El síndrome de Down

Todos conocemos la teoría sobre lo que significa tener síndrome de Down (un cromosoma de más, etc.), pero pocos saben lo que en realidad eso supone en el día a día y muchos padres se quedan desorientados cuando les dan la noticia de que su hijo va a nacer con síndrome de Down. Por eso, hoy quiero acercar un poco más el conocimiento sobre la causa más habitual de discapacidad intelectual en el mundo.

Así que para empezar, un poco de teoría:

¿Qué es el síndrome de Down?

Es una alteración genética. 
Los seres humanos estamos formados por células y, cada célula, contiene 23 pares de cromosomas. Pero las personas con síndrome de Down tienen una copia extra del cromosoma 21 (es decir, en lugar de 2, tienen 3); por eso también se llama “trisomía del 21”.

Esta alteración genética conlleva principalmente tres cosas:

  • Un grado variable de discapacidad intelectual: Esta suele ir de leve a moderada. No suelen ser discapacidades muy profundas, y la mayoría de las personas con síndrome de Down pueden aprender a leer, a escribir y a desarrollar competencias básicas para la vida diaria.
    Además, su desarrollo motor también es más lento debido a sus características físicas (hipotonía muscular, extremidades más cortas, etc.). Por ejemplo ,es habitual que aprendan a andar un poco más tarde que los demás niños.

 

  • Unos rasgos físicos característicos: Esto es importante porque, al ser una alteración tan reconocible a simple vista, tiene una importancia decisiva en su relación con los demás. Muchas personas tienen prejuicios a la hora de acercarse a ellos, no saben cómo interactuar o simplemente les evitan (es decir, el problema está en los demás, no en ellos).

 

  • Una predisposición a ciertas enfermedades: En este aspecto se ha avanzado mucho y, los niños con síndrome de Down, siguen un calendario particular de pruebas médicas para prevenir y tratar de forma precoz los problemas a los que tienen cierta predisposición: problemas de la vista y el oído (al tener los conductos más cortos de lo normal), problemas metabólicos, obesidad, alteraciones del tiroides, etc.

 

Educación de los niños con síndrome Down

Actualmente se tiende a recomendar una educación inclusiva.
Puesto que son discapacidades no muy profundas y todos suelen aprender competencias básicas, se recomienda que, al menos los primeros años, estén matriculados en un centro escolar ordinario.

Es posible que, a medida que pasen los cursos, vayan requiriendo cada vez más apoyo hasta que sea necesaria una educación combinada entre un centro ordinario y un centro de Educación Especial y, finalmente, solo estos últimos, pero en los primeros años se recomienda un centro ordinario por dos motivos:

Por un lado, a los niños con síndrome de Down les supone una estimulación constante el hecho de estar observando a otros niños correr, jugar, viendo lo que hacen, interactuando con ellos, etc. (ya que necesitan mucha estimulación debido a que su desarrollo suele ir por detrás de su edad cronológica) y, por otro lado, el hecho de que el resto de los niños conozcan desde pequeños la diversidad evita futuros tratos discriminatorios y nos ayuda a configurar una sociedad más justa. (Por ello es importante mostrar a los niños modelos de personas diversos como pueden ser una muñeca negra o un cuento sobre un niño con síndrome de Down y no solo la típica muñeca rubia perfecta).

Perspectivas de vida de las personas con síndrome de Down

Como decía antes, médicamente se ha avanzado muchísimo pero también ha habido en los últimos años importantes avances en su calidad de vida. Son muchos los programas dedicados a fomentar las competencias para la vida diaria de las personas con síndrome de Down (se trata de apoyos, guías, entrenamientos para actividades cotidianas como hacer una compra, calcular el cambio, enviar una carta, rellenar un formulario, etc.).

Sin embargo, es determinante para ellos que esta estimulación sea permanente y, para mantener su autonomía, necesitan confianza y cariño. Por eso, es responsabilidad de todos otorgarles esa confianza y hacerles ver que son personas igual de valiosas que cualquier otra.

 

¿Cómo son las personas con síndrome de Down? ¿Cómo tratarles?

Fácil: Hay que tratarles como a cualquier otra persona.
Cuando se trata de niños/as pequeños/as esto es fácil, pero a medida que van creciendo, los prejuicios de la gente crecen también y comienzan a no saber cómo tratarles.

Recordemos que se trata de discapacidades entre leves y moderadas, por lo que pueden seguir una conversación informal sin problemas.
Mi amiga Marta, que tiene una hermana con síndrome de Down, recomienda “empezar siempre desde arriba”. Esto significa tratarles con normalidad y, si ves que no te siguen, ir bajando un poquito el nivel y tanteando, pero hablarles de entrada como si fueran inferiores es algo que perciben enseguida y que les crea mucha inseguridad.

Hay que saber, por ejemplo, que a las personas con síndrome de Down les cuesta mucho interiorizar sus procesos mentales (pensar “para dentro”, leer en silencio, etc.). De modo que, si te encuentras por la calle con una persona con síndrome de Down (o cualquier otro tipo de discapacidad) que está hablando sola, no significa que esté loco/a ni mucho menos, sino que simplemente le cuesta interiorizarlo, aunque lo que está pensando puede ser perfectamente lógico.

Otra característica de estas personas es que son muy cariñosas. Enseguida se encariñan con las personas, dan abrazos, les llaman… y a los demás nos pueden llegar a resultar empalagosos, pero hay que saber que eso es normal: igual que los niños, necesitan continuamente sentirse queridos y ganar confianza en sí mismos.

Primera hora después del nacimiento

Primera hora después del nacimiento
¿Qué sucede en ella?¿Cuál es su importancia?

 

 
Durante todo el embarazo, nos concentramos en esas aproximadas 40 semanas; en estar bien, pensar como nos organizaremos, como cambiará nuestra vida, como será el bebé, a quién se parecerá, etc. También dedicamos una atención especial, al momento del parto, sobre todo cuando el momento se acerca. Leemos y nos informamos con la intención de saber más, de sentirnos preparadas. En cambio, existe un gran vacío en la mayoría de los casos, en relación al pos-parto. Un elevado porcentaje de mujeres cuando están viviendo esta fase, sienten que nadie las ha preparado para ella, y que no es un mar de rosas.
Pero si creemos que existe poca información en relación al pos-parto, todavía existe menos en relación a la primera hora posterior al parto, a los “cuidados” realmente necesarios y vitales.
Las mujeres casi siempre sienten que este momento no es el que han idealizado, y que no es tratado con el respeto y relevancia que requiere un momento tan importante como este.
Primera hora de pos-parto de la mujer y primera hora de vida extra-uterina del recién nacido, son el inicio de un nuevo ciclo, de una vida en familia y de un sinfín de aprendizajes.
Casi nunca explican cual es su importancia o que debería suceder en ella. Suele suceder todo tan deprisa, que a veces pasan años sin que la mujer reflexione como ha sido ese primer contacto, el primer momento con su hijo y que repercusiones ha tenido en la vida de ambos.
Existen mujeres que relatan que tardaron una hora o incluso más, dependiendo como haya sido el parto, en ver a su hijo, en cogerle en brazos, en abrazarlo, olerlo, sentirlo. Algunas sienten que les han despojado de ese momento mágico.
El bebé necesita a su madre y la mujer necesita a su hijo.
El hábitat del recién nacido es su madre, es lo único que conoce. Es una necesidad para el bebé, estar en contacto piel con piel con su madre, nada más nace. Mucho antes que realizar cualquier procedimento médico (siempre y cuando la vida del bebé o de la madre no estén en riesgo) o protocolarios, como limpiarlo, vestirlo, etc. Entre otras cosas, el bebé no está sucio, para que necesiten limpiarlo de forma brusca nada más nace, sino que está protegido. Por otro lado, ninguna pieza de ropa le va a aportar el calor, bienestar y tranquilidad, que estar en brazos de su madre piel con piel. Así que casi siempre el bebé es retirado a su madre en estos primeros instantes. ¿Ya habéis pensado como os sentiríais si de repente os sacasen de vuestros hogares, de vuestras familias, países, etc., y todo fuese desconocido para vosotros? Hasta la forma de respirar?
¿Sería difícil verdad? Pues imaginaros para los bebés. Que nacen en un entorno que todo es novedad para ellos y que lo único que desean es el contacto con el mundo que ya conocían: su madre.
Para profundizar más, es fundamental saber, qué suponen para el bebé los primeros momentos extra-uterinos, para comprender mejor la importancia de todo este proceso y del contacto piel con piel con su madre.
El bebé es sometido a un corte repentino, su mundo cambia en breves instantes.
Con el nacimiento y corte del cordón umbilical, precoz muchas veces, el bebé tiene que adaptarse a una nueva forma de respirar y alimentarse. El corte tardío del cordón umbilical, además de muchos otros beneficios, de los cual os hablaré en otro artículo, ayuda a que el bebé inicie su adaptación a este nuevo entorno de una forma menos brusca, dándole tiempo, sin estrés, porque el contacto piel con piel, le aporta seguridad y tranquilidad, reduciendo los niveles de producción de adrenalina.
¿Qué más cambios siente el bebé? ¿Cómo le beneficia en ellos el contacto piel con piel con su madre?
Otro cambio notable para el bebé es la diferencia de temperatura que existe entre su vida intra-uterina y ahora la extra-uterina. En su vida intrauterina, a no ser que la madre haya tenido fiebre y no en todos los casos, nunca ha sentido diferencias de temperatura. Estaba tranquilo y cómodo en su ambiente. Pero en el momento del nacimiento, sufre un cambio térmico, y sus mecanismos de termorregulación no son lo suficientemente maduros para regularse y adaptarse rapidamente al medio.
El contacto piel con piel, además de relajar a la madre y el bebé, en estos primeros instantes, también ayuda a regular la frecuencia cardíaca del bebé y su respiración. Recordemos que su madre es su hábitat y estar en su hábitat le ayuda a autorregularse.
    Si seguimos explicando el significado de este “corte”, después del nacimiento del bebé,  tenemos que hablar del vínculo entre la madre y el bebé. Durante meses, el bebé vive dentro del útero, siente el cuerpo de su madre, la placenta y el cordón umbilical hacen parte de él y de sus mecanismos. Asimismo también los vinculan físicamente. Pero además de esa vinculación física que se crea a través del cordón, también se crea la vinculación emocional, en la que durante mucho tiempo se sienten uno, son un todo el uno para el outro. El bebé se siente protegido por su madre en el útero materno, siente su amor, su voz, sus emociones en forma de caricias, sus latidos… ella es su hogar, todo lo que conoce.
En muchos partos que tienen lugar en ambiente hospitalar, el recién nacido es separado, tal y como mencionábamos antes. Esto sin duda resulta para el bebé, porque cuando sale de “su útero”, su casa, no encuentra a su madre, pero si a personas que para él son desconocidas que lo manipulan y no le dan su tiempo. En estos primeros instantes es fundamental que el bebé esté en brazos de su madre, para que se afiance el vinculación entre ambos, sin que este momento de la mujer y su cría sean perturbados. La primera mirada, el primer contacto piel con piel, es el afianzar el enamoramiento entre la madre y su bebé. En este momento se produce una liberación de oxitocina, la llamada hormona del amor, que favorece a este enamoramiento y vinculación de ambos. La vinculación entre madre e hijo, es como un libro infinito de possibilidades, aprendizajes y crecimiento, donde todo tienen inicio, y donde lo primero que siente es amor, no solo el que su madre le transmite emocionalmente sino también el que emana a través de las hormonas de su cuerpo.
¿Porque es tan importante la vinculación extra-uterina en la primera hora de vida?
Esta vinculación es un regalo, porque es el primer peldaño para fortalecer su autoestima, seguridad, confianza, amor propio; para aprender a amarse incondicionalmente, etc. Además, a medida que crecen, son niños que aprenden a vivir con mayor libertad, sin miedo a explorar, incluso sin miedo a explorar en su interior, se convierten en niños con gran facilidad en amar a todo lo que lo rodea, entre otras cosas.
El contacto piel con piel en la primera hora de vida del bebé, así como la vinculación, favorecen a una mayor regulación del sistema nervioso central. Ya que su cuerpo no ha sido sometido inicialmente a un estrés, que en muchos casos es traumático y en el futuro se puede manifestar con miedo a su madre. Sino existe este estrés inicial, su organismo tampoco se descontrolará y tendrá mayor dificultad en iniciar sus ritmos de forma adecuada. Cualidad que se suele prolongar y manifestar los primeros años de vida.
 El contacto piel con piel en esta primera hora de vida, es significativa para crear impronta y para el inicio y suceso de la lactancia materna.
Son muchos los beneficios y ventajas que existen en el contacto piel con piel en esta primera hora de vida. Pero también los riesgos de que esto no sea así, no sólo fisiológica sino también emocionalmente. Ya que los bebés separados de sus mamás, suelen ser más ansiosos, tienen miedo a ser separados de su madre (sobre todo cuando van creciendo y desarrollando otras capacidades de comunicarse y manifestarse). Existe también mayor probabilidad de fracasso en la lactancia porque no ha recibido los estímulos necesarios para crear impronta, etc.
Esta primera hora posterior al parto, es muy importante para ambos, no sólo para el bebé.
La madre libera uno de los picos más altos de oxitocina en el post-parto inmediato. Pico del que ambos se benefician cuando la madre tiene a su bebé en brazos, piel con piel. Pero en contrapartida, este pico le genera cansancio, estrés y confusión, cuando no sabe donde está su bebé, o no ha tenido ese contacto con él. El contacto piel con piel en la primera hora de vida del bebé, también disminuyen las posibilidades de que el bebé y la madre no sufran estrés post-traumático y reduce las probabilidades de depresión pos-parto en la mujer.
    Cuando la madre es respetada y siente que no es despojada en la primera hora posterior al parto, de este momento de amor y vinculación, sino que ella y su bebé son protagonistas, consiguen beneficiarse, y dar los primeros pasos para un pos-parto consciente y en amor.
La información y confianza son claves para que veamos y vivamos cada segundo como una oportunidad de cambio y transformación. Una oportunidad para iniciar cambios y poder vivir cada etapa como un acto sagrado de amor entre madre e hijo.
Yolanda Castillo
Doula, Educadora Perinatal y Terapeuta holística.

 

Centro.medicina.holistica2013@gmail.com

MANUAL PARA LOS PRIMEROS 100 DÍAS TRAS EL DIAGNÓSTICO DE AUTISMO, por Mónica Ruiz

La organización sin ánimo de lucro Autism Speaks ha editado un documento titulado “Manual para los primeros 100 días”, a través del cual se ofrece a las familias de los niños diagnosticados con un Trastorno generalizado del desarrollo la información crítica que necesitan durante los primeros días tras el diagnóstico.
El manual contiene información y recomendaciones de diversos expertos en autismo, -entre ellos psicólogos-, y de padres de niños diagnosticados con un TEA, cuyo propósito principal es el de dar respuesta a las diferentes preguntas que suelen surgir ante un diagnóstico de esta naturaleza, tales como:

¿Qué es el autismo y cómo se diagnostica?
¿Cómo voy a manejar este diagnóstico?
¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

A lo largo del texto, se ofrece información sobre el autismo, su evaluación y tratamiento, señalando las bondades de contar con un diagnóstico y detallando las diferentes etapas por las que pueden pasar los padres hasta la aceptación del mismo. El manual subraya la importancia de la intervención temprana y detalla cómo obtener la ayuda que se necesita de acuerdo con las circunstancias –esto es, los servicios a los que tiene derecho y cómo solicitar su acceso a ellos-, los diferentes tipos de intervención y el relevante papel que juegan los psicólogos.
A este respecto, la guía incluye una serie de consejos provenientes de familias que han pasado por una situación similar, así como un “plan de acción semanal para los próximos 100 días” organizado en diferentes secciones (contactos, horarios, diagnósticos, terapia, Plan individual de servicios familiares y Plan educativo individualizado).
Autism Speaks 
http://www.austimspeaks.org/sites/default/files/documents/100-day-kit/manual_de_los_100_dias-pdf)

Recordemos algunas indicaciones sobre el TEA:

¿Qué es el autismo y cómo se diagnostica?

¿QUÉ NOS DICEN LOS ESTUDIOS REALIZADOS SOBRE EL AUTISMO?
Estudios realizados en países desarrollados como Inglaterra, Dinamarca y Estados Unidos, han señalado que de 3 a 5 niños de cada 10.000 tienen Autismo Infantil. En los Estados Unidos hay aproximadamente 60.000 niños autistas menores de 18 años, la mayoría en edad escolar.

Los varones están afectados de 3 a 4 veces más que las niñas. Esta enfermedad comienza al nacer o durante los tres primeros años de la vida del niño.

Aproximadamente un 30-50% de los niños que tienen un comportamiento autista, también presentan un problema neurológico (tal como espasticidad o epilepsia) esto se conoce como co-morbilidad del síndrome autista.

Estudios realizados en los Estados Unidos e Inglaterra han señalado que los niños autistas poseen padres con una educación más alta que el término medio de la población, pero esta afirmación se encuentra a debate.

Otras investigaciones hablan de alteraciones en el cerebelo, concretamente cambios en el número y tamaño de las neuronas de los núcleos cerebelosos, que sugiere un trastorno evolutivo en las relaciones sinápticas de estos núcleos. Estudios de neuroimágenes han evidenciado alteraciones en el volumen cerebral (disminuido), en la corteza cerebral y en el sistema límbico. También existen hallazgos inmunológicos que demuestran niveles de inmunoglobulinas alteradas, específicamente una inmunoglobulina A baja y una actividad deficiente del sistema del complemento.

En el estudio de las causas del Autismo se han desarrollado varias teorías y en la actualidad se considera que su origen es multifactorial. Entre las teorías que más aceptación han tenido están las genéticas, las neurobiológicas y las psicológicas.

CARACTERÍSTICAS CONDUCTUALES PARA DETECTAR EL AUTISMO EN NIÑOS PEQUEÑOS:

 

Basándonos en la definición de la A.P.A, las características del Autismo Infantil serían:

 Anomalías de la Interacción Social:
1. Déficit en conductas no verbales prosociales: no contacto visual, alteración en la expresión facial, posturas corporales y gestos anormales.
2. No relación con sus padres.
3. Ausencia de conductas espontáneas para compartir juegos, diversiones o intereses con los demás niños.
4. Ausencia o déficit muy importante en la reciprocidad social o emocional.
 Alteraciones de la Comunicación:
1. Retraso evolutivo del lenguaje que puede llegar a lo que se denomina agnosia verbal (es una alteración de la codificación y decodificación del lenguaje).
2. Uso repetitivo y estereotipado del lenguaje, con ecolalias inmediatas y/o retardadas (es la repetición de las palabras que dice el interlocutor).
 Conductas inhibidas y estereotipadas:
Vienen determinadas por repertorios de acciones ritualizadas, estereotipias motoras y el apego exagerado a determinados objetos, lo que ocasiona una resistencia al cambio, manifestada muchas veces en forma violenta.
 Alteraciones Cognitivas:
Existe una gran variabilidad, desde una deficiencia mental profunda hasta capacidades superiores. En algunos autistas, la irregularidad es tan marcada que un talento excepcional (memorizar listas de teléfonos, direcciones, la música, el dibujo, etc.) puede coexistir con una incompetencia mental global.

¿Cómo voy a manejar este diagnóstico?

LOS PADRES DE LOS NIÑOS AUTISTAS
Tener un niño con algún tipo de handicap, cualquiera que sea su problema (físico o mental), es muy duro de aceptar y de manejar. Los padres se pueden sentir culpables, preocupados, confundidos y desesperanzados con respecto al futuro del pequeño. Todas estas reacciones emocionales son válidas y legítimas, es aquí cuando médicos, educadores y psicólogos pueden ofrecer apoyo emocional y ayuda para sobrellevar el problema.

La mayoría de las personas sabe poco sobre el autismo, haciendo que los padres se sientan solos y extraños en la sociedad. De allí es que han surgido asociaciones de ayuda y atención de padres de niños autistas, para lograr la aceptación del problema y de someterse a la terapia adecuada a cada caso.

Asociaciones:
http://espectroautista.info/enlaces-recomendados/asociaciones

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

EL TRATAMIENTO DEL SINDROME AUTISTA
Hasta ahora no hay un tratamiento curativo del Autismo Infantil, sin embargo se han hecho progresos en la prevención de este problema al descubrir los posibles factores causales, ya mencionados anteriormente.

 

También se emplea la terapia farmacológica para el tratamiento de algunas afecciones que coexisten, tales como el insomnio, la hiperactividad, las convulsiones, las conductas autolesiva y heteroagresivas, etc.

En la actualidad se utilizan las técnicas de modificación conductual, la enseñanza de habilidades sociales, entrenamientos del lenguaje social, el condicionamiento operante, la pedagogía y psicología especializada, etc. Toda una serie de estrategias terapéuticas con el único objetivo de minimizar las carencias y lograr una mejor calidad de vida social.

No hay que olvidar que los padres de estos niños requieren de mucha ayuda, de entrenamiento en estrategias y recursos para el acompañamiento adecuado de estos niños en el hogar, ya que deberán aprender a convivir con el autismo durante toda la vida.

Mónica Ruiz Romero 
Col.16209
Puedes seguirnos en:
PRÓXIMO TALLER DE MÓNICA

1ER LIBRO DE LARDAMMA

 

¿Cuántas veces habéis estado en la calle, en el parque, en alguna reunión familiar, y habéis querido poder tener un ordenador a mano para consultar un artículo sobre crianza?,
¿Cuántas veces habéis deseado poder rebatir ese argumento manido que alguien os suelta cuando habla de rabietas, o de la teta?
 
Bueno, pues tenemos una noticia, hemos tenido la oportunidad plasmar el libro que teníamos en ebook en nuestra web, en papel, y así se ha hecho. Es una recopilación de textos que están en el blog para llevarlos siempre a mano.
 
 
 
Aquí tenéis el índice y el enlace: Crianza con apego
 
1)            EL DESARROLLO DEL BEBÉ           
I.             El desarrollo del bebé de 0-36 meses    
II.            Desarrollo social y afectivo del niño y teoría del apego I               
III.          Desarrollo social y afectivo del niño y teoría del apego II              
IV.          Desarrollo cognitivo       
V.           Desarrollo motor del niño           
VI.          Desarrollo lingüístico     
 
2)            CRIANZA NATURAL        
I.             Colecho               
II.            Destete natural               
III.          ¿Estimulación temprana?            
IV.          Bebés llorones 
V.           Bebés y animales            
 
3)            EDUCACIÓN      
I.             El castigo             
II.            El “no” y las rabietas      
III.          Juguetes a evitar             
IV.          Ideas DIY para que jueguen los bebés  
V.           ¿Qué son los celos?       
VI.          Menores en internet: Precauciones, consejos, seguridad           
 
4)            MATERNIDAD   
I.             El Plan de Parto               
II.            Sexo y lactancia               
III.          10 cosas que nadie te contó sobre la maternidad            
IV.          ¿Conciliación laboral?    
V.           Recuperación tras el parto          
VI.          Test: ¿Qué tipo de madre eres de cara a los opinólogos?            
 
5)            ESCUELA DE PADRES      
I.             5 cosas que aprendes de tus hijos          
II.            Los fantasmas de la maternidad              
III.          5 errores comunes de papás primerizos              
IV.          14 cosas que nunca deberías decirle a una madre que amamanta (y por qué)   
V.           Visitar a un recién nacido            
VI.          Arrepentimiento             
VII.         Diez cosas que jamás debes hacer con los hijos de los demás   
 
6)            VACACIONES    
I.             Lista de cosas que no se nos pueden olvidar en la maleta del bebé        
II.            Vacaciones con el bebé               
 
7)            ARTÍCULOS DE OPINIÓN              
I.             ¿Y qué tal se porta?       

 

II.            Mitos    

Regresiones

¿Qué son?

El desarrollo infantil no es un proceso lineal. En ocasiones, es posible que un/a niño/a que ya había adquirido ciertos hitos en el desarrollo, de un paso atrás:

  • dejar de controlar los esfínteres
  • dejar de comer sólidos o pedir que le den de comer
  • volver a hablar como un bebé
  • volver a beber en biberón
  • etc.

¿Por qué se producen?

La mayoría de las veces suelen estar relacionados con algún acontecimiento que suponga un impacto en la vida del niño, incluso aunque no seamos conscientes de ello:

  • por la llegada de un hermanito/a
  • por el cambio de rutinas en el periodo vacacional
  • por problemas en la pareja
  • etc.

Pero también puede ocurrir que no haya ninguna causa objetiva y que, simplemente, el/la niño/a necesite dar un paso atrás para reafirmar sus hitos y volver a sentirse seguro antes de seguir avanzando.
En todo caso, es importante conocer por qué se producen. Si el/la niño/a es suficientemente mayor, podemos preguntárselo directa o indirectamente (“¿Estás contento por tener un hermanito?”, etc.).

¿Qué hacer?

  • No ridiculizar al niño: “¿Te haces pis como los bebés?
  • Desdramatizar, asumirlo como algo natural.
  • Dedicarle más tiempo. Muchas veces esto simplemente ayuda a superarlo en poco tiempo.
  • Si se trata de hablar mal, andar a gatas o conductas sobre las que sí tiene control, podemos corregirle o indicarle cómo puede hacerlo pero sin enfadarnos ni presionar.
  • Si se trata de conductas sobre las que no se tiene control (incontinencia, problemas de sueño, etc.) y se alarga en el tiempo durante meses o se ve acompañado de otros cambios de conducta, conviene descartar problemas médicos con el pediatra.
  • Reflexionar sobre la manera en que nos relacionamos con ellos: tal vez le estemos dedicando menos tiempo por algún motivo, tal vez perciba nuestra tristeza al dejarle en el colegio o guardería, ser conscientes de si utilizamos con él un lenguaje demasiado infantil, si somos demasiado sobreprotectores, etc.
Cristina MM. Educadora y editora.

Niños con altas capacidades

El término “Altas Capacidades” empezó a utilizarse en el año 2006 para sustituir al de “Superdotación”.

Para empezar, definiremos algunos conceptos:

Niños precoces: Son niños cuyo desarrollo va adelantado respecto a la media de los niños de su edad. Ello no significa que vayan a ser más inteligentes, pero los niños con AA.CC. sí han solido ser niños precoces.
Niños prodigio: Niños que desarrollan ampliamente habilidades o destrezas en un área específica desde edades muy tempranas.
Niños con altas capacidades (superdotados): La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a los niños superdotados como aquellos que tienen un coeficiente de inteligencia igual o superior a 130. Son niños especialmente brillantes a nivel cognitivo que reúnen en mayor o menor medida la mayoría de las características que se exponen a continuación:

 

  • Continuo estado de observación.
  • Gusto por los juegos de experimentación.
  • Lenguaje especialmente desarrollado (vocabulario, gramatica y sintaxis) respecto a la media de niños/as de su edad.
  • Hacen muchas preguntas.
  • Alto poder de concentración durante periodos largos.
  • Cuestionan la autoridad
  • Aprenden pronto a leer y escribir, sumar y restar…
  • Asociaciones de ideas rápidas y avanzadas respecto la media de niños/as de su edad.
  • Enorme creatividad
  • Intereses “frikis”.
  • Disfruta con los retos, problemas, acertijos…
  • Su razonamiento moral es avanzado respecto a otros niños/as de su edad (desarollan pronto el sentido de la justicia, etc.).
  • Buena memoria
  • No es requisito, pero en muchos casos las altas capacidades están relacionadas con la alta demanda, la alta sensibilidad (incluso la hipersensibilidad sensorial).
  • No llevan un patrón de desarrollo equilibrado: cognitivamente están mucho más avanzados que emocionalmente o a nivel motriz.


¿Por qué es importante un diagnóstico?

Si el niño está a gusto en el colegio y con sus compañeros, no hay por qué someterle a pruebas ni colgarle etiquetas, pero si observamos que sus intereses y motivaciones afectan a su relación con otros/as niños/as o que las actividades monótonas del colegio le impiden mantener la atención, un diagnóstico puede ayudarnos a saber guiar a nuestro/a hijo/a y a estimularle sin presionar.

La evaluación debe ser llevada a cabo por profesionales cualificados que evaluarán diversas áreas del desarrollo del niño/a: CI, creatividad, afectividad, etc.

Los alumnos con AA.CC. forman parte del alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (LOE 2/2006 de 3 de Mayo), que dice que “es competencia de las Administraciones Educativas adoptar las medidas necesarias para identificar al alumnado con altas capacidades intelectuales y valorar de forma temprana sus necesidades”. Ante un niño con AA.CC., el colegio podrá implementar adaptaciones curriculares de ampliación de contenidos, reducción del periodo de escolarización, o cualquier otra medida extraordinaria, siempre consensuada con el equipo de orientación del centro y con los padres o tutores.

En cuanto a la educación del niño/a con AA.CC. en casa, debemos seguir los criterios normales, teniendo en cuenta que el grado de estimulación que necesitarán será diferente y tratando de no perder de vista que son niños. La disincronía evolutiva hace que a veces pueda parecernos que tratamos con un niño mucho mayor al tener una manera de expresarse propia de edades más avanzadas, pero sus necesidades afectivas, motoras, etc., son las mismas que las de cualquier otro/a niño/a de su edad.

Cristina MM

Discapacidad Intelectual

¿Qué es una discapacidad Intelectual?

Según la AAIDD (American Association on Intellectual and Developement Disabilities): “Es una discapacidad caracterizada por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en la conducta adaptativa, que se manifiesta en habilidades conceptuales, sociales y prácticas”

A las personas que tienen una discapacidad intelectual, les cuesta mucho más aprender, comprender y comunicarse

La discapacidad intelectual, generalmente, es permanente, es decir, para toda la vida, y tiene un impacto importante en la vida de las personas que la sufren y de su familia.
La discapacidad intelectual NO es una enfermedad mental.
Hay muchos tipos y causas diferentes de discapacidad intelectual. Algunos se originan antes de que un bebé nazca, otros durante el parto y otros a causa de una enfermedad grave en la infancia. Pero siempre antes de los 18 años.

 

Las personas con discapacidad grave y múltiple (limitaciones muy importantes y presencia de más de una discapacidad) necesitan apoyo todo el tiempo en muchos aspectos de sus vidas: para comer, beber, asearse, peinarse, vestirse, etc.
Una parte importante de las personas con discapacidad intelectual tienen necesidades de apoyo que son consideradas de carácter limitado o intermitente.
En España hay casi 300.000 personas con discapacidad intelectual. Como cualquiera de nosotros, son personas con necesidades, actitudes, capacidades y gustos particulares, que por tanto, quieren cosas diferentes en sus vidas y necesitan también diferentes apoyos.
 
No excluyas a alguien por el simple echo de tener una discapacidad intelectual, todos tenemos derecho a una vida normal, a no sentirnos excluidos en ningún ámbito.

¿Te gustaría aprender a signar con tu bebé? ¡Aclara tus dudas!

Querid@s amig@s y seguidores de LARDAMMA,
Continúo encantada de colaborar con Tanya y Cristina en este espacio en su blog y en esta ocasión voy a continuar hablando sobre una técnica que me apasiona y que probé con mi propia hija: los signos para bebés. Si te perdiste el primer artículo puedes leerlo aquí.
La semana pasada ofrecí un webinarsobre el tema que tuvo una excelente acogida, y quisiera compartirlo con todos vosotros. Podéis verlo pinchando en la imagen!
 
 
Aprovecho para contaros que empezamos el próximo curso el 23 de Noviembre en la Escuela Babytribu y tenemos una oferta del 20% que dura 48 horas, aprovecha y matricúlate en el curso entre el miércoles 11 y el jueves 12.  😉
 
 
Para poder acceder a la oferta tienes que utilizar el código de descuento SIGNOS20.
Podéis acceder a los detalles del curso, temario y comentarios de antiguos alumnos aquí:
No dudéis en consultarme si tenéis cualquier duda, estaré encantada de atenderos!
Un abrazo y os espero en los comentarios!
Miriam Escacena

Soy Miriam Escacena, ingeniera de profesión pero por encima de todo mamá de corazón. Capaz de ver todo lo bueno que puede ofrecernos la vida, siempre con una sonrisa en la boca y un pie en la luna. Me entusiasma la infancia y también todo lo relacionado con el aprendizaje y el desarrollo continuo de las personas. Logré juntar mis dos pasiones al fundar mi propio proyecto (www.comunicacionconbebes.com) con gran ilusión y a base de quitarme horas de sueño.

Me dedico a ofrecer cursos a familias y escuelas infantiles, tanto presenciales como online a todo el mundo. Gracias a todo lo que he aprendido en este recorrido también a ayudo a emprendedores que quieren apostar por sus sueños, allanándoles el camino para que no se tropiecen con las mismas piedras con las que me encontré yo en su día. ¡Encantada de aportar mi granito de arena a este proyecto!

 

CÓMO DETECTAR DISCAPACIDADES INTELECTUALES. EL AUTISMO INFANTIL. Por Mónica Ruiz

 
El Trastorno del Espectro Autista (TEA) se distingue por una amplia variación de comportamientos sociales, de comunicación y conductas cíclicas poco comunes en los niños. Los síntomas pueden ser más leves o agudos y diferentes en cada niño.
El autismo es un trastorno del desarrollo infantil, que se manifiesta durante los 3 primeros años de vida del niño, como resultado de alteraciones neurológicas que afectan a las funciones cerebrales. 
En este vídeo conoce la historia de Joan y Ángel, dos niños que padecen autismo:
A partir de 1960 el autismo empezó a ser conocido no sólo por médicos, psicólogos o maestros y, en las últimas décadas, los problemas de estos niños han sido objeto de estudio y discusión.
En 1943 Leo Kanner, psiquiatra norteamericano, describió el síndrome como “autismo infantil”, para explicar una especie de “psicosis infantil”. La palabra “autismo” proviene de la palabra griega “autos”, que significa “propio”. Kanner usó este término porque los niños pasaban por una etapa en que estaban muy concentrados en sí mismos y no mostraban interés hacia otras personas.
La Asociación Americana de Pediatría (A.P.A. 1994) describe el Síndrome Autista como “una alteración evolutiva del desarrollo que puede definirse como dificultades de la comunicación verbal y gestual, alteraciones de la interacción social recíproca y un repertorio muy restringido de actividades e intereses y patrones repetitivos de conducta”
 
 
Actualmente existen 4 tipos de autismo infantilque entran dentro del denominado espectro autista:
1. El Síndrome de Asperger es un trastorno de autismo leve, que se caracteriza por la falta de empatía respecto a la sociedad, la obsesión por determinadas acciones o actividades y por desarrollar un coeficiente intelectual por encima de la media. Por norma general, los niños autistas con Síndrome de Asperger pueden llevar una vida completamente normal, salvo con las dificultades relacionadas con la comunicación con otras personas.
2. El Síndrome de Rett aparece fundamentalmente en mujeres, y, aunque es una afección rara, se suele manifestar a partir del segundo año de vida. El síndrome de Rett es uno de los tipos de Autismo Infantil que conlleva una gran dificultad del desarrollo de la capacidad del lenguaje, así como de las propias habilidades motrices. Por esta misma razón, es habitual que las personas que padezcan dicho trastorno tengan algún tipo de retraso mental, cuyo grado dependerá de cada caso en particular. Lamentablemente, el deterioro de dicha capacidad persiste durante toda la vida de la persona que padece el síndrome de Rett, por lo que un buen tratamiento permitirá tratar el trastorno pero no curarlo.
3. El Trastorno de desintegración infantil o Trastorno desintegrativo infantil aparece a partir del tercer año de vida del paciente y se caracteriza por un profundo deterioro de las capacidades y habilidades adquiridas en general. Normalmente los pacientes pierden el habla y la capacidad de comunicación con la sociedad.
4. El Trastorno generalizado de desarrollo no especificado es aquel que se caracteriza por la dificultad de los niños en la comunicación.

 

A pesar de existir varios tipos y gradientes de autismo infantil, cuanto antes se analicen los síntomas de los niños autistas más rápido se podrán tomar precauciones y seguir las recomendaciones necesarias para el buen desarrollo del paciente.
¿Qué nos dicen los estudios realizados sobre el Autismo?
Estudios realizados en países desarrollados como Inglaterra, Dinamarca y Estados Unidos, han señalado que de 3 a 5 niños de cada 10.000 tienen Autismo Infantil. En los Estados Unidos hay aproximadamente 60.000 niños autistas menores de 18 años, la mayoría en edad escolar.
Los varones están afectados de 3 a 4 veces más que las niñas. Esta enfermedad comienza al nacer o durante los tres primeros años de la vida del niño.
Aproximadamente un 30-50% de los niños que tienen un comportamiento autista, también presentan un problema neurológico (tal como espasticidad o epilepsia) esto se conoce como co-morbilidad del síndrome autista.
Estudios realizados en los Estados Unidos e Inglaterra han señalado que los niños autistas poseen padres con una educación más alta que el término medio de la población, pero esta afirmación se encuentra a debate.
Otras investigaciones hablan de alteraciones en el cerebelo, concretamente cambios en el número y tamaño de las neuronas de los núcleos cerebelosos, que sugiere un trastorno evolutivo en las relaciones sinápticas de estos núcleos. Estudios de neuroimágenes han evidenciado alteraciones en el volumen cerebral (disminuido), en la corteza cerebral y en el sistema límbico. También existen hallazgos inmunológicos que demuestran niveles de inmunoglobulinas alteradas, específicamente una inmunoglobulina A baja y una actividad deficiente del sistema del complemento.
Las teorías psicológicas que se han empleado para explicar el problema son:
  1. La teoría socioafectiva de Hobson (1989) (originalmente planteada por Kanner y luego replanteada por Hobson en los años 80), dice que los autistas carecen de componentes constitucionales para interactuar emocionalmente con otras personas, tales reacciones son necesarias para la “configuración de un mundo propio y común” con los demás. La carencia de experiencia social trae como consecuencia la falla en reconocer que los demás tienen sus propios pensamientos, sentimientos, y una severa alteración en la capacidad de abstraer, sentir o pensar simbólicamente.
  2. La teoría cognitiva de Lesli y Frieth, defiende que las deficiencias cognitivas se deben a una alteración que se denomina Metarepresentacional, siendo la responsable de que los niños puedan desarrollar el juego simulado y que puedan atribuir estados mentales con contenido a otros.
  3. La teoría cognitivo-afectiva, plantea que las dificultades de comunicación y sociales, tienen origen en un déficit afectivo primario, que se halla estrechamente relacionado a un déficit cognitivo, esto explicaría según Mundy (1986), las dificultades en la apreciación de los estados mentales y emocionales de otras personas.
En el estudio de las causas del Autismo se han desarrollado varias teorías y en la actualidad se considera que su origen es multifactorial. Entre las teorías que más aceptación han tenido están las genéticas, las neurobiológicas y las psicológicas.
Características conductuales para detectar el Autismo en niños pequeños:

 

Basándonos en la definición de la A.P.A, las características del Autismo Infantil serían:
ü  Anomalías de la Interacción Social:
1. Déficit en conductas no verbales prosociales: no contacto visual, alteración en la expresión facial, posturas corporales y gestos anormales.
2. No relación con sus padres.
3. Ausencia de conductas espontáneas para compartir juegos, diversiones o intereses con los demás niños.
4. Ausencia o déficit muy importante en la reciprocidad social o emocional.
ü  Alteraciones de la Comunicación:
1. Retraso evolutivo del lenguaje que puede llegar a lo que se denomina agnosia verbal (es una alteración de la codificación y decodificación del lenguaje).
2. Uso repetitivo y estereotipado del lenguaje, con ecolalias inmediatas y/o retardadas (es la repetición de las palabras que dice el interlocutor).
ü  Conductas inhibidas y estereotipadas:
Vienen determinadas por repertorios de acciones ritualizadas, estereotipias motoras y el apego exagerado a determinados objetos, lo que ocasiona una resistencia al cambio, manifestada muchas veces en forma violenta.
ü  Alteraciones Cognitivas:
Existe una gran variabilidad, desde una deficiencia mental profunda hasta capacidades superiores. En algunos autistas, la irregularidad es tan marcada que un talento excepcional (memorizar listas de teléfonos, direcciones, la música, el dibujo, etc.) puede coexistir con una incompetencia mental global.
Los padres de los niños autistas
Tener un niño discapacitado, cualquiera que sea su problema (físico o mental), es muy duro de aceptar y de manejar. Los padres se pueden sentir culpables, preocupados, confundidos y desesperanzados con respecto al futuro del pequeño. Todas estas reacciones emocionales son válidas y legítimas, es aquí cuando médicos, educadores y psicólogos pueden ofrecer apoyo emocional y ayuda para sobrellevar el problema.
La mayoría de las personas sabe poco sobre el autismo, haciendo que los padres se sientan solos y extraños en la sociedad. De allí es que han surgido asociaciones de ayuda y atención de padres de niños autistas, para lograr la aceptación del problema y de someterse a la terapia adecuada a cada caso.
Asociaciones:
El Tratamiento del Sindrome Autista
Hasta ahora no hay un tratamiento curativo del Autismo Infantil, sin embargo se han hecho progresos en la prevención de este problema al descubrir los posibles factores causales, ya mencionados anteriormente.
También se emplea la terapia farmacológica para el tratamiento de algunas afecciones que coexisten, tales como el insomnio, la hiperactividad, las convulsiones, las conductas autolesiva y heteroagresivas, etc.
En la actualidad se utilizan las técnicas de modificación conductual, la enseñanza de habilidades sociales, entrenamientos del lenguaje social, el condicionamiento operante, la pedagogía y psicología especializada, etc. Toda una serie de estrategias terapéuticas con el único objetivo de minimizar las carencias y lograr una mejor calidad de vida social.
No hay que olvidar que los padres de estos niños requieren de mucha ayuda, de entrenamiento en estrategias y recursos para el acompañamiento adecuado de estos niños en el hogar, ya que deberán aprender a convivir con el autismo durante toda la vida.
Mónica Ruiz Romero
Col.16209
                    Puedes seguirnos en:
Blog          tuespaciopsicologicoblog.blogspot.com
Web          www.tuespaciopsicologico.com

 

Desarrollo moral. Premios y castigos

Muchas veces hemos hablado de los castigos, pero los postulados de la crianza natural, no ponen en tela de juicio solo la eficacia y la moralidad de estos, sino que critican, por extensión, a todas las técnicas conductistas, incluyendo cualquier tipo de refuerzo, aunque sea positivo.

Se trata de que la motivación de el/la niño/a para hacer o no hacer algo, no debe estar condicionada a los refuerzos que obtendrá como resultado de esa conducta sino a la conducta en sí.

¿Pero es posible que un/a niño/a pequeño atienda a su propia conciencia antes de realizar un acto instintivo?

El psicólogo Lawrence Kohlberg postuló la teoría del desarrolló moral más aceptada hasta nuestros días, partiendo de que los diferentes estadios morales implicaban necesariamente haber alcanzado ciertos estadios cognitivos que le permitan al/la niño/a asumir puntos de vista ajenos.

Estadios del desarrollo moral según Kohlberg:

-Etapa preconvencional: Abarca toda la niñez, hasta la adolescencia y se divide a su vez en varias etapas:

  • Etapa 1: El/la niño/a no entiende la relación entre un acto y su refuerzo. Aprende que ciertas acciones ocurren automáticamente después de otras, pero no ve su relación. Para superar esta etapa, pues, deberíamos hablar con el/la niño/a, y tratar de hacerle ver las consecuencias naturales que tienen sus actos (por ejemplo: Si sale de casa sin abrigo tendrá frío). Imponer, pues, un castigo o un premio a una conducta es absurdo en esta etapa porque no hará que aprenda el significado bueno o malo de tal acción. 
  • Etapa 2: Reconocen los castigos y las consecuencias como respuestas a sus acciones, pero las basan en eso: en los refuerzos y no en la calidad del hecho en sí. Aún no reconocen el bien o el mal como tal, pero sí las consecuencias que implica algo, siempre desde un punto de vista material. Ejemplo: Si le quita un balón a otro/a niño/a, sabe que podrá jugar, y eso es “bueno”, pero aún no reconoce que robar sea malo. Castigarle por este hecho no le ayudará a entenderlo. En cambio, lo que deberíamos hacer es ayudarle a entender y razonar para facilitarle poco a poco el paso al siguiente estadio moral.

-Etapa convencional: Surge a partir de la adolescencia:

  • Etapa 3: Es un tipo de moral basada en la asunción de los roles internos. Ya se ha formado el autoconcepto en función de la educación recibida y a las diferencias percibidas respecto a sus compañeros. La identidad de género, de clase, etc., hace que el menor base ahora su consideración del bien y del mal en lo socialmente aceptado (es bueno lo que complace a los demás). Siempre se sigue buscando el propio interés, pero sin dañar a otro. El bien se considera moneda de cambio: “Tú haces algo por mí; yo hago algo por ti”.
  • Etapa 4: Aparece la conciencia social. Un paso más allá de la etapa anterior, la lógica formal que caracteriza a esta etapa hace que la toma de conciencia sobre lo socialmente aceptado conlleve una especie de democracia para mantener el orden. Ahora el mal no se trata de evitar por miedo a las consecuencias sino por “civismo”.

-Etapa postconvencional: Es el nivel al que aspiramos que lleguen nuestros/as hijos/as (y llegar nosotros), aunque muchos no lo consiguen. En este punto miraríamos más allá de las normas sociales para llegar a juzgar los principios en los que se basan.

  • Etapa 5: Se empiezan a cuestionar las normas que se consideran injustas.
  • Etapa 6: El adulto ya habrá desarrollado su propio código ético que trasciende las leyes, con una serie de principios en base a los cuales define el bien y el mal y actúa en coherencia a ellos.

Esta secuencia de estadios estará condicionada por el desarrollo cognitivo y emocional del niño/a y estos, a su vez, por la educación recibida y los estilos de crianza de sus padres y madres.

Un código legal casero basado en normas por las que se obtienen recompensas y castigos, no tiene sentido puesto que, cuando aún son muy pequeños, no entenderán la relación entre estos con sus propios actos y, más adelante, este tipo de normas no les ayudarán a desarrollar su propia individualidad.

No digo que tratando de razonar con ellos nos vayan a entender como cuando hablamos con un amigo después de un malentendido, porque un/a niño/a pequeño/a que aún no ha desarrollado capacidades empáticas, no comprenderá las consecuencias de sus actos en otra persona por más que se lo expliquemos, pero de esta manera le estamos ayudando a dar ese paso en su desarrollo y, al mismo tiempo, estamos enseñándole la manera correcta de resolver los conflictos, aunque ahora no lo entienda.

Por todo ello, tanto los premios como los castigos no ayudan en absoluto en la educación de un/a niño/a a largo plazo, al contrario. Por no hablar de los conflictos morales que suponen el hecho de chantajearles, ya sea con un refuerzo negativo y positivo, y ya sea este material o emocional. Es decir, “si estudias vamos al cine”, es una consecuencia que debemos tratar de evitar tanto como cualquier castigo. No les queremos porque se porten bien sino porque somos sus padres y el amor es incondicional. Ese es el tipo de relación que queremos que mantengan más adelante con sus iguales para evitar situaciones de maltrato, acoso, bullying, etc.

No se trata de validar y “poner un precio” a todo lo que haga el niño, bueno o malo, sino de demostrarle que estamos siempre a su lado, que le queremos, que valoramos lo que hace y cómo se siente.

Cris. Educadora social especializada en atención temprana y directora editorial.