lo has enseñado, que pegar es un método para resolver un conflicto y con esto los gritos, amenazas, castigos…Quiero recordar que por ley estáa prohibido hacer cualquier daño físico así que pegar una cachetada o bofetada estáa penado por la ley porque es maltrato. Al igual que si tu marido te pegara estaría maltratandote y no se lo permitirías. Lo mismo pasa con nuestros hijos y mucho peor, pegar a un niño es una barbaridad porque es un ser indefenso que no se puede defender y es muy triste. No podemos sentirnos con el derecho de hacerles daño sin poder defenderse por ser sus padres, al igual que no permitiríamos que nadie le pusiera la mano encima. ¿Por qué nosotros que somos sus padres y los amamos tenemos que tener ese derecho? Gracias a la ley que está prohibido, como he mencionado antes la violencia sólo genera más violencia.
Los niños pasan por muchísimas etapas, por crisis de crecimiento, crisis de lactancia, ”rabietas” … son innumerables para este post, en otro nombraré algunas. Pienso que no hace falta estudiar para ser madre ni sacarte una carrera, porque el simple hecho de ser madre es sacarse una carrera para toda la vida, pero sí que opino que nunca está de más saber sobre el desarrollo, el cerebro, aprendizaje del niño… Ccuando digo saber me refiero a cosas como por qué actúan de un manera o de otra, por qué lloran, qué consecuencias puede tener una crianza o la otra para su salud y desarrollo. Es muy importante el desarrollo de nuestros hijos, su infancia junto a su personalidad marcarán su adultez, así que no está de más saber un poco sobre la etapa infantil y adolescente.
No quiero enrollarme mucho, solo quiero que sepáis como descubrí que esta crianza es la mejor sin dudarlo, y con esto no quiero decir que las demás sean malas madres, no soy yo para juzgarlo, pero está comprobado científicamente y psicológicamente que un niño como mejor se desarrolla es con amor y respeto. Me gusta mucho dos frases que dicen: “no quieras para los demás lo que no quieres para ti´´ y “quiéreme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite´´. Empecemos desde ya a cambiar el mundo, enseñemos a nuestros hijos lo maravillosa que es la naturaleza, los animales, las plantas, correr, saltar, ensuciarnos, caernos, llorar cuando lo necesitemos y reir hasta doler. Enséñale lo bonita que es la vida y tráeles al mundo para hacerles felices, no para enseñarles que la vida es dura. Un niño no sabe lo mucho que te esfuerzas cada día para que el tenga ropa, juguetes, comida. Él sólo quiere estar contigo y que le des tu tiempo. Un niño es feliz con tenerte a su lado y tener todo tu amor. Mírale a los ojos cuando te hable y te cuente sus maravillosas e historias, deja el móvil cuando te diga mamá mira, aunque te enseñe una tontería porque para él/ella es especial. Sáltate las normas, olvídate del reloj y vive el presente de tu hijo/a porque un día crecerá y toda su infancia quedará en un recuerdo y te arrepentirás de no haberla disfrutado hasta el último aliento.
En resumen, la crianza con apego y respetuosa es una crianza basada en el amor y respeto, en la comprensión, la humildad, los valores, la disciplina positiva, las necesidades de nuestros hijos, en hacer niños llenos de amor y alegríia, niños con personalidad y que sepan tomar sus propias decisiones que no dependan de nadie para hacer lo que sueñan. Una crianza donde sean lo que sean y quieran lo que quieran, sean FELICES!!!! Para acabar, quiero agradecer mucho a mi niñas bonitas, a mis UBUNTUS! Gracias de corazón por todo: por los buenos y malos momentos, por las altas horas de madrugada, por las sonrisas y lloros, por apoyarme pese a todo, por estar ahí siempre y porque “Soy porque nosotros somos”. Os quiero mis niñas 🙂
Jeni Pinto.
Contacto: jeni12pm@hotmail.com y mamaconapego@hotmail.com

Descubriendo la crianza con apego y respetuosa, parte I. Por Jeni Pinto.

Podéis leer el post completo aquí.

Hola a todos! ¿Cómo han ido las vacaciones? ¡Espero que disfrutarais muchos con vuestros peques y que os guste este post, tanto o más que a mí!

Para empezar, os voy a hacer un mini resumen de lo que os voy a hablar. Os voy a contar como me di cuenta que esta crianza era lo mas normal y natural, que era lo que mi instinto maternal y mi corazón me guiaba. Siempre me ha gustado mucho leer y desde que me quedé embarazada no paré de buscar información porque no quería dejarme nada, aunque es inevitable siendo madre primeriza saberlo todo de la noche a la mañana, todo se aprende en base a la experiencia y práctica que vas cogiendo, pero créeme no es tan difícil, jeje. Bueno que me enrollo…! Aquí va mi super post, espero que os sirva de mucho y podáis aprender algo más o simplemente daros cuenta de que siempre tenéis que dejaros guiar por vuestro instinto maternal, muchas gracias.

_____________

Empezemos por el principio: cuando me quedé embarazada busqué información sobre el embarazo porque le tenía pánico al parto y a que algo saliera mal, siempre iba con la idea de que quería un parto lo más natural posible, pero por desgracia hay mucho profesional (si se pueden llamar así) que no respeta el parto. Yo dentro de lo malo tuve un parto más o menos bueno, salvo que me pusieron un gel para dilatar más rápido y acabe pidiendo epidural sin hacerme efecto hasta el último momento que fue cuando ya estaba saliendo mi niña. Salvo esos dos momentos, me respetaron bastante y me dejaron moverme con la pelota, cortó el cordón mi marido después de dejarlo latir, me preguntaron si quería tocar la cabecita cuando estaba pariendo, e hice el piel con piel desde minuto 1. Sólo me separé de ella cuando la fueron a pesar… fue mi madre y mi marido con ella. No me hicieron episiotomía porque me desgarré sola, así que me hicieron puntos, dentro de lo que cabe no puedo quejarme aun que hubiera preferido como dije lo más natural posible.

Ahora os explicaré cómo me di cuenta que la crianza que yo quería hacer y que mi instinto me pedía era una crianza respetuosa y natural. Desde siempre me han encantado los niños, me hubiera gustado poder estudiar psicología infantil y todo lo relacionado con los peques porque los adoro. Cuando nació mi niña, en el hospital durmió encima mío desde la primera noche, cuando llegamos a casa y la fui a meter en la cuna empezó a llorar, así que no me lo pensé dos veces y la metí encima míio. Así durmió hasta los tres meses. A los tres meses empezó a dormir a mi lado en mi cama y así hasta el día de hoy y hasta que ella quiera. La gente ya empezó con los típicos comentarios de que se va a malacostumbrar, déjala en la cunita que dormiréis mejor… pero a míi me entraba por un oído y me salíia por el otro. Me empezaron a meter en grupos de facebook de pañales de tela, portabebés ergonómicos, lactancia materna, hasta que descubrí el de crianza con apego/ consciencia/ respeto/ corresponsable y desde allí un grupo de whatsapp magnífico de mamás que llevan la misma crianza que yo… ¡¡mis Ubuntus!! Así que en ese grupo empezó todo. Desde ese grupo descubrí magníficos libros sobre crianza respetuosa y a medida que iba leyéndolos me iba dando cuenta que era realmente como quería criar a mi hija!

Esta crianza no es ningún método ni la moda de hoy en día ni chorradas de esas, la crianza natural y respetuosa como su nombre dice es lo natural, criándoles con respeto y amor. La gente se piensa que no se les pone límites y les dejamos hacer lo que quieran, pero tienen un concepto muy equivocado de esta crianza, ¡claro que les ponemos límites! pero límites necesarios. Yo no voy a dejar que mi hija cruce la carretera pasando un coche, no voy a dejar que se tire del balcón para abajo, no voy a dejar que se haga daño ni a ella ni a ningún ser vivo. Estos son límites necesarios, si mi hija quiere meter los dedos en el enchufe va a ser un NO rotundo (por cierto existen unos protectores de enchufes para no tener que recordarles).

Los padres, la sociedad, los maestros y educadores… se pasan el día poniendo límites: NO hagas esto, NO digas esto, NO toques eso… no tienen libertad, no se les deja hacer nada, ni opinar ni decidir, y encima se les exige más y más. Recordad que son niños que quieren experimentar y aprender. Quieren ser lo que son… ¡niños!

La crianza con apego y respetuosa no educa a delincuentes ni nada por el estilo, todo lo contrario, cuando tu das respeto recibes respeto, cuando das amor recibes amor, si tu educas con violencia como gritos, amenazas, cachetes, bofetadas, castigos… lo único que estáas haciendo es que hagan las cosas por miedo a sus padres y no porque realmente hayan aprendido algo, eso no es educación. Educar es enseñarles, guiarles, dejar que se equivoquen y aprendan de los errores, dejar que tomen sus propias decisiones, todo esto se consigue con RESPETO y mucha comunicación pero sobre todo con PACIENCIA. Debemos conocer el cerebro del niño y ponernos en su piel entonces así nos damos cuenta de muchas cosas.

Jeni Pinto.
Contacto: jeni12pm@hotmail.com y mamaconapego@hotmail.com

Tres cosas que jamás debes decir, ni como madre, ni como padre, ni como nada

Por favor, mucho cuidado con estas tres expresiones que oigo continuamente en los grupos de crianza y que no son garantía de absolutamente nada:

  • “Pues a mí me fue bien así”: Vale, genial, a ti te fue bien, me alegro. Pero por favor, ten la responsabilidad de no recomendar nada contrario a lo que dicta la ley, la normativa, los consejos de seguridad y el sentido común. Y luego que cada uno haga lo que quiera.
  • “Antes se hacía así”: Antes se hacían taaaaantas cosas… Antes la gente tenía 10 hijos, de los cuales se le morían 3 y era normal. 
  • En general, todo lo que acabe en “y no pasó nada”: Deberías de decir “Y a mí no me pasó nada pero podía haber pasado, así que cuidado y, si decides hacer eso, que sea bajo tu responsabilidad”.

Aplicado al tema de la crianza, sí, ya sabemos que tu hijo de 15 años no tiene (aparentemente) ningún trauma por haber seguido otro estilo de crianza, ya sabemos que antes lo normal era criar a los niños con leche de bote y maizena (y menos mal que las cosas están cambiando), ya sabemos que a ti te untaban el chupete en miel (y mejor no me enseñes los dientes ahora), ya sabemos que antes no eran obligatorias las sillitas para el coche (y mira las estadísticas de la DGT sobre muertes infantiles hace 20 años y las actuales), ya sabemos que tu hijo usó tacataca y no tiene las piernas torcidas (pero podría tenerlas), etc.

Por favor, no juguemos a la lotería con la seguridad de los demás.

Recuperando los juegos de calle

Durante éstas vacaciones de verano, me he dado cuenta de que  los niños aunque quieran, ya no saben jugar en la calle. No saben crear histórias o inventarse juegos nuevos.
Debemos ofrecerles alternativas a las horas encerrados en casa delante de una pantallita, o de la tele, así que voy a hacer una pequeña recopilación de aquellos juegos que tanto disfrutábamos nosotros, para poder usar como guía explicativa.
Haber si logramos que vuelvan los gritos y juegos en la calle.

1. El calientamanos

Uno frente a otro, con las manos unidas por las palmas, intentaremos pegar al otro en el dorso de la mano, antes de que se retire.

2. La rayuela

Se traza en el suelo con tiza o yeso un diagrama constituido generalmente por una serie de rectángulos coronados por un semicírculo. El número de casillas cambia de una variedad a otra; podemos encontrar desde 6 a 11 o más casillas. Se enumeran los distintos compartimentos, a los que también se les puede dar distintos nombres. La/el jugadora/or arroja su tejo (generalmente una piedra lo más plana posible) al primer compartimiento, que se salta a pata coja, realiza el recorrido sin pisar el dibujo, y al final, empuja el tejo fuera del diagrama, para luego pisarlo. Lo mismo hace con las otras casillas hasta llegar a la última. En algunas casillas que reciben el nombre de “descanso”, así como en la casilla final, que puede llamarse “cielo”, “gloria” o “paraíso”, la/el jugadora/or puede asentar los dos pies. En otras casillas no se puede hablar y algunas veces deben saltarse, es decir, que ni el tejo ni la/el jugadora/or pueden tocar esas casillas. Otras casillas están divididas en dos partes por una línea diagonal o vertical y deberá saltar sobre ellas con las piernas abiertas; es decir, poniendo un pie en cada parte. La/el jugadora/or pierde cuando posa los dos pies en las casillas donde no está permitido, cuando pisa las líneas del diagrama, cuando el tejo sale del dibujo, o cuando el tejo quede sobre una línea, pasando el turno a la/el siguiente participante.

3. El elástico o goma

Como su nombre indica, era una goma grande, elástica, que se ponía a la altura de los tobillos, y cantando una serie de canciones se iba saltando dentro, aumentando la altura y con ello la dificultad de los saltos. Junto a la comba, de mis favoritos.

4. La comba

“Al pasar la barca”, “El Cocherito” o “Soy la Reina de los Mares” son algunas de las canciones que cantábamos mientras hacíamos girar la cuerda cada vez más rápido.

5. El escondite

Todos sabemos jugar a éste juego, mientras uno cuenta, los demás se esconden y luego el que cuenta tiene que buscarlos y encontrarlos. Los que están escondidos tienen que correr a tocar la pared donde contaba el biscador, antes de ser vistos para salvarse.

La vuelta al cole: adaptación, rutinas, deberes, extraescolares

Estos días empiezan los colegios y las escuelas infantiles y son días de cambiar de rutinas, de tener que organizarse mejor y de plantearse cómo se va a dar el año.

¿Qué debemos tener en cuenta ante la escolarización de nuestros hijos?

1. Cambio de horarios y rutinas

Muchos padres se preguntan si no sería conveniente ir adaptando el horario de sueño y rutinas al impuesto posteriormente en el colegio, pero hay que tener en cuenta que, de una manera u otra, ese cambio de rutinas se va a dar, y adelantarlo no va a hacer que le cueste menos despertarse.
Todos los niños, a los pocos días de empezar el colegio, han regularizado sus rutinas. La adapatación de los horarios no es, pues, algo que nos tenga que preocupar más allá del día anterior al inicio de la escuela.

2. El periodo de adaptación

El periodo de adaptación es importantísimo, especialmente si es el primer año de escolarización del niño. Debe acostumbrarse poco a poco al nuevo entorno, al espacio, a las personas que le acompañarán durante todo el curso. Lo ideal sería un periodo de adaptación progresivo de mínimo una semana de duración en el que los primeros días pudieran estar acompañados por uno de los padres, pero sabemos que esto no es posible en todas las escuelas.
Debemos ponernos en el lugar del niñx: le estamos dejando solo con unos desconocidos. La adaptación, por tanto, es casi imprescindible.

3. La despedida a la hora de entrar a clase

El niño necesita confiar en las personas con las que se queda y, ante todo, en su madre. No es buena idea aprovechar que el/la niñx está distraídx para irnos sin que nos vea. Es mejor explicarle que vamos a dejarle allí un rato mientras nosotrxs tenemos que ir a trabajar, pero que volveremos a buscarle enseguida.
Si el niño es más mayor y conoce las horas del reloj, podemos enseñarle cómo va pasando el tiempo para que tenga una referencia para saber cuándo volverá su mamá o papá a buscarle.

4. Deberes

Este es un tema controvertido. Si los niñxs ya son mayores, llega un momento en el que es necesario practicar lo aprendido en clase, pero esto no sucede hasta niveles muy avanzados. En general, seis horas de clase son más que suficientes para aprender lo básico que necesita saber un niñx para ir progresando en el sistema educativo. Aumentar su “jornada laboral” en más horas puede agotar y no les permite desarrollar otras actividades aun más importantes en esta etapa, como es el juego.

5. Actividades extraescolares

Estamos en las mismas que con los deberes. En niñxs muy inquietos, por ejemplo, les puede venir bien algún deporte, o en niñxs muy sensibles o muy nerviosos, las actividades artísticas pueden canalizar su expresión, pero esto debe ser siempre algo voluntario que al niñx le guste hacer. Si no, deja de tener sentido y solo conseguimos agotarlo.
A veces da la sensación de que tratamos de ocupar el tiempo de los menores por todos los medios para no estar con ellos cuando debería ser al contrario: ya han tenido suficientes horas de clase.

Dejémosles ahora estar con nosotros, disfrutar mutuamente de la compañía de la familia y jugar. ¡Recuerda que son niños!

1) Libro “La crianza con apego”


Queremos presentaros un libro que hemos publicado en Amazon con artículos seleccionados de la administración de esta web. El libro se llama La crianza con Apego y lo podéis pedir en papel o en digital:

 

Este libro es una interesante guía rápida para mamás recientes o familias que quieran iniciarse en la crianza con apego.

Todos los artículos y fotografías son 100% originales y están escritos desde mi experiencia profesional y personal como educadora social especializada en atención temprana y como madre.

Para leer el ebook necesitareis un kindle o la app gratuita de Kindle en el móvil.

Esperamos que os guste y os sirva.

Los contenidos que están incluidos dentro del libro son los siguientes:

 

  • 1) EL DESARROLLO DEL BEBÉ

I. El desarrollo del bebé de 0-36 meses
II. Desarrollo social y afectivo del niño y teoría del apego I
III. Desarrollo social y afectivo del niño y teoría del apego II
IV. Desarrollo cognitivo
V. Desarrollo motor del niño
VI. Desarrollo lingüístico

  • 2) CRIANZA NATURAL

I. Colecho
II. Destete natural
III. ¿Estimulación temprana?
IV. Bebés llorones
V. Bebés y animales

  • 3) EDUCACIÓN

I. El castigo
II. El “no” y las rabietas .
III. Juguetes a evitar
IV. Ideas DIY para que jueguen los bebés
V. ¿Qué son los celos?
VI. Menores en internet: Precauciones, consejos, seguridad

  • 4)MATERNIDAD

I. El Plan de Parto
II. Sexo y lactancia
III. 10 cosas que nadie te contó sobre la maternidad
IV. ¿Conciliación laboral?
V. Recuperación tras el parto
VI. Test: ¿Qué tipo de madre eres de cara a los opinólogos?

  • 5) ESCUELA DE PADRES

I. 5 cosas que aprendes de tus hijos
II. Los fantasmas de la maternidad
III. 5 errores comunes de papás primerizos
IV. 14 cosas que nunca deberías decirle a una madre que amamanta (y por qué)
V. Visitar a un recién nacido
VI. Arrepentimiento
VII. Diez cosas que jamás debes hacer con los hijos de los demás

  • 6) VACACIONES

I. Lista de cosas que no se nos pueden olvidar en la maleta del bebé
II. Vacaciones con el bebé

  • 7) ARTÍCULOS DE OPINIÓN

I. ¿Y qué tal se porta?
II. Mitos

El bebé manipulador, por Elizabeth Semper

De los creadores de “Cómo que vais con el nene a todos lados? Dejadlo con la abuela y disfrutáis” y de la no menos conocida “Que no usa carro? Os tiene tomada ya la medida!” Llega “El bebé manipulador“…

Chan chan chan chaaaaaaaaaaaaaaan!!!

Peor que Jaws, Pesadilla en Elm Street, y toda la saga de Saw juntas!!!!

Chan chan chan chaaaaaaaaaannnnnnnn!!!

 

_____________________

Ahora en serio. Manipula el adulto que habla de bebés manipuladores.

  1. Manipula al bebé, al que anula como ser sintiente y le aboga a ser poco más que un muñeco al servicio del gusto del adulto.
    Los bebés son humanos, tienen necesidades, deben ser cubiertas. Punto.
  2. Manipula a los demás adultos, a los que cuestiona su libertad de actuación y su figura de adulto.
    Cada hombre y mujer tienen derecho a elegir su vida, ni más ni menos, en libertad siempre que no perjudiquen a nadie. Como tal, RESPETA sus decisiones y NO CUESTIONES las consecuencias de SUS actos si tú no has vivido una realidad parecida. Por mucho que hayas tenido 5 o 10 hijos, ¿por qué deberá ser tu desempeño mejor que el de ellos?
  3. Y manipula a su instinto, al que anula, porque su hedonismo queda por encima de lo que sus tripas realmente hablan.
    Es decir, anulan la afectividad y la sustituyen por la racionalidad, lo que viene siento auto-atentados al ser.

Somos mente (raciocinio), cuerpo (fisico), y emoción (instinto, afectividad).
Algunas personas incluyen alma/espíritu en un concepto no religioso, sino como un “pegamento” que unifica el estadio emocional, el físico y el intelectual, lo que normalmente llamamos carácter o estado de humor.

¡¡¡Un poquito de ubicación y todos felices!!!!

Estadísticas sobre partos: edad de la madre, prematuridad, embarazos múltiples, cesáreas…

Hoy os dejamos este enlace a las estadísticas oficiales del INE España sobre partos con datos actualizados a fecha del 2.011. Aquí podréis comprobar los datos combinados de los partos según edad de la mujer, comunidad autónoma, tipo de parto, tiempo de gestación, sexo del bebé, etc.

Estas son algunas conclusiones que podemos extraer de estas estadísticas:

  • La edad más común para tener hijos son los 33-34 años de la mujer. 
  • En mujeres que tienen hijos al final de su vida fértil, aumentan los casos de bebés prematuros y partos distócicos. 
  • En embarazos múltiples, aumentan considerablemente los casos de bebés prematuros (más cuantos más bebés sean). 
  • El caso más común de parto doble en ese año fue niño-niña. 
  • En casos de embarazos múltiples, las cesáreas duplican al menos a los partos naturales. 
  • La Comunidad Autónoma con más nacimientos fue Andalucía. 
  • Solo hubo un caso de cuatrillizos. 
  • La Comunidad Autónoma con menor proporción de cesáreas en el País Vasco. 
  • La media de cesáreas en España supera ampliamente la del extranjero. 
  • El mes con mayor número de nacimientos fue agosto. 
  • No se recogen datos sobre partos en casa

Todavía hay un largo camino para conseguir normalizar la atención materno infantil, reducir los partos medicalizados y las cesáreas.

Recuperación tras el parto

Cambios físicos

El útero aumenta en 500 veces su capacidad durante la gestación. Para volver a su tamaño, después del parto empieza a contraerse de la misma manera que durante el proceso de parto. Estas primeras contracciones postparto sirven para cerrar los vasos sanguíneos abiertos que ha dejado la expulsión de la placenta y posteriormente continúa contrayéndose con lo que se conoce como entuertos, que se pueden sentir hasta varios días e incluso semanas después del parto. La oxitocina que se libera durante la lactancia aumenta los entuertos y acelera la recuperación.

Una semana después de dar a luz, el útero se ha reducido hasta la mitad de su tamaño al final del embarazo, y no llegará a su tamaño original hasta aproximadamente un mes después. Pero incluso cuando el útero ha vuelto a su tamaño original, la tripa de la madre puede seguir hinchada por la distensión de los músculos abdominales.

Por fuera, las estrías irán difuminándose poco a poco a lo largo de muchos meses, aunque no llegan a desaparecer completamente.

La cantidad de peso que se pierde en el parto es, aproximadamente, la siguiente:

  • 3-4 kg. del bebé
  • 0,5-1 kg. de placenta
  • 1 kg. de líquido (sangre, rotura de la bolsa…)
  • El resto de líquido extra que tienes en tu cuerpo (exceso de sangre y acumulación durante el embarazo) se irá eliminando poco a poco (aproximadamente se pierde otro 1,5 kg. en la primera semana a través del sudor, la orina,…).

Si te han practicado una episiotomía o has tenido un desgarro, las molestias de los puntos pueden durar semanas (son más molestos los externos). Para aliviarlo, intenta no andar demasiado, no estar mucho tiempo de pie y lavarte simplemente con agua corriente y jabón neutro en la ducha. No se recomiendan soluciones yodadas. Para secar la zona da toquecitos suaves, sin frotar. Si las molestias se alargan, consulta a tu matrona.

Por otra parte, son muy comunes los episodios de incontinencia urinaria después del parto que puede durar más o menos tiempo, especialmente en casos de partos muy medicalizados. Esto se debe a la distensión de la vejiga. Hacer los ejercicios de Kegel de manera regular ayudará a recuperar el tono muscular del suelo pélvico.

Durante este periodo de la cuarentena, puede darse un sangrado llamado loquios, donde se expulsan los restos de tejidos que aún hayan quedado dentro del útero, al principio de manera más abundante y después, según vayan pasando los días, más escaso y aguado.

Es normal, durante los primeros días después del parto a partir de la subida de la leche, tener el pecho duro, dolorido y lleno. Esto va mejorando de manera espontánea en un par de días, en cuanto la producción de leche se sincronice con la necesidad del bebé.

En cuanto al pelo, es común notar una caída unos meses después de dar a luz. Esto se debe al aumento de los niveles de estrógeno. Es temporal y volverá a salir en pocos meses. En cambio, el vello que apareció posiblemente durante el embarazo desaparecerá definitivamente.

Las manchas en la piel o el acné que pudieron aparecer durante el embarazo también tienden a desaparecer de manera espontánea. No obstante, es importante siempre la protección solar.

El tiempo medio que tarda el cuerpo en volver a su estado definitivo (que puede no ser exactamente el de antes del embarazo) es un año.

Cambios psicológicos

El huracán de hormonas y la propia vivencia de la maternidad provoca una serie de cambios a nivel emocional que pueden ir desde la euforia hasta la depresión. Es importante tener ayuda para descansar y recuperarse físicamente. En todo caso, si la tristeza se acentúa o persiste más allá de las primeras semanas, convendría consultar a un profesional.

Una vez que la recuperación se haya asentado, la emoción se estabilizará pero es probable que no vuelvas a ser la misma persona que antes en tu manera de pensar ni de sentir.

Cómo favorecer la recuperación: 

 

  • Es importante beber mucha agua para favorecer la eliminación de líquidos y aliviar los comunes problemas de extreñimiento.
  • Come sano.
  • No tengas prisa por hacer ejercicio. Es importante favorecer primero la recuperación del suelo pélvico y de la pared abdominal y un ejercicio demasiado duro en las primeras semanas podría empeorarlo. Comienza como a poco a partir del momento en que te veas preparada. Las abdominales hipopresivas o el pilates pueden ser una buena opción.
  • Descansa el tiempo suficiente: aprovecha para dormir cuando el bebé duerma.
  • La prácticas típicas de la crianza natural favorecen la recuperación de la madre, ya que la lactancia y el colecho ayudan a que el mayor número de tomas acelere la retracción del útero.
  • Existen grupos que hacen sesiones de recuperación postparto asistidas por profesionales. Infórmate si cerca de tu domicilio hay alguna.
  • Los talleres de masaje infantil son interesantes para disfrutar de un momento de relax con tu bebé y para favorecer la comunicación y la afectividad, pero si notas que no está cómodo o se sobreestimula en lugar de relajarse, mejor evita esas sesiones.

 

Mi nena dormida en una sesión de masaje infantil.

Más información: Sexo después del parto

 

Cris. Educadora social especializada en atención temprana y directora editorial.