El castigo físico

Muchas de nosotras hemos manifestado más de una vez nuestro disgusto en el grupo al contar que nos hemos encontrado en muros de Facebook ajenos a defensores del castigo físico, con los típicos argumentos de “toda la vida se ha hecho así y no ha pasado nada”, “a mí me pegaban y yo no estoy traumatizada”, etc.

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre castigos (al final del post hay una lista de enlaces a artículos para completar esta información), pero creemos que, increíblemente, aún es necesario, en pleno siglo XXI, a recordar que el castigo físico no solo es ineficaz, sino que es CONTRAPRODUCENTE PARA EL NIÑO/A y supone UN DELITO para quien lo lleva a cabo TIPIFICADO EN EL CÓDIGO PENAL con penas de cárcel. El castigo físico se considera VIOLENCIA DOMÉSTICA. Y quien piense que esto es exagerado, que sepa que también parecía exagerada la tipificación del castigo físico a la mujer como delito cuando se estableció así hace bien poco.
“Es necesario”, “este niño se está ganando un cachete”, etc., son argumento de IGNORANTES que no tienen las HERRAMIENTAS EDUCATIVAS mínimas para educar a un menor, así que rogamos encarecidamente a quien piense así que estudie, que se informe, que aprenda opciones, que asista a talleres de gestión emocional para controlar su rabia y que haga lo que sea necesario para no volver a caer en la violencia física.
Entonces:
-¿Cuáles son las consecuencias del castigo? Consulta la información aquí.
-¿Qué hacer ante una rabieta del niño? Consulta la información aquí.
-¿Por qué mi niño “no se porta como yo quiero”? Consulta la información sobre el desarrollo moral aquí.
-¿Quiere decir esto que no puedo poner límites? Rotundamente, no. Conoce las opciones de la disciplina positiva aquí.

¿Construimos personas?, por Cris Méndez

Hace unos días, una mamá del Grupo, denunciaba haber encontrado este cartel en el colegio donde pensaba llevar a su hijo.

Impresionante, ¿eh? Cristina Méndez nos da su respuesta a este cartel:

No construimos personas porque ya son personas.

Poner límites…. ? Los niños deben tener claro cuales son los limites que ponen en peligro su integridad y salud.

Normas claras y breves….? Debemos hablar cariñosa y respetuosamente sobre lo que es necesario en casa para que toda la familia este en armonía.

Sanciones cortas e inmediatas y deben cumplirse…. ? No queremos que nuestros hijos actuen bien por miedo, sino porque es lo correcto. Prediquemos con el ejemplo.  Y expliquemos el porqué de las cosas. Pidamos perdón por nuestros errores y retrocedamos cuando nos equivoquemos.  Nada de castigos que no enseñan. Nada de autoridad.  No pretendemos ser su pesadilla sino su apoyo de vida.

Saber decir NO… ? Obedecer… porque? yo soy mas que tu? Tu superior? Claro que diré no. Pero un no, muy necesario.  Y te acompañaré en tu frustración. Mi prioridad no es la obediencia. Es mostrarte el camino de vida y dejar que lo vivas.

Los padres son padres. Y pueden ser sus amigos. Y compañeros de vida. Y consejeros. Y guías.  No necesitamos poner una barrera entre los padres y los hijos.

¿Por qué Montessori?, por Alba Mario, de Montessori Village

¿POR QUÉ MONTESSORI?

El método Montessori es un método pedagógico desarrollado por la doctora María Montessori a partir de la observación durante 50 años del comportamiento de los niños en el aula.
Su método, conocido y utilizado internacionalmente, está dirigido a la disciplina interna y al desarrollo de las potencialidades del niño. Su objetivo radica en la motivación propia que tiene el ser humano por aprender, así como en el deseo de hacer las cosas por sí mismo de manera espontánea.
El aprendizaje es un proceso que se adquiere a través de las experiencias vividas en el entorno, por lo que en las aulas Montessori, ofrecemos al niño un ambiente atractivo y que despierte en él, el deseo por explorar. Tanto el ambiente como los materiales, tienen el objetivo de motivar al niño a trabajar e investigar de manera autónoma, haciendo que aprendan por sí mismos.


QUIÉNES SOMOS

La marca Montessori Village nació en Madrid en el año 2011 y nuestro programa de Comunidad Infantil está implantado con éxito en diferentes centros de España.
Siguiendo fielmente los estándares de la Asociación Montessori Internacional (AMI), Montessori Village Rivas está formado por un equipo de Guías Montessori certificadas en cada una de las etapas correspondientes.
Nuestra directora pedagógica también es Guía Montessori AMI, con lo que nos aseguramos la calidad y el seguimiento de la pedagogía Montessori en todas las áreas de aprendizaje dentro de nuestro centro.

Nosotras como directoras del centro (Alba y Elena) contamos con una dilatada experiencia trabajando en centros educativos e incluso dirigiendo nuestro propio centro infantil. Al cabo de unos años, decidimos que era el momento de crecer y además hacerlo con un proyecto respetuoso y más personalizado para los niños. Descubrimos el proyecto Montessori Village, que encajaba con nuestra visión de la educación, ya que pensamos que las bases en la educación necesitan un gran cambio y queremos ser partícipes de ello.

¿Dónde estamos?

Nos encontramos situados en el casco urbano del municipio, en una tranquila zona residencial.
Nuestras instalaciones son muy espaciosas y bien iluminadas.
Contamos con grandes aulas diáfanas, donde todos los materiales están a disposición de los niños, así como el área de aseo personal.
Contamos con arenero y patio donde los niños podrán jugar y explorar libremente. En este espacio exterior contaremos con un huerto y con un área de reciclaje y compost.
Además, contamos con piscina propia descubierta.

Como escuela nos basamos en ratios marcadas por la normativa, pero por el tipo de trabajo que llevamos a cabo, en las aulas Montessori siempre contamos con el papel del asistente, que es clave para llevar a cabo nuestro trabajo.
Es por eso que la ratio suele ser más reducida que en una escuela tradicional.
En Montessori los niños están agrupados por tramos de 3 años de edad. Los beneficios son numerosos y están probados en la multitud de escuelas Montessori repartidas por todo el mundo desde hace más de 100 años.

Disponemos de Escuela de Padres. Creemos necesario que los padres formen parte del proyecto, conociendo a fondo nuestra filosofía y forma de trabajar, por lo que todas las familias son bienvenidas a conocernos más y formar parte de nuestra escuela.
Es por eso que pondremos en marcha una Escuela de Padres donde realizaremos talleres de divulgación y concienciación sobre pedagogía Montessori, así como charlas y cursos sobre temas de interés.

Esta semana finaliza el plazo para solicitar el cheque guardería, nuestro centro admite becas de la Comunidad de Madrid, por lo que podéis informaros en www.madrid.org

Os esperamos!!

Calle Geranio 29-31 Rivas Vaciamadrid
916669207/ 615191812

Mi niño/a pega. A mi niño/a le pegan

Vaya por delante que este tipo de reacciones en los niños (pegar,  morder, empujar…) son “normales”. Alrededor de los tres años, los niños empiezan a socializar y a interactuar con otros niños, pero aún no han desarrollado sus habilidades sociales: no saben cómo relacionarse, cómo pedir las cosas, cómo mostrar enfado, no conocen las normas sociales, se frustran, etc.

Pero que sea “normal” (habitual) no quiere decir que no debamos hacer nada.

Vamos a empezar por lo que no debemos hacer en caso de que nuestro hijo/a pegue:

 

  • Parece obvio, pero por si acaso digo: no debemos pegarle nosotros. Enseñar con violencia a no ser violento es simplemente absurdo. Seamos un ejemplo de cómo resolver las cosas.
  • No debemos pasar del tema. En general, cuando hay un pequeño conflicto entre niños/as, recomendamos no intervenir para que aprendan a resolverlo solos, pero si se llega a dar una agresión, no podemos consentirlo.
  • No conviene darle al agresor inmediatamente lo que quiere para que deje de pegar. Se trata de hacerle ver que las cosas no se consiguen a través de la violencia, porque en ese caso volverá a hacerlo.
  • No castigarle: Los castigos no están relacionados con el problema y, por tanto, no lo solucionan. Son un golpe de autoridad por parte del adulto y no enseña al niño/a a resolver situaciones.

Entonces, ¿qué hacer / cómo actuar?:

A partir de los tres años aproximadamente, los niños van madurando en su razonamiento a la vez que ya suelen haber adquirido un vocabulario suficiente para comprendernos y que podamos razonar con ellos:

 

  • Poner en palabras la frustración del niño/a: “Sé que estás molesto porque tú también querías este juguete”.
  • Enseñarle las consecuencias de sus actos: “Le haces daño a tu amigo/a”. “No querrán jugar contigo si haces eso”. “¿Tú cómo te sentirías si te pegaran?”,
  • Mostrarle alternativas: “¿Me dejas jugar a mí un ratito con eso?”
  • Mientras el niño/a vaya comprendiendo e interiorizando esto, lo único que podemos hacer es estar muy pendientes de él y estar cerca siempre que juegue con otros niños.
  • En el caso de que el niño/a sea agresivo en el colegio/centro infantil, hablaremos con el educador/a para tratar de coordinar esfuerzos para solucionar este conflicto y no caer en comportamientos contradictorios que confundan al niño/a. Lo ideal sería que aceptaran nuestra manera de educar y que no castigaran al niño cuando sucede esto, aunque también tenemos que tener en cuenta que el ratio de educadores/as por clase a veces no permite estar pendiente continuamente del niño/a agresor/a y es posible que le aparten del grupo en algunas ocasiones.
  • Si la agresión se da repetidamente contra un mismo niño/a, se debe hablar con los padres de la víctima para tratar de encontrar las causas del conflicto y buscar una solución, así como para aunar fuerzas en tratar de mejorar las habilidades comunicativas de ambos.

¿Y cuando mi niño/a es la víctima?

 

  • Evidentemente, debemos enseñarle que debe defenderse, pero nunca mediante la violencia, porque convertiríamos el problema en un círculo vicioso. Debemos enseñarles a decir “No me gusta que me hagas eso, me haces daño” y retirarse del escenario conflictivo de inmediato.
  • Si el conflicto se da en el colegio/centro infantil, debemos enseñarle a avisar inmediatamente al educador/a cuando se produzca un conflicto, incluso antes de llegar a la agresión si ya se ha dado anteriormente.
  • Conviene hablar con el educador/a para que nos explique exactamente el problema (si ha sido un conflicto puntual o no, si sucede lo mismo con otros niños, cuál ha sido el detonante, etc.) y tratar de crear una estrategia común, así como para que vigile especialmente al niño/a agredido/a.
  • Si es posible, debemos hablar con los padres del agresor para encontrar el origen del conflicto y ayudar a los niños/as a solucionarlo.

 

Cris. Editora y educadora social. editorialcuatrohojas.com

EDUCACIÓN DIFERENCIADA



Ésta semana han caído en mis manos ciertos artículos en diferentes formatos basados en el modelo de la educación diferenciada, solemos pensar en cuanto nos hablan de este tipo de educación, en colegios elitistas, religiosos, solo para las clases altas, etc.

En realidad el problema no está en el tipo de colegios, ni en quién los gestiona, el problema está en que en los colegios mixtos del Franquismo, la educación era muy mala. En ellos se educaba a las niñas para aprender a ser amas de casa y poco más, pero ésto ha cambiado completamente ahora, muchos países están adaptando de nuevo el modelo de diferenciación porque saben los beneficios que ello conlleva. En Europa, lugares como Berlín son los colegios públicos los que tienen éste modelo de educación. En EEUU, Washington DC concretamente, había 20 escuelas problemáticas por fracaso escolar y violencia en las aulas que se plantean reabrir sus puertas a un solo sexo. Suecia, Canadá, Australia y países latinoamericanos forman parte de la experiencia en educación diferenciada. España está a la cola ya que solo 150 colegios ofrecen éste tipo de enseñanza, son privados o concertados, y la mayoría de ellos están adscritos a congregaciones o movimientos religiosos, algo que solo pasa aquí y no en el resto del mundo. 

Maria Calvo, una de las principales defensoras del modelo diferenciado, escritora de varios libros sobre el tema dice que los colegios no tienen nada que ver con los antiguos. Son colegios dónde se refuerza los puntos fuertes de cada sexo. En una entrevista concedida a Odisea del alma “En razonamiento lógico-matemático los varones van muy por delante, eso explica que en España, por ejemplo, sólo acceda a ingenierías técnicas un 24% de chicas”, prosigue Calvo. “La destreza y las habilidades lingüísticas, una mayor fluidez verbal, corresponden más a las niñas”. ¿Determinismo fisiológico o discriminación sexista, en el sentido más recíproco del término? “Esto es ciencia pura -replica la profesora-, yo soy la primera defensora de la igualdad. Pero para lograr la igualdad hay que tener en cuenta las diferencias, para que las diferencias no se conviertan en limitaciones”.

Hay algo de la coeducación que creo que no se ha tratado nunca, es un tema que pocas veces sale a la luz y que Paco Traver sacó a relucir el otro día en su artículo ¿Coeducas o segregas? y es el tema de la barbaridad de caso de hiperactividad y TDAH que se están diagnosticando estos últimos años entre los niños. Puede responder esto a que al estar niños y niñas juntos en una clase, los niños son comparados con las niñas, que en general suelen ser más tranquilas, y reciben más toques de atención por parte de los profesores que, inconscientemente, comparan unos con otros y sueltan el típico ¿Es que no podéis pareceros más a fulanita?. Pues no, no pueden ni deben hacerlo.

A estas alturas de la película, por mucho que hablemos de igualdad cuando pensamos en clases mixtas, lo que en realidad hacemos es completamente lo contrario. Si queremos que haya verdadera igualdad, lo que tenemos que promover es el mismo rasero para los dos sexos y las mismas oportunidades. ¿Cómo conseguimos eso?, rodeándonos de personas que nos entienden y que sienten como nosotros. 
Copio un extracto del artículo de Marta Sanz que explica el tema que mencionábamos antes de manera muy clara:

El problema más llamativo y preocupante es la pérdida de identidad de los varones. Son los niños los que salen perdiendo porque en las aulas mixtas se impone el “ideal femenino”. Es decir, el profesor exige a los niños que sean igual de ordenados, puntuales, quietos, delicados y obedientes que las niñas. Y esto no sirve para los chicos porque tienen otra forma de aprender. Su mayor activismo resulta fatigoso para el profesor que, al compararlos con las niñas, tiende a castigarlos en mayor medida por comportarse “como chicos”. Esta situación ha llevado en algunos casos a un fenómeno curioso pero altamente preocupante: diagnosticar a muchos niños el trastorno de déficit de atención con hiperactividad, cuando en realidad su único problema es el de ser varones, activos, enérgicos, competitivos y muy movidos, en clases compartidas con niñas más pausadas, tranquilas y disciplinadas.
Juan Antonio Perteguer que es director del Colegio Monte Tabor, expone: “la educación en nuestros colegios es diferenciada en aulas, no en las asignaturas ni el programa. Además los alumnos coinciden en el laboratorio de idiomas, en el taller de teatro o en las áreas comunes: patio, comedor, etc”. Tienen profesorado mixto, pero los tutores son del mismo sexo que los alumnos.
Os dejo éste documental que encontré en youtube, que es lo suficientemente riguroso y “laico” ya que no solo hablan profesores de colegios españoles, que son los que suelen estar unidos a una orden religiosa , si no profesores y directores de colegios de Europa y EEUU completamente  fuera de los movimientos religiosos. 

Y aquí pros y contras de la ED :http://www.teinteresa.es/educa/Argumentos-favor-escuela-diferenciada_0_1008500815.html
Aquí tenéis las fuentes citadas en esta entrada y una lista de los colegios con Educación diferenciada en España:

¿Coeducas o segregas? de Paco Traver

El retorno de la separación sexual en las escuelas de Odisea del Alma


1ER LIBRO DE LARDAMMA

 

¿Cuántas veces habéis estado en la calle, en el parque, en alguna reunión familiar, y habéis querido poder tener un ordenador a mano para consultar un artículo sobre crianza?,
¿Cuántas veces habéis deseado poder rebatir ese argumento manido que alguien os suelta cuando habla de rabietas, o de la teta?
 
Bueno, pues tenemos una noticia, hemos tenido la oportunidad plasmar el libro que teníamos en ebook en nuestra web, en papel, y así se ha hecho. Es una recopilación de textos que están en el blog para llevarlos siempre a mano.
 
 
 
Aquí tenéis el índice y el enlace: Crianza con apego
 
1)            EL DESARROLLO DEL BEBÉ           
I.             El desarrollo del bebé de 0-36 meses    
II.            Desarrollo social y afectivo del niño y teoría del apego I               
III.          Desarrollo social y afectivo del niño y teoría del apego II              
IV.          Desarrollo cognitivo       
V.           Desarrollo motor del niño           
VI.          Desarrollo lingüístico     
 
2)            CRIANZA NATURAL        
I.             Colecho               
II.            Destete natural               
III.          ¿Estimulación temprana?            
IV.          Bebés llorones 
V.           Bebés y animales            
 
3)            EDUCACIÓN      
I.             El castigo             
II.            El “no” y las rabietas      
III.          Juguetes a evitar             
IV.          Ideas DIY para que jueguen los bebés  
V.           ¿Qué son los celos?       
VI.          Menores en internet: Precauciones, consejos, seguridad           
 
4)            MATERNIDAD   
I.             El Plan de Parto               
II.            Sexo y lactancia               
III.          10 cosas que nadie te contó sobre la maternidad            
IV.          ¿Conciliación laboral?    
V.           Recuperación tras el parto          
VI.          Test: ¿Qué tipo de madre eres de cara a los opinólogos?            
 
5)            ESCUELA DE PADRES      
I.             5 cosas que aprendes de tus hijos          
II.            Los fantasmas de la maternidad              
III.          5 errores comunes de papás primerizos              
IV.          14 cosas que nunca deberías decirle a una madre que amamanta (y por qué)   
V.           Visitar a un recién nacido            
VI.          Arrepentimiento             
VII.         Diez cosas que jamás debes hacer con los hijos de los demás   
 
6)            VACACIONES    
I.             Lista de cosas que no se nos pueden olvidar en la maleta del bebé        
II.            Vacaciones con el bebé               
 
7)            ARTÍCULOS DE OPINIÓN              
I.             ¿Y qué tal se porta?       

 

II.            Mitos    

¿Por qué no deben compartirse cosas contrarias a la crianza respetuosa?

Hoy en día ya no se permite pegar a la esposa, tener esclavos o pegar a los criminales en la cárcel. Lo único que todavía se permite es el pegar a un niño indefenso, inclusive a un bebé y llamar a esto disciplina. Es tiempo de rechazar esta tradición absurda, cruel, inmoral y peligrosa e informar a los niños lo más posible acerca de sus derechos. Alice Miller Lo que hace daño a la salud no debe ser difundido, así de simple. La difusión es promoción, es propaganda, es hacer llegar más lejos el mensaje, es dar publicidad. Aunque lo compartas con una crítica, lo estás difundiendo. Si deseas hacer crítica de algo, copia los fragmentos en cuestión, en un texto tuyo, argumentando la crítica. Se entrecomilla lo que se va a cuestionar, se pone el autor, pero no enlaces, no les des publicidad. Cuando compartes un contenido de la red (video o texto), en contra de la crianza respetuosa, aunque sea para criticarlo, ten en cuenta algo: ¿Sabéis cuantas visitas les vamos a subir a quienes gestionan un blog en contra de una infancia respetada? Un mejor posicionamiento en la red da ventajas de todo tipo ¿les vamos a dar apoyo? ¿Les vamos a ayudar a posicionarse? ¿Sabes que eso dará ventajas a quien lo escribe o gestiona? Es más, puede incluso creer que es súper bueno, o buena, en lo que escribe, puede auto convencerse de que, con tantas visitas, lo hace muy bien. Compartir estos contenidos carentes de respeto con la infancia, tiene la misma lógica que la de comprar libros de Estivill y repartirlos para criticarle…¿perdón? ¿Vemos lógica en ello? Yo no. No podemos esgrimir el argumento de la libertad de expresión en estos casos ¿damos libertad a quienes sabemos dañan la infancia? ¿En qué queda nuestro cambio social, en las cuatro paredes de casa? ¿Somos conscientes de que nuestros hijos deben enfrentarse a un mundo al que no hemos contribuido a cambiar cuando hemos mirado hacia otro lado mientras dañaban a otros? Los grandes crímenes de la historia, las más grandes injusticias, los grandes genocidios, ocurrieron porque muchos callaron y miraron hacia otro lado…No, no exagero, son millones los niños que se convierten en adultos y están heridos, algunos nunca sabrán que están heridos, desangrándose… Mi madre fue maltratada por su madre, que también fue maltratada por la suya, y yo fui una niña maltratada, y luego fui una mujer maltratada, fui victima de la permisividad con la violencia de esta sociedad, en la crianza y en la pareja…Una infancia no respetada es lo que tiene, abre las puertas a los futuros maltratos, quien te quiere debe hacerte llorar, quien te quiere tiene derecho a gritarte, darte una bofetada, insultarte, ignorarte, dejarte llorar y hacerte llorar cuanto quiera. ¿Difundirías el artículo de alguien que defiende el doblegar a una mujer? ¿Difundirías el artículo de quien hace bandera de relaciones en torno a los límites y la violencia con la mujer? ¿Difundirías un artículo en el que se defiende una ostia a tiempo para las más rebeldes, las que tiene más carácter, no sea que se te suba a las barbas…? Todo ello, por fortuna, es denunciable, podemos dirigirnos a organismos que defienden a la mujer, o a la Guardia Civil, pero cuando es un niño a quien quieren doblegar, castigar, ponerle límites, dar un azote a tiempo, no es posible…Podemos denunciar una agresión real, y nada más, una seria dejadez, nada más… ¿Un niño es menos humano? Estamos criando humanidad, futuro, y nos extrañamos de que la sociedad sea desalmada, cruel, dictatorial, egoísta…¿Qué sienten millones de niños? El hecho de que muchos padres maltraten o descuiden a sus hijos del mismo en que sus padres lo hicieron con ellos -aunque, o especialmente, cuando no recuerdan nada en absoluto de aquella época- demuestra que han asimilado en sus cuerpos sus traumas infantiles. Alice Miller Si no quieres perpetuar el dolor, la injusticia, y el genocidio de millones de infancias que den lugar a adultos con depresiones, vacíos inexplicables, enganchados a relaciones toxicas, a dependencias de cualquier tipo, a gente incapaz de expresar emociones, sentimientos, incapaz de sentir empatía, solidaridad, remordimientos…No compartas contenidos no respetuosos con la infancia, no difundas el maltrato infantil normalizado en una sociedad llena de corazones heridos que ni siquiera son conscientes de esas heridas, porque así ha sido toda la vida…Toda la ida han existido las guerras, el racismo, los asesinatos, las violaciones…¿Dejaremos de combatirlo? Del hecho de que todo agresor haya sido anteriormente una víctima no se desprende que toda persona que haya sido maltratada tenga que acabar necesariamente maltratando a sus hijos. No tiene por qué ser obligatoriamente así, pues puede que ese individuo, en su infancia, tuviera ocasión de recibir de otra persona -aunque sólo fuera una vez- algo que no fuera educación ni crueldad: un maestro, una tía, una vecina, una hermana, un hermano. Sólo la experiencia de ser querido y apreciado permite al niño identificar la crueldad como tal, percibirla y rebelarse contra ella. Sin esa experiencia le es imposible saber que en el mundo pueden existir otras cosas además de crueldad; sin esa experiencia, seguirá sometiéndose a la crueldad, y más tarde, cuando, ya adulto, disfrute del poder, la ejercerá él también, como si fuera algo completamente normal. Alice Miller Mayka Martín

“El miedo es el gran enemigo del apredizaje”, por Jezabel Montenegro

 

Como sabéis, nuestra socia Cris dirige la Editorial Cuatro Hojas. Bien, pues acaba de publicar un libro de la autora Jezabel Montenegro que, aunque en principio no está relacionado con la crianza, no ha querido dejar pasar la oportunidad de entrevistar para lardamma.com a esta magnífica educadora para que nos de su visión sobre la expresión artística en la infancia.

 

 

 

 

 

 
Buenos días, Jezabel. ¿Exactamente a qué te dedicas?
 
Soy artista (aunque prefiero decir creativa ) y educadora. Y mi actividad preferida es la de profesora de Teatro para niños de 3 a 12 años, donde puedo unir ambas disciplinas.
 
 
¿Cómo distingues cuándo un niño tiene habilidades artísticas?
 
Es fácil, todas y todos las tienen. El ingrediente vital del arte es la creatividad. Y luego se puede expresar cantando, bailando, pintando o haciendo sombras chinas con las manos. Todas las niñas y niños son creativos. Lamentablemente, muchas veces esta característica se atrofia por falta de uso conforme la vida avanza. Mi misión es que esto no ocurra, potenciándola, desarrollándola, que la sientan como una valiosa herramienta para enfrentarse a un montón de situaciones.
 
 
¿Cómo inspiras a tus alumnos?
 
Creo que son ellos los que me inspiran a mí. Soy una adulta que trata de no perder la inocencia, creatividad, intuición y capacidad para el juego que los niños poseen de forma innata. Me recuerdan constantemente cuál es el camino. Nada me ha enseñado tanto como trabajar con niños, son los mejores maestros. Yo intento que se sientan libres, seguros, se expresen sin miedo y disfruten interaccionando, siendo parte del grupo. He visto a niños de 3 años alucinar y a la vez avergonzarse al prestar atención a su propia voz y eso es muy triste, porque significa que un adulto le ha dicho demasiadas veces “cállate” o “no grites”.
 
 
¿Tienes algún guion del que no te puedas salir o sueles improvisar?
 
Trabajar con niños es una improvisación constante, pero debo tener claro la finalidad que persigo y guardar en la manga un buen abanico de actividades y herramientas para lograr lo que pretendo o acercarme todo lo posible. Los niños son implacables, si no hay claridad y honestidad en lo que les ofreces, dejan de prestarte atención sin contemplaciones.
 
 
¿Cómo crees que se motiva el aprendizaje?
 
Con estímulos que el cerebro valora como positivos, que son aquellos libres de componentes estresores, como la prisa, el miedo o la presión. El miedo es el gran enemigo del apredizaje. Ante este tipo de estímulos, las neuronas del sistema límbico segregan glucocorticoides, un neuromodulador útil para situaciones de peligro y huída, pero no para el aprendizaje, y puede terminar dañando seriamente las neuronas del hipocampo, zona donde se procesa una parte importante del aprendizaje. La neurociencia se ha encargado de demostrar que la frase “la letra, con sangre entra” es una aberración educativa. Por contra, los estímulos libres de estresores hacen que el cerebro segregue dopamina y neuropéptidos, neuromoduladores responsables del placer y el bienestar. Y la persona tenderá a repetir esa sensación placentera una y otra vez. El cerebro está encantado de aprender, pero sin miedos, empujones o amenazas.
 
 
En tu libro, en cambio, no te diriges a un público infantil, más bien al contrario. Háblanos de tu libro. ¿Es un libro de relatos? ¿Qué mensaje quieres transmitir con él? ¿Cómo fue el proceso de escritura?
 
Es un libro para adultos sin prejuicios, de textos cortos, cada uno tiene la extensión que necesitaba para expresar lo que tenía necesidad de transmitir, que unas veces es amor, otras deseo, otras soledad y otras, despiadada crítica social. Está cargado de humor, que es un excelente conductor para tratar temas todavía complicados. Y sí, “Fenómenos para anormales” está contraindicado para la infancia.
 
 
Tu libro es un ebook. ¿Crees que las nuevas tecnologías sustituirán a los libros tradicionales? ¿Qué papel crees que tienen las TIC en la educación? 
 
Espero que no y que ambos soportes  convivan. Cada uno tiene sus ventajas. El libro en papel transmite una información sensitiva en el tacto, el olor, que un libro electrónico no ofrece; por otro lado, el libro electrónico da la posibilidad de llevar en el bolsillo, a un precio muy asequible, toda una biblioteca a cualquier parte. Finalmente, si el contenido es apasionante, el soporte pasa a un segundo plano. A mí me gustan ambas opciones. 
 
Respecto al papel de las nuevas tecnologías en la educación, por si solas producen un aprendizaje muy pobre. Para generar conocimiento es necesario procesar y comprender la información, las veo de gran utilidad como apoyo, asistencia, pero puedes llenar un aula de ordenadores y eso no mejorará el aprendizaje si no hay alguien que ayude a los alumnos a procesar y comprender toda esa información.
 
 
 
 
Puedes conseguir el libro de Jezabel aquí:

 

 

Educar en igualdad

Estamos en el siglo XXI y aún las estadísticas sobre igualdad siguen relevando tremendas diferencias entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida, desde el acceso a la educación o al trabajo, hasta los salarios, la ocupación de puestos de responsabilidad, el trato que la publicidad da a la mujer como mero objeto sexual, etc. Y eso por no hablar de la violencia machista y la consideración de la mujer como ser inferior.

Si preguntamos a nuestros amigos y conocidos “¿Eres machista?” seguramente responderán que no sin dudarlo. Puede que incluso ellos mismos se lo crean, pero es posible que, en el día a día, sus actitudes demuestren lo contrario.

Los llamados micromachismos son pequeñas manifestaciones de violencia doméstica tan sutiles que pasan desapercibidas a ojos de la sociedad pero que son un fiel reflejo de la desigualdad asimilada como norma y que, además, contribuye a perpetuarla.

A continuación expongo algunos ejemplos de micromachismos:

-“Mi marido me ayuda con el cuidado del bebé”. Esta expresión denota que la crianza es responsabilidad exclusiva de las mujeres, cuando el realidad el padre es tan responsable como la madre, pues el hijo es de ambos.

-“Los niños no lloran”. Los niños lloran y deben llorar, porque es la manera en que expresan sus emociones. Nunca se debe reprimir las emociones de los niños, y menos aún por motivos de sexo, porque estaremos reproduciendo estereotipos de género en el que los hombres son fuertes y las mujeres débiles.

-“¿No tienes esto en otro color? Es para un niño”. Como si al niño le importara el color. Tenemos que dejar de sesgar, de crear más diferencias donde no las hay. Los colores son colores y no llevan implícito ninguna orientación sexual, ningún estado anímico ni ningún rasgo de carácter.

En general, debemos dejar de marcar diferencias desde la primera infancia.
La educación para la igualdad es la base para conseguir una sociedad más justa e igualitaria en la que cada miembro respete a los demás y pueda aprovechar al máximo su potencial.