Mi niño/a pega. A mi niño/a le pegan

Vaya por delante que este tipo de reacciones en los niños (pegar,  morder, empujar…) son “normales”. Alrededor de los tres años, los niños empiezan a socializar y a interactuar con otros niños, pero aún no han desarrollado sus habilidades sociales: no saben cómo relacionarse, cómo pedir las cosas, cómo mostrar enfado, no conocen las normas sociales, se frustran, etc.

Pero que sea “normal” (habitual) no quiere decir que no debamos hacer nada.

Vamos a empezar por lo que no debemos hacer en caso de que nuestro hijo/a pegue:

 

  • Parece obvio, pero por si acaso digo: no debemos pegarle nosotros. Enseñar con violencia a no ser violento es simplemente absurdo. Seamos un ejemplo de cómo resolver las cosas.
  • No debemos pasar del tema. En general, cuando hay un pequeño conflicto entre niños/as, recomendamos no intervenir para que aprendan a resolverlo solos, pero si se llega a dar una agresión, no podemos consentirlo.
  • No conviene darle al agresor inmediatamente lo que quiere para que deje de pegar. Se trata de hacerle ver que las cosas no se consiguen a través de la violencia, porque en ese caso volverá a hacerlo.
  • No castigarle: Los castigos no están relacionados con el problema y, por tanto, no lo solucionan. Son un golpe de autoridad por parte del adulto y no enseña al niño/a a resolver situaciones.

Entonces, ¿qué hacer / cómo actuar?:

A partir de los tres años aproximadamente, los niños van madurando en su razonamiento a la vez que ya suelen haber adquirido un vocabulario suficiente para comprendernos y que podamos razonar con ellos:

 

  • Poner en palabras la frustración del niño/a: “Sé que estás molesto porque tú también querías este juguete”.
  • Enseñarle las consecuencias de sus actos: “Le haces daño a tu amigo/a”. “No querrán jugar contigo si haces eso”. “¿Tú cómo te sentirías si te pegaran?”,
  • Mostrarle alternativas: “¿Me dejas jugar a mí un ratito con eso?”
  • Mientras el niño/a vaya comprendiendo e interiorizando esto, lo único que podemos hacer es estar muy pendientes de él y estar cerca siempre que juegue con otros niños.
  • En el caso de que el niño/a sea agresivo en el colegio/centro infantil, hablaremos con el educador/a para tratar de coordinar esfuerzos para solucionar este conflicto y no caer en comportamientos contradictorios que confundan al niño/a. Lo ideal sería que aceptaran nuestra manera de educar y que no castigaran al niño cuando sucede esto, aunque también tenemos que tener en cuenta que el ratio de educadores/as por clase a veces no permite estar pendiente continuamente del niño/a agresor/a y es posible que le aparten del grupo en algunas ocasiones.
  • Si la agresión se da repetidamente contra un mismo niño/a, se debe hablar con los padres de la víctima para tratar de encontrar las causas del conflicto y buscar una solución, así como para aunar fuerzas en tratar de mejorar las habilidades comunicativas de ambos.

¿Y cuando mi niño/a es la víctima?

 

  • Evidentemente, debemos enseñarle que debe defenderse, pero nunca mediante la violencia, porque convertiríamos el problema en un círculo vicioso. Debemos enseñarles a decir “No me gusta que me hagas eso, me haces daño” y retirarse del escenario conflictivo de inmediato.
  • Si el conflicto se da en el colegio/centro infantil, debemos enseñarle a avisar inmediatamente al educador/a cuando se produzca un conflicto, incluso antes de llegar a la agresión si ya se ha dado anteriormente.
  • Conviene hablar con el educador/a para que nos explique exactamente el problema (si ha sido un conflicto puntual o no, si sucede lo mismo con otros niños, cuál ha sido el detonante, etc.) y tratar de crear una estrategia común, así como para que vigile especialmente al niño/a agredido/a.
  • Si es posible, debemos hablar con los padres del agresor para encontrar el origen del conflicto y ayudar a los niños/as a solucionarlo.

 

Cris. Editora y educadora social. editorialcuatrohojas.com

El A,B,C del calzado infantil


Para empezar quiero decir que para mi, los niños, hasta los 2 años no deberían llevar zapatos el máximo tiempo posible, éste post os explica el porqué pienso así. 

Antes de empezar me gustaría que viéramos todos una imagen:


Como podemos observar, hasta los 2-3 años, los huesos no están casi todos en su sitio definitivo y formados, por tanto hacer que el niño lleve unos zapatos que no hacen falta, puede generar problemas a largo plazo en el andar y la formación de la estructura. 
Además, las plantas de los pies son una parte del cuerpo que al igual que las yemas de los dedos, las palmas de las manos o la boca, son las principales maneras de nuestros hijos para sentir y descubrir el mundo, por eso cuánto más tapados estén, más les cortamos su percepción del entorno. 

Bien, una vez aclarado ese punto, ya sabemos y tenemos decidido que nuestros hijos no necesitan zapatos, pero lógicamente algunos de los sitios a los que vamos no son seguros para ir descalzo o hace mucho frío. Aquí es dónde voy a daros unos puntos claves para escoger calzado.

1. La puntera del zapato debe ser redonda y cerrada, pero amplia para que los dedos tengan libertad de movimiento.

Attipas

2.Mejor que se abroche en el empeine, no en el tobillo, así se aguantará bien, pero el pie del peque tendrá movilidad.

Bobux

3.La horma del zapato tiene que ser recta, sin diferencia entre izquierda o derecha. Y si hay diferencia, que no sea muy inclinada para evitar que los dedos del niño se deformen hacia uno u otro lado.

Bobux

4.Comprobar dentro del zapato que no haya hilos, costuras,bultos, algo que roce el pié y pueda causar heridas o molestias.

Pablosky


5.El talón, el refuerzo que suelen llevar los zapatos, debe llegar por encima del talón, nunca más arriba para que pueda tener libre el tobillo y flexionarlo sin problemas.

Kickers


6.Miremos el dibujo de la suela y elijamos el que tenga un patrón irregular, con líneas que no sigan un mismo patrón, para que así sea antideslizante. Ha de ser flexible y poder doblarse completamente, ligero y no medir más de 5mm de ancho.

Pololo Juan

7. Entre todos los materiales de confección, la piel siempre es la apuesta más segura, es fácilmente manejable y transpirable.

Decathlon

 

Biomecanics

 

Aquí os dejo los enlaces de las páginas de las marcas que salen en éste post:

Decathlon
Biomecanics
Bobux
Kickers
Pablosky
Attipas

Testimonios Anónimos que nos llegan


La primera (y única vez) que asistí y salí de una reunión de Alcohólicos Anónimos recuerdo haberlo “celebrado” bebiendo en cuanto llegué a casa.
Recuerdo la sensación de alivio cuando las personas (ex alcohólicas) que allí se encontraban, sus caras, sus rostros, sus vidas, indicaban por dónde habían pasado y de dónde venían (y con qué heridas se habían quedado en sus miradas).
Recuerdo con desagrado llegar con el tiempo justo al momento de la reunión.
Pensé que llegaría al menos con 10-15’ de margen, para que me diera tiempo a tomarme una copa en el bar de al lado, y poder afrontar tranquilamente la vergüenza o el reparo que me daba llegar hasta allí y enfrentarme a una situación que llevaba retrasando mes tras mes.

Recuerdo sentirme aliviado cuando vi la entrada de esa parroquia (como pude comprobar con anterioridad, casi todas las reuniones presenciales de Alcohólicos Anónimos se realizan en locales de iglesias o parroquias, supongo que como recurso más fácil para encontrar un local a bajo coste), donde casi de noche, apenas se dejaba entrever una luz tenue y un local con aspecto de desangelado y casi desierto.
Recuerdo como al entrar me encontré a no menos de 30 personas, llenando un local, lleno de mesas y sillas en círculo donde se ofrecía café y pastas con los que animar la reunión.
Nunca pensé que me encontraría a tanta gente.
Era una reunión de entrada libre, como la que hacen todos los primeros lunes de cada mes, y ese mes, el “invitado de honor” fui yo (la única persona nueva de todas las que estaban allí presentes).

Todos los miembros del grupo (y sus familiares) estaban allí presentes, en un día en el que no hay reunión oficial, para recibir a aquellas personas nuevas que podrían acercarse -la asistencia no hay que confirmarla- para ver de qué va toda esta “película” (en sus 80 años de historia existen ya más de 116.000 grupos diseminados por todo el mundo. Me pareció un dato brutal).
Me sentí el centro de atención inmediatamente, sin pretenderlo. Nada más entrar por la puerta y comprobar que no había ninguna silla libre. Era el último en llegar. Y eso que fui “estrictamente” puntual. Inaudito.
Algo que no me gustaba tampoco era saber la duración de esta reunión o charla informativa.

Duró lo que tenía que durar. Hasta que hablaron todos y cada uno de las 19 personas que pertenecían a este grupo o círculo.
Recuerdo los testimonios de vidas y experiencias que harían estremecer hasta el más insensible de los mortales.
Recuerdo lo bien que me hicieron sentir durante la reunión, salvo por las ganas que tenía de salir corriendo.
Recuerdo el descanso de 15’ a mitad de las dos horas interminables en donde se me acercó tanta gente a hablar conmigo de forma tan agradable y amistosa. Y sin embargo, quería seguir huyendo.

Recuerdo las palabras de una mujer, al volver dentro una vez terminado el descanso, muy amable y agradable, diciéndome que la persona más importante de ese día, de esa reunión, era sin duda YO.
Recuerdo también las palabras de un hombre, el siguiente que habló después de esa mujer, que dijo justo todo lo contrario. Que yo no era la persona más importante de ese día. Que lo sería si fuese un segundo día, y “repitiese” reunión. Ese hombre consiguió mirar dentro de mí de forma más fácil e incisiva. Muchos años de experiencia de ver a muchas personas acercarse a este tipo de reuniones. Saber en pocas palabras si tu eres de los que se acercan allí por curiosidad o eres de los que tienen un problema grande y grave, y tienes intención y convicción de buscar una solución al mismo.

Si eres de los que te escondes y no le dices a tu familia donde vas a ir, o si eres de los que te haces acompañar de tus hijos (adolescentes) y parejas porque necesitas de su ayuda presencial para poder seguir viniendo todos los días que hay grupo.
Recuerdo personas que llevan viniendo a este tipo de grupos más de 30 años. Más de 30 años sin probar una gota de alcohol. Personas que saben lo que es tocar fondo. Tocar fondo de verdad.
Recuerdo personas que van todos los días a este tipo de grupos. Grupos dos o tres veces por semana en un barrio, y que buscan otros grupos, otros lugares, y otros días en otros barrios… El caso es no dejar de “tomar su dosis” de salvación. Su particular medicación. El único respiro que sus vidas pasadas, amenazantes siempre en sus cabezas (sus testimonios narrados en cada sesión, que les hacen revivir todos los días), les dejan a diario.

Recuerdo ver hombres, mujeres, de todas las edades y condiciones.
Recuerdo como compartimos nuestras primeras vivencias con el alcohol y otras drogas. 12 años. 13 años. 14 años… Lo habitual.
Todos hemos tenido borracheras de escándalo en donde a partir de determinado momento, nos olvidábamos de lo que ocurría delante de nuestros ojos y nuestros vasos o copas. Que inteligente es nuestro cerebro. Como acepta desconectarse y dejar de acompañar una situación aberrante.
Recuerdo muchos testimonios en donde se reconocía que todos hemos empezado a beber en algún momento de nuestras vidas para superar esa timidez que deseábamos vencer con facilidad.

Todos nos hemos sentido seguros de nosotros mismos porque hasta la cuarta o quinta copa controlamos, y no vemos el peligro más allá. Aunque sepamos, que ese peligro, siempre acaba llegando.
Todos hemos tenido problemas en encontrar dónde estaba aparcado nuestro coche al día siguiente (incluso los días en los que no bebemos -acertó a decir uno de los asistentes-).
Todos hemos tenido algún accidente de coche con mayor o menor suerte o desgracia, en donde le hemos dejado más irreconocible si cabe, que a nosotros mismos. Siniestro total dicen. Supongo que refiriéndose a los coches.

Quizá nuestros hijos sean capaces de superar nuestras limitaciones y miedos.
Quizá seamos capaces de revertir esta situación.
Quizá seamos capaces de reconocer que tenemos un problema.
Pero hoy me temo que no va a ser ese día.

Bendita denominación de “bebedor social” me encontré esa misma noche, en mitad de la reunión, expresión que llegué a escuchar en varias ocasiones y que rápidamente hice mía. Expresión que se refiere a todas esas personas que beben a diario. Por costumbre. Porque les gusta. Porque incluso creen “controlar” la situación. Porque piensan que no es tan grave. Que lo dejarán en cuanto se lo propongan. Porque son capaces de querer dejar de beber en cualquier momento, pero no quieren renunciar a beber en las “grandes ocasiones”. Esos fines de semana gloriosos, donde la cantidad de alcohol es proporcional a las ganas de divertirse. Esas bodas o reuniones familiares donde el principal motivo de reunión y disfrute no es ver a nadie, sino ser capaces de beber sin que eso suponga un problema delante de nadie. El consumo de alcohol está tan normalizado y “legalizado socialmente” que a nadie le escandalice incluso el consumo o ingesta en grandes cantidades, incluso, con tus propios hijos de testigos.
La distancia a la copa es la misma para todos.
Para el que lleva 30 años sin beber, o para el que ha empezado hoy mismo.
Eso también me quedó muy claro. Lo repitieron varias veces a lo largo de la reunión.
Tan claro como que fue lo primero que hice al llegar a casa. Buscar esa distancia tan corta entre mi copa y yo. Y hacerla más corta todavía.
¿Seremos capaces de vencer una situación como en la que nos sumerge el alcohol sin necesidad de tocar fondo?

Recuerda. La peor copa no es la cuarta o la quinta. No. Es la primera. Eso también me quedó claro. A pesar de que no le hice ni maldito caso.
Sigo sin tocar fondo. Sigo sin ver la solución al problema. Sigo siendo un “bebedor social”, que disfruta bebiendo y venciendo su timidez con unas copas de más…
Y me gusta beber y seguir bebiendo. Porque todavía no he tocado fondo y tengo margen de maniobra todavía.
La vida sigue. Y el consumo de alcohol también.

Another brick in the wall, por Santi


No soy muy fan de Pink Floyd, soy de los que piensa que el rock and roll es como un buen pescado, cuanto menos elabores su cocción mejor. Por eso soy más de Fogerty, de Johnny Cash, de los Stray Cats….aunque por ejemplo Wish you were here me parece una canción imprescindible. Dicho esto también creo que la educación británica de los 50 debía resultar traumática y que mientras la mayoría ahogaba sus penas en el alcohol y en los campos de fútbol o rugby, una minoría nos dejaba un legado artístico incomparable. Desde los Rolling Stones hasta Clash pasando por The Who, Eric Burdon, Led Zeppelin, Free, The Kinks, Dire Straits….la lista sería interminable y todos ellos fueron hijos de la vara en la represiva educación escolar británica.
La que sea probablemente la más famosa canción de Pink Floyd: The wall (el muro) es una ácida crítica (nunca mejor dicho) a esa educación “sufrida”, la historia quiso que se asociara erróneamente a otro muro, un muro político que dividía Europa en dos, manteniendo a la mitad de los europeos en un mundo oscuro y represivo, donde la rebeldía no se pagaba con la vara, si no con la muerte o los campos de concentración en el mejor de los casos y la canción de  Floyd se convirtió en una especie de himno por la libertad tras la caída del muro.
Me vais a permitir que ya haga mi propia composición del muro, de un nuevo muro, pero antes os voy a pedir un ejercicio de imaginación. Imaginad que dos personas tienen que construir un muro a una de ellas, se le facilita para sus construcción ladrillos y cemento como es lógicoademás se  la dan todas las herramientas necesarias  para ello y no solo eso, además tiene a su alrededor a todo un equipo, que le van a acercando los ladrillos, que le van preparando el cemento, que le proporcionan agua, comida etc., etc. 
A la otra persona en cambio, tan solo se le proporcionan los ladrillos y el cemento nada más. Si os pregunto quién terminara el muro antes, creo que no tendréis ninguna duda ¿verdad? Es más, en esas circunstancias lo más probable, es que el segundo constructor, ni tan siquiera se plantee el lograrlo, ante la constatación de que es imposible,  mejor dedicarse a otra cosa. Pero es más, si os pregunto si os parece justo, estoy seguro que independientemente de vuestra ideología, sexo, religión, todos opinareis que es injusto ¿verdad?
Pues bien eso que parece totalmente ilógico, es el pan nuestro de cada día en las separaciones o divorcios en este país, especialmente cuando hay hijos en común. Cuando hay que construir ese muro que es una separación, mientras a uno se le otorgan todas las herramientas  y la ayuda, al otro se le dan los ladrillos y el cemento y espabílate, el resultado de ello es que la inmensa mayoría de los del segundo grupo ni tan siquiera lo intenta, deja que sea el “beneficiado” quien construya el muro y ponga donde  le dé la gana, si es que le da, la puerta. No hace falta que diga que sexo es el beneficiario de las ayudas y cual no ¿verdad? 
Lo primero que quiero hacer desde aquí, es expresar mi más sincera admiración por todos aquellos, que a pesar contar solo con sus propias manos lo consiguen, pero está claro que son una pequeña minoría, el resto simplemente nos resignamos a nuestra suerte.
Quizás a mucha gente le parezca, que esto es un problema individual, de pareja nada más, yo no lo creo, es algo mucho peor, entre todos estamos construyendo un muro mucho más alto y fuerte, que lleva camino de dividirnos en dos, un muro que separa a hombres y mujeres, que nos hace incompatibles, fruto de la fusión de muchos pequeños muros individuales y es por eso que si no queremos quedarnos cada uno a su lado del muro, si queremos un mundo de todos y para todos, con todos juntos y mezclados, creo que les toca mover ficha a las mujeres, creo que deberían ser ellas, quienes exigieran las mismas condiciones para todos incluso cuando no queda más remedio que construir un muro, que entre los dos lo construyéramos y no pusiéramos de acuerdo donde poner la puerta. Si no como dice la canción vamos camino todos hombres y mujeres de convertirnos en “Another brick in the wall”.

Santi.

Lardamma se suma a contramarcha

5 motivos para NO comprar una silla a contramarcha

Desde lardamma.com, nos sumamos a la campaña NI UN PEQUE MÁS EN PELIGRO, una iniciativa de Una Mamá de Otro Planeta, A Contramarcha y A Contramarcha salva vidas.

1. Por el precio. 
Porque todos sabemos que no merece la pena asegurar la vida de nuestro/a hijo/a solo por 100 o 200 euros más. Total, es una silla que apenas va a durar cuatro años…

2. Porque no podemos ver al bebé mientras vamos conduciendo.
Porque los espejos aún no están inventados, ¿no?

3. Porque no hay sitio suficiente.
Todos sabemos que ir en el asiento de atrás de un coche es como viajar con Ryanair. Apenas entran unas rodillas, como para poner semejante cacharro que sobresale unos 10 centimetracos más que una silla normal…

4. Porque no las venden en el Prenatal de debajo de mi casa.
Y es un esfuerzo sobrehumano irse a otra tienda o pedirla por internet. Uffff.

5. Porque el/la niño/a llora.
Y, por supuesto, si fuera en sentido de la marcha, no lloraría de ninguna manera, ¿verdad? ¬¬

#niunpequemasenpeligro

VIOLENCIA FILIO – PARENTAL: QUÉ, QUIÉN, DÓNDE, CUÁNDO, CÓMO Y POR QUÉ, por Mónica Ruiz

La adolescencia de nuestros hijos, quizás, quede lejos todavía para algunas familias. Quiero compartir algunos de los resultados actuales en relación a la Violencia Filio – Parental ya que es un comportamiento que empieza a manifestarse en la adolescencia pero que se fundamenta durante la infancia, como indican algunos factores de riesgo que más adelante nombraré.
Vamos a analizar esta realidad.
La Violencia Filio – Parental (VFP) es un problema cada vez más evidente en los sistemas de protección social, sanitario y judicial, y aunque a día de hoy todavía existen muchas preguntas por responder, el interés de los profesionales por atender las necesidades de las familias crece, y con ello aumentan las respuestas. Definimos la VFP como un acto de abuso ejercido por los hijos hacia los padres cuyo objetivo es ganar poder y control sobre ellos. Este comportamiento se diferencia de las conductas disruptivas propias de la adolescencia, ya que se considera inaceptable y conlleva importantes secuelas para las víctimas.

 

En la actualidad diferenciamos tres tipos de VFP:
1. FÍSICA. Consiste en actos de violencia directos como empujar, abofetear, dar patadas o puñetazos a los padres, pegarles con algún objeto, amenazarles con elementos peligrosos, o romper, dar patadas o pintar/rayar objetos del hogar familiar;
2. PSICOLÓGICA. Implica insultos, gritos, intimidar a los padres, jugar maliciosamente con ellos, conducirles a pensar que están locos, hacerles exigencias irreales, insistir en que acaten sus normas, mentir, huir del hogar, y amenazar con suicidarse o con marcharse del hogar sin tener intención de hacerlo; y
3. ECONÓMICA O FINANCIERA. Incluye conductas como robar dinero o pertenencias, vender posesiones de los padres, incurrir en deudas que deberán pagar los progenitores, o exigir a los padres que les compren cosas que no pueden permitirse.

Esta violencia es continuada, y no se produce como defensa propia de agresiones, abusos sexuales o trato vejatorio hacia uno mismo o hacia otros miembros de la familia.
El estudio elaborado en el marco del proyecto de investigación PSI2012-33464 “La violencia escolar, de pareja y filio-parental en la adolescencia desde la perspectiva ecológica”, subvencionado por el Ministerio de Economía y Competitividad de España, estima la prevalencia internacional de la VFP en torno al 10% – 18%. En España hablaríamos del 3,1% en violencia física y del 12,9% en violencia psicológica dentro del ámbito judicial.

Respecto al perfil del maltratador, son mayoritariamente adolescentes varones que ejercen la violencia hacia las madres o cuidadoras que asumen el rol de la crianza, con edades comprendidas entre los 40 – 50 años. Algunos trabajos muestran que, en general, los chicos ejercen más violencia física y las chicas cometen más violencia psicológica; no hay diferencias por género en violencia financiera.

Estos adolescentes, cuya capacidad de introspección y autodominio es escasa, habitualmente son poco empáticos, muy impulsivos y con baja tolerancia a la frustración. Además muestran tendencia hacia la irritabilidad y dificultades para controlar la ira, su modo de actuar es egoísta, y suelen creer que las cosas ocurren por azar o por el poder de otros y por tanto no pueden controlarlo por mucho que se esfuercen (locus de control externo). A nivel emocional su autoestima suele ser baja, se sienten poco satisfechos con la vida, tienen dificultad para expresar sus emociones (alexitimia), y pueden presentar una combinación de síntomas como angustia o problemas de sueño que les causa sufrimiento o malestar psicológico. Por otro lado, el consumo de sustancias tóxicas suele ser un disparador de la violencia, y en algunos casos la VFP converge con problemas de salud infanto-juvenil o con otro tipo de problemáticas antisociales fuera del ámbito familiar.

Dentro del contexto familiar, con la premisa de ‘no frustrar a los hijos’, los padres ejercen un estilo educativo principalmente permisivo, con ausencia de normas y reglas, donde los hijos cuentan con un elevado nivel de autonomía y responsabilidad impropio de su edad y madurez (ej edad de inicio del uso del móvil o salidas lúdico-festivas). Otros estilos educativos relacionados con la VFP son el autoritario y el negligente; si bien en términos generales hablamos de padres que ejercen un tipo de disciplina inconsistente, son críticos con sus hijos, y se percibe una baja cohesión afectiva entre ellos. Por último y quizás lo más relevante a destacar que ser testigo de violencia en la familia aumenta la probabilidad de que los hijos ejerzan violencia, ya que la identifican como legítima, útil y eficaz para resolver los conflictos.

También es importante destacar que la VFP no sólo concierne al ámbito familiar sino que también atañe a los ámbitos escolar y comunitario: los adolescentes que ejercen este tipo de violencia también presentan bajo rendimiento académico, tienen problemas para adaptarse a la escuela y suelen rechazarla; sus grupos de iguales suelen ser de riesgo (bien porque también ejercen VFP, bien porque presentan otro tipo de relaciones disfuncionales). Además estos adolescentes han crecido en una sociedad con valores violentos, donde prima la búsqueda del éxito fácil y los comportamientos inaceptables se permiten con naturalidad; el estilo democrático ha sido mal entendido y los roles naturales entre padres e hijos se ha reducido dentro y fuera del sistema familiar.

Con todo ello, y en respuesta al qué hacer y cómo actuar, destacar que la VFP es una problemática pluricausal que necesita medidas profesionales rigurosas y eficaces como las llevadas a cabo desde la Terapia Familiar Funcional y la Terapia Familiar Sistémica, terapias cuya filosofía se basa en que la conducta del adolescente ha de entenderse en el contexto en el que vive, y los objetivos de intervención van dirigidos a cambiar el patrón de interacción familiar y promover la colaboración entre los servicios implicados con el joven. Además, son programas con un buen nivel de protocolización, sometidos a evaluación continua de los cambios y resultados por parte de profesionales de alta cualificación. La situación actual pone de manifiesto la importancia, no sólo de seguir ampliando el conocimiento de la VFP en todos sus sentidos, sino también de poner en marcha campañas de sensibilización y prevención temprana, ya que las consecuencias tanto para los jóvenes como para sus familias conllevan elevados niveles de sufrimiento y un importante coste vital.

Artículo basado en la revista INFOCOP, número 71. Octubre – Diciembre 2015. Mª Luisa Martínez y Estefanía Estévez. Universidad Miguel Hernández de Elch

Mónica Ruiz Romero
Col.16209

Puedes seguirnos en:
Facebook www.facebook.com/tuespaciopsicologico
Blog tuespaciopsicologicoblog.blogspot.com
Web www.tuespaciopsicologico.com

EDUCACIÓN DIFERENCIADA



Ésta semana han caído en mis manos ciertos artículos en diferentes formatos basados en el modelo de la educación diferenciada, solemos pensar en cuanto nos hablan de este tipo de educación, en colegios elitistas, religiosos, solo para las clases altas, etc.

En realidad el problema no está en el tipo de colegios, ni en quién los gestiona, el problema está en que en los colegios mixtos del Franquismo, la educación era muy mala. En ellos se educaba a las niñas para aprender a ser amas de casa y poco más, pero ésto ha cambiado completamente ahora, muchos países están adaptando de nuevo el modelo de diferenciación porque saben los beneficios que ello conlleva. En Europa, lugares como Berlín son los colegios públicos los que tienen éste modelo de educación. En EEUU, Washington DC concretamente, había 20 escuelas problemáticas por fracaso escolar y violencia en las aulas que se plantean reabrir sus puertas a un solo sexo. Suecia, Canadá, Australia y países latinoamericanos forman parte de la experiencia en educación diferenciada. España está a la cola ya que solo 150 colegios ofrecen éste tipo de enseñanza, son privados o concertados, y la mayoría de ellos están adscritos a congregaciones o movimientos religiosos, algo que solo pasa aquí y no en el resto del mundo. 

Maria Calvo, una de las principales defensoras del modelo diferenciado, escritora de varios libros sobre el tema dice que los colegios no tienen nada que ver con los antiguos. Son colegios dónde se refuerza los puntos fuertes de cada sexo. En una entrevista concedida a Odisea del alma “En razonamiento lógico-matemático los varones van muy por delante, eso explica que en España, por ejemplo, sólo acceda a ingenierías técnicas un 24% de chicas”, prosigue Calvo. “La destreza y las habilidades lingüísticas, una mayor fluidez verbal, corresponden más a las niñas”. ¿Determinismo fisiológico o discriminación sexista, en el sentido más recíproco del término? “Esto es ciencia pura -replica la profesora-, yo soy la primera defensora de la igualdad. Pero para lograr la igualdad hay que tener en cuenta las diferencias, para que las diferencias no se conviertan en limitaciones”.

Hay algo de la coeducación que creo que no se ha tratado nunca, es un tema que pocas veces sale a la luz y que Paco Traver sacó a relucir el otro día en su artículo ¿Coeducas o segregas? y es el tema de la barbaridad de caso de hiperactividad y TDAH que se están diagnosticando estos últimos años entre los niños. Puede responder esto a que al estar niños y niñas juntos en una clase, los niños son comparados con las niñas, que en general suelen ser más tranquilas, y reciben más toques de atención por parte de los profesores que, inconscientemente, comparan unos con otros y sueltan el típico ¿Es que no podéis pareceros más a fulanita?. Pues no, no pueden ni deben hacerlo.

A estas alturas de la película, por mucho que hablemos de igualdad cuando pensamos en clases mixtas, lo que en realidad hacemos es completamente lo contrario. Si queremos que haya verdadera igualdad, lo que tenemos que promover es el mismo rasero para los dos sexos y las mismas oportunidades. ¿Cómo conseguimos eso?, rodeándonos de personas que nos entienden y que sienten como nosotros. 
Copio un extracto del artículo de Marta Sanz que explica el tema que mencionábamos antes de manera muy clara:

El problema más llamativo y preocupante es la pérdida de identidad de los varones. Son los niños los que salen perdiendo porque en las aulas mixtas se impone el “ideal femenino”. Es decir, el profesor exige a los niños que sean igual de ordenados, puntuales, quietos, delicados y obedientes que las niñas. Y esto no sirve para los chicos porque tienen otra forma de aprender. Su mayor activismo resulta fatigoso para el profesor que, al compararlos con las niñas, tiende a castigarlos en mayor medida por comportarse “como chicos”. Esta situación ha llevado en algunos casos a un fenómeno curioso pero altamente preocupante: diagnosticar a muchos niños el trastorno de déficit de atención con hiperactividad, cuando en realidad su único problema es el de ser varones, activos, enérgicos, competitivos y muy movidos, en clases compartidas con niñas más pausadas, tranquilas y disciplinadas.
Juan Antonio Perteguer que es director del Colegio Monte Tabor, expone: “la educación en nuestros colegios es diferenciada en aulas, no en las asignaturas ni el programa. Además los alumnos coinciden en el laboratorio de idiomas, en el taller de teatro o en las áreas comunes: patio, comedor, etc”. Tienen profesorado mixto, pero los tutores son del mismo sexo que los alumnos.
Os dejo éste documental que encontré en youtube, que es lo suficientemente riguroso y “laico” ya que no solo hablan profesores de colegios españoles, que son los que suelen estar unidos a una orden religiosa , si no profesores y directores de colegios de Europa y EEUU completamente  fuera de los movimientos religiosos. 

Y aquí pros y contras de la ED :http://www.teinteresa.es/educa/Argumentos-favor-escuela-diferenciada_0_1008500815.html
Aquí tenéis las fuentes citadas en esta entrada y una lista de los colegios con Educación diferenciada en España:

¿Coeducas o segregas? de Paco Traver

El retorno de la separación sexual en las escuelas de Odisea del Alma


Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (De 0 a 3 años) TRADUCCIÓN CASTELLANO

 

El proceso de aprendizaje de hábitos alimentarios es especialmente importante durante los primeros años de vida ya que, Además de facilitar un buen estado nutricional y un crecimiento óptimo, puede ayudar a consolidar la adquisición de hábitos saludables para a la edad adulta.
Cada etapa de la vida tiene sus peculiaridades y necesidades a las que hay que ir adaptando la alimentación. La infancia se caracteriza por ser la etapa donde hay un mayor crecimiento físico y desarrollo psicomotor. 
Esto significa que la alimentación no solo debe proporcionar energía para mantener las funciones vitales, sino que debe cubrir unas necesidades mayores relacionadas con el crecimiento y la maduración. Las necesidades energéticas y nutricionales son cubiertas por la lactancia materna exclusiva (o, en caso de que no sea posible, por la leche adaptada) hasta los 6 meses, y a partir de entonces hay que ir incorporando nuevos alimentos de forma progresiva y en las cantidades adecuadas, adaptándose también al desarrollo psicomotor y al interés del niño.

 

 
En este periodo es importante favorecer las condiciones que permitan la adquisición progresiva de unos hábitos alimentarios saludables y una buena relación con la comida.
Es por ello que esta Guía, fruto de la revisión bibliográfica más reciente y del trabajo y consenso de diferentes profesionales de la pediatría, la pedagogía, la nutrición y la dietética, pretende ser un instrumento útil de información y de asesoramiento tanto para los profesionales los centros de atención primaria que ofrecen consejo alimentario como para las familias y las personas responsables de guarderías, con el objetivo de mejorar la calidad de la alimentación de los niños y su desarrollo.
 
El niño, desde que es bebé hasta que tiene 3 años de edad, aprende a mamar, probar, masticar, tragar y manipular alimentos, y también a descubrir diferentes olores, sabores y texturas, con el fin que se incorpore, poco a poco, a la alimentación familiar. La educación de la conducta alimentaria en esta franja de edad tiene el objetivo de conseguir, además de un buen estado nutricional, el aprendizaje de hábitos alimentarios saludables. 
Los diferentes entornos donde come el niño (en casa, en casa de los abuelos, a las guarderías, etc.) deben ser el marco idóneo para transmitir una serie de hábitos, como son la utilización los cubiertos, los hábitos higiénicos básicos y un comportamiento en la mesa adecuado.
 
La alimentación facilita espacios privilegiados para la comunicación, ya que permite el contacto físico, visual y auditivo con la madre, el padre o la figura de apego. Las comidas deben ser, pues, espacios de contacto, de relación y de afecto. Hay que potenciarlos para convertirlos en espacios donde estrechar nuestros vínculos.
No se puede olvidar que los ritmos de los niños son más lentos que los de los adultos, por lo tanto, para que se genere una buena relación en torno a la comida, la paciencia y el tiempo que se dedican son imprescindibles.
 
Las comidas son momentos idóneos para la comunicación y el intercambio, para escuchar lo  que dice o expresa el niño de manera no verbal, y para respetar sus decisiones (no quiere comer más, quiere ir más despacio…). A medida que la criatura vaya creciendo tendrá más capacidades y podrá ir experimentando con la comida. Es importante que la actitud del adulto en esta exploración sea de confianza y aliento.
La leche materna es el mejor alimento para el bebé y favorece que el vínculo afectivo entre madre y niño sea ​​más precoz. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del niño. 
A partir de ese momento, y manteniendo la lactancia materna hasta los 2 años de edad o más, o bien hasta que madre y niño lo decidan, será necesario añadir gradualmente nuevos alimentos para facilitar unos niveles de desarrollo y de salud adecuados. De hecho, en Además de los beneficios para el bebé (protección frente de infecciones y alergias, reducción del riesgo de muerte súbita, etc.), la lactancia materna también tiene ventajas para la madre (la ayuda en la recuperación física después del parto, reduce el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario, y también de tener anemia y osteoporosis, entre otras patologías). En caso de que no sea ​​posible la lactancia materna se puede optar por amamantar con leche adaptada.
 
El proceso de diversificación alimentaria, que idealmente debe iniciarse a los 6 meses (y nunca antes de los 4 meses), es el periodo en el que de una manera progresiva se van incorporando diferentes alimentos a la alimentación del lactante. El equipo de pediatría asesora la familia en este proceso, que puede variar según la edad del lactante, su desarrollo psicomotor y el interés que demuestre para probar nuevos sabores y texturas. La incorporación de nuevos alimentos debería hacer de una manera progresiva, lenta y en pequeñas cantidades, respetando un intervalo de algunos días (entre 3 y 5 días, por ejemplo) para cada nuevo alimento y observando cómo se tolera. Los niños van adquiriendo destrezas manuales para alimentarse solos, beber de un vaso o una taza cogidos con las dos manos y comer lo mismo que el resto de la familia, con algunas pequeñas adaptaciones, como, por ejemplo, cortar los alimentos en pequeñas porciones y permitir que cojan el comer con los dedos, el pinchen con el tenedor o se le coman con la cuchara. Hay que evitar los alimentos que, por su consistencia y / o forma, puedan causar atragantamientos. En la página 12 se muestra el calendario orientativo de incorporación de nuevos alimentos.
Es conveniente tener en cuenta que un ambiente relajado y cómodo durante las comidas, en el que se eviten distracciones como la televisión y los teléfonos, facilita las buenas prácticas alimentarias y da la oportunidad de interacción social y de desarrollo cognitivo.
Es preferible tener una actitud receptiva y tolerante ante el posible rechazo de la comida por parte del niño, ya que un acompañamiento respetuoso y sin confrontación garantiza que estos episodios sean transitorios. Realizar las comidas en familia y el hecho de disponer del tiempo suficiente y sin interrupciones también son importantes para garantizar que las comidas sean agradables y la ingesta adecuada
 
La preocupación por el niño que no come es frecuente entre los padres y las madres. No obstante, la problemática de la inapetencia es, a menudo, un problema de equilibrio entre lo que un niño come y el que su familia (madre, padre, abuelos…) espera que coma. Los progenitores son los responsables de adquirir los alimentos que consumirá el niño, y de decidir también cuándo, cómo y dónde se comerán, pero es el niño en definitiva quien decide si quiere o no quiere comer y qué cantidad, ya que es capaz de autorregular la su ingesta en función de sus necesidades (Excepto en situaciones de enfermedad, donde serán convenientes las recomendaciones específicas del equipo de pediatría). Algunas tendencias habituales de los progenitores de forzar a los niños a comer y restringir el acceso a determinados alimentos no son recomendables, porque, por una parte, pueden facilitar la sobrealimentación y posibles aversiones y, por otro, generar un interés excesivo en alimentos prohibidos.
 
Hay que tener presente que no todos los niños comen la misma cantidad de alimento, y por tanto, no es bueno compararlos entre ellos. Cada niño o niña tiene unas necesidades diferentes que, además, varían a lo largo del tiempo. Por ejemplo, muchos niños, hacia el año, comen la misma cantidad o menos que cuando tenían 9 meses, dado que el crecimiento durante el segundo año de vida es menor que en el primer año, período en que los bebés crecen más rápidamente que en ninguna otra época de su vida.
Así, pues, como que son realmente pocas las situaciones en que el niño no come y queda comprometida la salud -caso en que es necesaria la supervisión del equipo de pediatría la mejor manera de proporcionarle la cantidad de alimento que necesita es respetando su sensación de hambre.
 
La alimentación adecuada del niño a partir del año de edad y hasta los 3 años se basará en una propuesta alimentaria variada, suficiente, equilibrada e individualizada, de acuerdo con la constitución del niño y las indicaciones pediátricas, para asegurar su un crecimiento y desarrollo óptimos.
 
RECOMENDACIONES ALIMENTÁRIAS DE 0-3 AÑOS
En la elaboración de las comidas es importante tener en cuenta tanto aspectos nutricionales (número de grupos de alimentos, frecuencia de uso de los diferentes alimentos, digestibilidad, etc.) como aspectos sensoriales (olores, colores, texturas, sabores…), y proponer la utilización de técnicas culinarias variadas.
 
 
 
En este sentido, hay que:
 
* Proporcionar una comida de calidad, tanto desde el punto de vista nutricional como desde criterios higiénicos, sensoriales y educativos.
* Promover hábitos higiénicos, alimentarios y de comportamiento adecuado, así como también los aspectos sociales y de convivencia de las comidas.
* Potenciar la variedad y la identidad gastronómica de la zona, incorporando alimentos de temporada, locales y de proximidad.
* Fomentar la identificación, el descubrimiento y la aceptación progresiva de los diferentes alimentos y platos, educando al niño en el placer de comer con moderación. aspectos generales
* El calendario de incorporación de nuevos alimentos
 
Es siempre una información orientativa. La comunicación entre la familia y el equipo de pediatría puede ajustar las edades de incorporación de nuevos alimentos, dependiendo del desarrollo y las características del bebé.
 
* En los alimentos para lactantes y niños no se ha de añadir azúcar, miel ni edulcorantes.
* Es conveniente evitar la sal en la preparación de los comidas, así como ofrecer alimentos muy salados (verduras en vinagre y determinadas conservas, carnes saladas y embutidos, cubitos de caldo y sopas en polvo). En general, evitar o reducir la sal en la preparación los platos es beneficioso para toda la familia. En cualquier caso, si se utiliza sal, debe ser yodada.
* Para minimizar la pérdida de nutrientes en la cocción de verduras y hortalizas se recomienda cocer al vapor o hervir con una cantidad mínima de agua, así como procurar que la cocción sea rápida tapando el recipiente.
* Según la evidencia científica actual, no hay una edad o un momento determinados en que sea mejor incorporar los alimentos con gluten. se pueden ofrecer, como el resto de alimentos, a partir de los 6 meses.
* Se puede ofrecer el pan, la pasta y el arroz integrales, ya que son más ricos en nutrientes y fibras
CUADRO INTRODUCCIÓN ALIMENTOS (ORIENTATIVO A PARTIR DE LOS 6 MESES)
 
Alimentos
 
Edad de incorporación y duración aproximada 0-6 meses:Leche materna
 
6-12 meses: Leche adaptada (en niños que no toman leche materna) Cereales -pan, arroz, pasta, etc.- (con o sin gluten), frutas, hortalizas 1, legumbres, huevos, carne 2 y pescado 3, aceite de oliva, frutos secos aplastadas o molidas. Se pueden ofrecer pequeñas cantidades de yogur y queso tierno a partir de los 9-10 meses.
12 – 24 meses: Leche entera *, yogur y queso tierno (en mayor cantidad) * en caso de que el niño no tome pecho
≥ 3 años: Sólidos con riesgo de atragantamiento (frutas secas enteras, palomitas, granos de uva enteros, manzana o zanahoria cruda)
 
Alimentos superfluos (azúcares, miel 4, mermeladas, cacao y chocolate, flanes y postres lácteos, galletas, bollería, embutidos y charcutería) Como más tarde y en menos cantidad mejor (Siempre a partir de los 12 meses)

1 Hortalizas: hay que evitar las espinacas y las acelgas antes de los 12 meses (y si se dan, que no supongan más del 20% del contenido total del plato) por su contenido en nitratos. A partir del año y hasta los 3 años, es necesario que estas hortalizas no supongan más de una ración al día. Si el niño padece una infección bacteriana gastrointestinal, se han de evitar estas dos hortalizas. Las espinacas y las acelgas cocinados (Enteros o en puré), como el resto de alimentos, se conservarán en la nevera, o en el congelador si no e s consumen el mismo día.
2 Carne: los niños menores de 6 años no deberían consumir carne procedente de animales cazados con munición de plomo porque causa daños neuronales.
3 Pescado: por su contenido en mercurio, en niños menores de 3 años, hay que evitar el consumo de pez espada, emperador, cazón, tintorera y atún (en niños de 3 a 12 años, limitarlo a 50 g / semana o 100 g / 2 semanas y no consumir ningún otro de la misma categoría la misma semana). Además, debido a la presencia de cadmio, los niños deben evitar el consumo habitual de cabezas de gambas, los Langostinos y cigalas o el cuerpo de crustáceos similares al cangrejo.
4 Se recomienda evitar la miel en niños menores de 12 meses por riesgo de intoxicación alimentaria por botulismo
* Mientras el bebé sólo toma leche materna (o adaptada) a demanda no necesita beber agua. A partir del sexto mes, sí se recomienda ofrecer agua al niño y que este en beba según su sensación de sed. Durante la infancia, el agua debe ser la bebida principal (los zumos ylas otras bebidas azucaradas sólo deberían tomar de manera esporádica).
 
* La leche de vaca no debe ofrecerse antes de los 12 meses.
 
* En la merienda y / o desayuno de media mañana, hay que los alimentos y las preparaciones se adecuen a la edad del niño, y se dé preferencia a la fruta fresca, el yogur natural y el pan (pan con aceite, pan con tomate y aceite, bocadillos pequeños de queso, etc.), junto con el agua.
 
* Es aconsejable incorporar preparaciones diferentes los triturados. Ofrecer los alimentos enteros (O en trocitos, según el tipo de alimento) permite que el niño pueda comer de forma autónoma y que goce de los diferentes sabores, texturas, olores y colores de los alimentos (esta práctica se denomina alimentación dirigida por el niño, alimentación con sólidos o, en inglés, baby-led weaning).
 
* La diversidad de costumbres, contextos culturales y creencias se manifiestan también, a menudo, en la comida.
 
La mayoría de religiones disponen de prescripciones alimentarias, aunque estas no implican ninguna consideración nutricional de interés especial. En el caso de la alimentación vegetariana, que excluye carne y pescado pero incluye huevos y / o productos lácteos, y la vegana, que excluye carne, pescado, huevos y productos lácteos, bien planeadas y suplementadas cuando es necesario y de manera adecuada, pueden satisfacer las necesidades de niños y adolescentes.
Si no se plantean con cuidado y conocimiento pueden suponer un riesgo de deficiencias nutricionales y energéticas, especialmente en el caso de las dietas más restrictivas, como las veganas.
 
Por este motivo, en estos casos es conveniente consultar a un profesional de la salud experto en alimentación vegetariana. Las alimentaciones extremadamente restrictivas como la macrobiótica, la frugívora o crudívora han asociado a un deterioro en el crecimiento y, por tanto, no pueden ser recomendadas para niños. en el período de incorporación de alimentos ricos en proteína, como la carne o el pescado, los niños vegetarianos pueden tomar -además de huevo, yogures y queso fresco o tierno, legumbres y frutos secos triturada- tofu (requesón de soja), bebida de soja fermentada (Yogur de soja), otros preparados a base de soja y seitán (gluten de trigo), entre otros. Todas las personas vegetarianas deben tomar suplementos de vitamina B12 de forma regular, y también los niños vegetarianos una vez terminado el período de lactancia materna.
 
Cuando el niño realice alguna comida en la guardería, es recomendable:
 
* Facilitar a las familias las programaciones alimentarias como mínimo de 3 semanas, que luego se pueden ir repitiendo con pequeñas variaciones correspondientes a la adaptación con alimentos de temporada, con diferentes tipos de preparaciones (más frías o calientes en función de la época del año), en las fiestas y celebraciones, etc., así como la evolución en la incorporación de nuevos alimentos.
 
 * Especificar el tipo de preparación y los ingredientes que componen el puré, el plato de verdura, de ensalada, de arroz, de pasta, etc.
 
 * Especificar el tipo de carne y de pescado, a fin de evitar que se repitan demasiado a menudo las mismas variedades.
 
* Que los menús ofrecidos por la guardería se puedan adecuarse a los posibles trastornos o las enfermedades más frecuentes de los niños (intolerancias, diabetes, alergias …). En este sentido, y por la corta edad de los niños, es conveniente seguir las indicaciones del equipo de pediatría correspondiente.
PARTICULARIDADES SEGÚN EDAD
 
0 a 6 meses
 
La leche materna de forma exclusiva es el alimento recomendado para los 6 primeros meses de vida, y posteriormente, complementada con la incorporación de nuevos alimentos. Es necesario que la madre que amamanta tome un suplemento con 200 microgramos de yodo al día, para prevenir que el niño sufra los trastornos por déficit de yodo. En caso de que no sea posible la lactancia materna, se puede optar por una leche adaptada, complementada con la incorporación progresiva de nuevos alimentos a partir de los 6 meses.
El hecho de que la madre se reincorpore a su puesto de trabajo o bien el niño vaya a la guardería no debe suponer el abandono de la lactancia materna. Es importante que la madre que quiera seguir dando el pecho pueda disponer del tiempo y de un espacio tranquilo donde hacerlo, ya sea en el lugar de trabajo, en la misma aula o en otro espacio en la escuela, con cuidado de que esto se haga con el máximo respeto, tanto para los ritmos individuales propios como para los del grupo. Si la madre no se puede desplazar en la guardería para dar el pecho el niño, la leche materna se puede extraer en casa previamente, de forma manual o con la ayuda de un sacaleches, y el personal de la guardería la puede almacenar y administrar.
 
6 a 12 meses
 
La leche materna o, en el caso de que no sea posible, la leche adaptada, cubre todas las necesidades nutricionales del niño hasta los 6 meses. A partir de esta edad, la leche debe seguir siendo la principal fuente nutritiva durante el primer año de vida del niño, con la incorporación y complementación de otros alimentos necesarios que hay que introducir para garantizar una salud, un crecimiento y un desarrollo óptimos.
Es recomendable continuar con la lactancia materna a demanda hasta los 2 años de edad o más, o hasta que madre e hijo lo deseen, y poco a poco estructurando los horarios para que el niño adapte a las comidas familiares. En el caso de niños alimentados con leche adaptada, a partir de los 6 meses de edad se recomienda ofrecerles unos 280-500 ml / día de leche, respetando la sensación de hambre y saciedad que manifiesten.
Es recomendable (según el ritmo de dentición y el interés del niño por la comida) aplastar los alimentos en lugar de triturarlos u ofrecer algunos de cortados en trocitos.
Hay que evitar, por lo menos hasta los 3 años de edad, los sólidos que pueden suponer un riesgo de atragantamiento, como por ejemplo las frutas secas enteras (se pueden ofrecer trituradas), las palomitas, los granos de uva enteros, la zanahoria o la manzana entera o en trozos grandes, etc.
 
Las comidas para niños de 6 a 12 meses pueden incluir los siguientes alimentos:
 
* Hortalizas 1: zanahoria, cebolla, judía verde, calabacín, calabaza, puerro, tomate, etc.
 
* Farináceos: arroz, pasta pequeña, pan, gachas de cereales sin azúcar, sémola de maíz, patata, legumbres bien cocidos, etc.
 
* 20-30 g de carn2 / día o bien 30-40 g / día de peix3 blanco (magro) o azul (graso) sin espinas o bien 1 unidad de huevo pequeño / día.
 
* Frutas: plátano, pera, melocotón, manzana, mandarina, fresa, sandía, melón, etc.
 
* Aceite de oliva virgen extra.
 
Es recomendable que los niños compartan comidas con la familia, y que disfruten de los mismos alimentos y preparaciones (con pequeñas adaptaciones según convenga).
 
En el caso de las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pasta, arroz, pan, etc., es necesario que las cantidades que se ofrezcan adapten a la sensación de hambre que manifiesta del niño. En cambio, en cuanto a los alimentos que configuran el segundo plato (carne, pescado y huevos), es importante limitar las cantidades a las necesidades nutricionales de los niños, ya que en nuestro entorno se consumen en exceso, lo que se asocia a un mayor riesgo de desarrollar obesidad infantil.
 
La tabla siguiente (página 17) de medidas puede ser de utilidad a la hora de calcular la cantidad de carne, pescado y huevos que se puede ofrecer a los niños:
 
1 Por su contenido en nitratos, se debe evitar incluir espinacas y acelgas antes los 12 meses (y si se hace, que no supongan más del 20% del contenido total del plato).
2 La carne debe ser preferentemente blanca (pollo, pavo, conejo). Los niños no deberían consumir carne procedente de animales cazados con munición de plomo.
3 Por su contenido en mercurio, en niños menores de 3 años, se debe evitar el consumo de pez espada, emperador, cazón, tintorera y atún. Además, debido de la presencia de cadmio, los niños deben evitar el consumo habitual de cabezas de gambas, langostinos y cigalas o el cuerpo de crustáceos parecidos al cráneo
GRAMAJE RECOMENDADO PARA CARNE, PECES Y HUEVO (en mi opinión éste cuadro debería ser orientativo o directamente sobra, cada niño comerá la cantidad que necesite)
 
Alimento         Gramaje habitual       Cantidad para 6 a 12 meses * Cantidades 12 meses a 3años
1 corte de carne de cerdo ternera 80 g  20-30 g(1/3 de corte de lomo)   40-50 g(1/2 de corte de lomo)
1 pechuga de pollo 150-200 g 20-30 g (1/6 de pechuga de pollo) 40-50 g (1/3 de pechuga de pollo)
1 filete de merluza 125-175 g 30-40 g (1/4 de filete de merluza) 60-70 g (1/2 filete de merluza)
1 rodaja de merluza 60-100 g 30-40 g (1/2 rodaja de merluza) 60-70 g (1 rodaja pequeña o ½ grande)
1 huevo
Unidad pequeña (S): menos de 53 g
Unidad media (M): de 53 a 63 g
                                                            1 unidad pequeña (S) 1 unidad mediana (M) – grande (L)
Unidad grande (L): de 63 a 73 g
 
* No es conveniente incluir la cantidad de carne (20-30 g / 40-50 g) o de pescado (30-40 g / 60-70 g) indicada en más de una comida al día. Si se quiere incluir carne o pescado en el almuerzo y la cena, habría fraccionar las cantidades
12 MESES A 3 AÑOS
 
A partir del año, se puede incorporar la leche entera de vaca, en el caso de que el niño no tome leche materna.
Es recomendable ir diversificando las técnicas y preparaciones culinarias: el hervido, la plancha, el guisado, el estofado, el vapor, el asado, el horno, la fritura, etc.

 

La tabla anterior puede ser de utilidad a la hora de calcular la cantidad de carne y pescado que se puede ofrecer a los niños a partir de los 12 meses.

MANUALIDADES PARA TODOS

Aunque pronto llevarán los días de verano interminables, aún nos sorprenden los fines de semana lluviosos en los que no podemos salir de casa y tenemos que buscar maneras divertidas de entretener a toda la familia. Os traigo una serie de manualidades que podéis hacer junto a vuestros pequeños ya que son fáciles y para diferentes edades.
Que nadie se quede sin su momento de diversión.
 
HUCHA CERDITO
La primera que os traigo es algo que les enseñará el valor del dinero, podéis aprovechar y ver como va cayendo el dinero, escuchando el sonido que les encanta y aprender a guardar para conseguir cositas.
MONEDERO
Esta la vais a disfrutar más vosotros que los nenes, es super sencilla pero muy resultona, ya veis lo fácil que es tener un monedero nuevo.

 

RECICLAJE
Nunca es pronto para aprender a reciclar y preocuparse por el medio ambiente, además acumulando tapones podemos ayudar a muchas causas además de cuidar la tierra. Unos personajes simpáticos les ayudarán a acercarse a éste mundo.

 

 
ACUARIO
Eso de tener un acuario con un montón de agua, pobres pececitos encerrados, etc ya no se lleva. Crea tu propio acuario en casa, seguro que os gusta mucho más y ¡podéis tener hasta tiburones!

 

CAZASUEÑOS
Cazasueños veraniego, colorido y simpático hecho con pajitas de colores y un poquito de cartón. Fácil y llamativo.

 

 
BARQUITO DE CORCHO
¿Quién no ha querido alguna vez ver flotar un barco en el agua de la bañera, piscina, mar? Pues que mejor que uno de corcho, tres tapones, dos gomas elásticas, un palillo, un trozo de cartulina y un cordel nos van a proporcionar horas de diversión.

 

Recordad que las manualidades siempre con vigilancia y si vais a disfrutar del sol, un buen protector nunca viene mal.
 
¡DISFRUTAD, ES LO MÁS IMPORTANTE!

 

Amor

 

Amor:
El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (artísticocientíficofilosóficoreligioso). De manera habitual, y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudesemociones y experiencias. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano. También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros y basadas en la compasión, o bien como acciones dirigidas hacia otros (o hacia uno mismo) y basadas en el afecto
 
Eso es el amor en la wikipedia, afinidad entre seres, de manera universal, y si nos fijamos más en occidente, sentimientos relacionados con el apego y el afecto…Bien, pensemos, entonces el amor se entiende que es algo bueno ¿no?, hace que dos personas compartan tiempo juntas, creen una familia si así lo desean, perpetúan la especie, etc.
Vale, entonces vamos a tirarnos a la piscina del amor y ver las clases de amor que hay.  
La clasificación más importante y que congrega a un mayor número de expertos acerca de cuáles son los tipos de amor, es la Teoría Triangular de Sternberg, que basa el amor en tres pilares: La pasión, la intimidad y el compromiso.
 
En ésta teoría triangular, cada una de estas palabras se sitúa en una de las puntas de un triángulo equilátero, pero en realidad en el amor, estas tres cosas van variando y mezclándose de manera muy distinta y así conseguimos 3 clases de amor:
 
*Amor Romántico: combinación de Intimidad y pasión
*Amor compañero: combinación de intimidad y compromiso
*Amor fatuo: combinación de compromiso y pasión
 

 

Os dejo una imagen que os lo hará ver algo mejor
 
foto sacada de https://psicologiaymente.net/psicologia/tipos-de-amor#!

 

Como podemos ver, ninguno de estos amores cumplen con los tres pilares, el único que lo hace es, según Stenberg, el amor perfecto o completo. Éste amor no es algo fácil de conseguir, pero es que tampoco es lo que queremos cada vez que empezamos una relación, éste tipo de amor está guardado solo para relaciones que nos han dejado huella de alguna manera y ha cubierto nuestras expectativas. Como veis, cada uno tendrá un concepto diferente de ese Amor completo.
 Bien, volvamos atrás entonces, voy a centrarme en el amor romántico, quiero saber por qué se está satanizando tanto últimamente. Según las nuevas corrientes que soplan, el amor romántico está basado en una serie de mitos, que serían:
 
        El amor todo lo puede
        El amor verdadero está predestinado
        El amor es lo más importante y requiere entrega total
        El amor es posesión y exclusividad
 
Bueno…analicemos esto con calma porque es para que nos dé un pasmo.
 
El amor todo lo puede, bueno, cuando alguien siente amor por otra persona puede llevar su vida a límites que ni siquiera conocía, sí, pero eso no significa que sea malo, todo depende de la manera en la que esto se manifiesta. Nadie me negará que el amor de una madre por su hijo que estaría dispuesta a hacer lo que fuera por él, no responde a esta frase, en cambio, por supuesto, nadie dirá que está mal hacer “lo que sea” por un hijo. ¿Por qué está mal hacer lo que sea por alguien a quién amas de manera voluntaria y en tus completas facultades mentales?
Seguimos.
 
El amor verdadero está predestinado, intentaré explicarlo de manera sencilla, todos actuamos de maneras que más o menos obedecen a un patrón, solemos tener ciclos de repetición en la vida y está claro que cada uno va hacia los sitios que va porque instintiva y subconscientemente se mueve hacia esos sitios. Dependiendo de en qué ciclo de nuestra vida estamos o el momento que estamos viviendo, buscamos o necesitamos cubrir ciertas necesidades ergo si en ese momento encontramos una persona compatible y que nos gusta como para empezar una relación con ella, es lógica la frase de “estábamos predestinados” ya que sí, está claro que si buscas personas conflictivas, encontrarás personas conflictivas, si buscas paz mental, te moverás en círculos que te la proporcionarán. Así que voilá, sí, estaba predestinado, porque estáis juntos. Otra cosa sería que ese ciclo fuera una rutina nada habitual en tu vida, ahí conozcas a alguien pero luego vuelvas a tu ciclo normal y veas que esa persona no pega nada contigo.
 
El amor es lo más importante y requiere  entrega total.  Creo que ésta frase va a ser difícil de analizar, veamos, cuando empezamos una relación de amor, la pasión es algo que está muy presente, las hormonas se revolucionan, nuestro cerebro está en plena ebullición. Lógicamente, hay un período en el que se necesita que el amor sea lo más importante para crear un vínculo de apego y afecto, sin roce no hay cariño, así que en algún momento debemos darle prioridad al amor para poder consolidar, si no apaga y vámonos. Lo de la entrega total, eso depende de cada persona, es de suponer que quien tenga una vida en la que deba conjugar niños, trabajo, extra-escolares, deberes, exámenes, etc., lo de la entrega total será difícil. Además de que una persona que no tiene alguna carencia sentimental o que no está pasando por malos momentos psicológicos, sabe distinguir entre amor y OBSESIÓN.
 
Por último vamos con el cuarto:
 
El amor es posesión y exclusividad este creo que es el más fácil de rebatir ya que la posesión es eso posesión, no amor, por lo tanto como he dicho antes, una persona “sana” mental y sentimentalmente, no necesita poseer o ser poseída (sin entrar en el morbo) y sabrá distinguir muy bien el amor de la OBSESIÓN Y LA POSESIÓN. 
El tema de la exclusividad, lo dejo al libre albedrío ya que según mi opinión, el ser humano no está diseñado genética y mentalmente para tener una sola pareja durante toda su etapa sexual, se puede desear estar con una persona durante mucho tiempo, sobre todo mientras esa pareja cumple tus expectativas y te sientes a gusto, eso no lo discuto, pero la exclusividad es un concepto extenso (puede haber exclusividad aunque tú y tu pareja acordéis que haya otra persona entre vosotros de manera puntual por ejemplo). El poliamor puede ser exclusivo.
 
Por tanto y después de todo éste rollo, lo que creo que se está haciendo, es mezclar conceptos, liar las cabezas de la gente, hacernos sentir mal por tener sentimientos por otras personas, eliminando cualquier rastro de romanticismo que pueda haber en una relación, ¿para qué? ¿qué se pretende con esto? Es muy fácil.
Que cada vez nos sintamos más libres, menos conectados entre nosotros, tengamos la sensación de que no pertenecemos a nada ni a nadie, que nada ni nadie puede retenernos, que no debemos pleitesía y que somos un solo individuo en el mundo, sin ataduras, sin raíces, sin nadie a quién rendir cuentas. Bien, habrá gente que esto les guste, esa total desconexión del mundo. Para mí, es una visión completamente egoísta, yo soy yo con mi universo, mis circunstancias, eso sí, de vez en cuando me buscaré un macho o una hembra para satisfacer ciertas necesidades fisiológicas, sentimentales y de conducta social dejando completamente claro nuestro acuerdo tácito de que no habrá nada de caballerosidad, nada de “te quieros”, nada de cenas románticas o típicos clichés sobre todo lo que te querré hasta que me muera….pppppfffffff.
 
Me vais a perdonar, pero yo quiero seguir teniendo mis” te quiero”, mis días de locura en los que cruzaría media España por verlo/a, mis días de melancolía en los que volvería al siglo xviii para poder “morir de amor” metafóricamente hablando. Quiero cantar a pleno pulmón canciones de amor románticas en las que se proclama a los cuatro vientos que no se puede vivir sin amor (porque es así, siempre hay un amor por algo que te mueve) y todo esto no impide que tnga mi propia capacidad de decisión, todo esto no me convierte en una persona que no puede hacer nada porque solo tiene el amor en la cabeza, ni me anula como persona.
Lo siento, pero a mí me gusta el amor romántico, y no quiero renunciar a él ni a los momentos de felicidad que éste me brinda.