Ecohuerto infantil: tomates muy tomates y mucho tomates

El desarrollo de la conciencia ecológica en los niños se puede encuadrar dentro de su desarrollo moral. Y es que la conciencia ecológica implica una serie de valores,  como la responsabilidad. Pero para llegar a adquirir un grado de responsabilidad que lleve a los niños a desarrollar acciones para la conservación del planeta o contra el cambio climático, hay que empezar por algo más básico, ya que estos conceptos aún son demasiado abstractos para ellos.
Lo que podemos hacer es aprovechar el interés innato que demuestran por la naturaleza para enseñarle que compartimos el planeta con otros seres vivos que requieren de nuestros cuidados.
Una muy buena opción para desarrollar esto es crear un minihuerto en casa, en tu propio balcón (o aunque sea unas cuantas macetas en una ventana soleada).

Valores que enseñas con ello:

  • A ser pacientes, lo que les repercutirá en un carácter más calmado y menos propenso a la frustración.
  • Ser responsables, porque las plantas dependen de que las rieguen y las cuiden todos los días.
  • Desarrollar la conciencia ecológica: A la naturaleza se la ama conociéndola.
  • A desarrollar la conciencia estética: Porque las plantas son decorativas, son bonitas, y es una manera de decorar la casa.
  • A ser conscientes de la importancia de la alimentación sana; Porque cultivas verduras, no salchichas con bacon, y puedes aprovechar para ofrecerles conceptos básicos sobre alimentación y salud.

Te animamos a que lo pruebes porque estamos en época de siembra y no te vas a arrepentir. Es una experiencia muy bonita que tu hijo vea crear lo que él mismo ha cultivado… Y luego se lo coma… Y si no sabes cómo hacerlo o se te dan fatal las plantas, te recomendamos el curso de Macetokids de la página Macetohuerto, de nuestra colaboradora Eva Tarín. Por la ridícula cantidad de 15€ (o 7,50€ si tienes el cupón que ofrecemos en nuestras redes), aprenderás a convertir un bonito hobby en una actividad en familia que tiene mucho que aportar a los peques.

Orientación Familiar y Consultorio de Educación Emocional

Mediación de conflictos

A lo largo de la infancia, se pueden producir conflictos familiares o situaciones que dan lugar en el niño a conductas disruptivas que su familia muchas veces no sabe gestionar.
No hablamos de trastornos psicológicos del niño sino de conflictos que se producen a diario en la convivencia y que pueden ser solucionados dotando a los padres y madres de las herramientas educativas necesarias para ello.
Celos ante la llegada de un hermanito, problemas con otro niño/a en el colegio, rabietas, etc.
El niño es una persona en desarrollo que aún no comprende muchas situaciones a las que se puede ver expuesto. Desde lardamma.com, te ofrecemos la posibilidad de hacer un seguimiento personalizado de tu caso para tratar de solucionarlo de la manera más respetuosa posible.
Puedes conocer nuestra filosofía educativa en los artículos relacionados de nuestro blog.
La terapia consiste en una primera entrevista con los padres vía skype para hacer una evaluación inicial del caso para contextualizar el problema: definirlo, ver a qué ámbitos de la vida afecta y conocer todas las variables del niño/a y de la familia que pueden influir en el caso. Sobre esta definición del caso, propondremos la solución y una hipótesis de intervención para conseguirla, valiéndonos de una serie de técnicas y estrategias educativas adecuadas a cada caso concreto.
La terapia está dirigida por una educadora social especializada en atención temprana.
En función de cada caso, se realizará un seguimiento más o menos prolongado en el tiempo.
Consúltanos sin compromiso.

Precio: 100 € / mes. Incluye una sesión por semana + consultas de seguimiento vía email o chat.

cris@lardamma.com

tanya@lardamma.com
O escríbenos a través del formulario de contacto indicándonos tus datos.

Mom’s can be Queen’s

Ayer nos llegó a Lardamma un mensaje de un grupo de mamás que se preocupan por el bienestar de nuestro cuerpo, nuestra piel, cabello, etc y les gustaría compartir con nosotros algunos consejos. El de hoy va para los que tengan la piel grasa.
Mónica Sáez González

Queenies👑

Hablemos sobre la piel GRASA.

Se caracteriza por exceso de sebo (grasa) que se traduce en un aspecto brillante, con los poros de la piel dilatados (abiertos), la presencia de espinillas y puntos negros. Como principal ventaja, se suele decir que el cutis graso envejece más tarde, aunque la producción excesiva de sebo no siempre significa que la piel esté hidratada, por ello no hay que prescindir de la hidratación.

¿Como se debe tratar?
La limpieza de las pieles grasas es vital para combatir el exceso de sebo. Para ello se debe usar limpiadora en gel acuosa y purificantes. La limpieza del cutis graso debe realizarse, como mínimo, dos veces al día: por la mañana y por la noche. Luego de la limpiadora debemos utilizar un tónico facial, ayudará a eliminar y balancear el exceso de grasa y a preparar la piel para la hidratación. Una piel grasa puede estar también deshidratada, por eso no debemos olvidar este paso. La NO hidratación de la piel puede estimular la sobreproducción de sebácea, lo que sería contraproducente. Por ello, lo mejor es optar por hidratantes especiales para el cutis graso, cremas sin aceites y emisiones reguladoras de la producción sebácea. La piel grasa se puede expoliar una o dos veces en semana dependiendo la necesidad de la piel para limpiar mejor los poros y eliminar las toxinas que se acumulan en su interior.

Si quieren seguir conociendo los diferentes tipos de piel busque nuestro grupo en fb. “Mom’s can be Queen’s” 🖤https://www.facebook.com/groups/527819897574258/

Collares de lactancia

Los collares de lactancia son un estímulo para que tu bebé pueda tocar y jugar mientras le estás dando el pecho (¡o el bibe!), satisfaciendo su reflejo palmar, evitando que nos dé tirones de pelo o las temidas “sintonizaciones” de pezón y permitiéndole jugar de manera segura y relajante.

Y además, ¡también son mordedores!

  • Diseño atractivo para el bebé... ¡y para la mamá!
  • Cierre de fácil apertura para evitar tirones y cordón resistente.
  • Cuentas de silicona alimentaria certificada, libres de tóxicos.
  • Fabricado en España

Algunos modelos disponibles: 

Pastas para bebés

Pastas artesanas pensadas para bebés a partir de seis meses, perfectas para el BLW.

Solo tres ingredientes (4 en el caso de las de almendra).

Con todas las garantías y controles de calidad.

  • Sin azúcar ni edulcorantes artificiales
  • Hechas a mano y con mucho cariño
  • Tamaño pequeño para que se adapte a la manita del bebé
  • Siempre frescas: se elaboran semanalmente y duran hasta tres meses
  • Tres ingredientes base: harina, aceite de oliva virgen extra y dátiles
Bebitas

Bebitas

60 unidades 6,50€

Almendra

Almendra

22 unidades 7,90€

Avenitas

Avenitas

36 unidades 5,50€

Valencia

Valencia

24 unidades 6,60€

La ilustración infantil

Transcribo el discurso para la presentación del libro “El cerdito comilón“, porque hablamos de la literatura y la ilustración infantil y se contaron cosas muy interesantes:

Juan Antonio Sánchez Díaz, JASD, es ilustrador. En este libro también es autor, pero realmente el texto es solo un apoyo a las imágenes, que son las que llevan verdaderamente el peso narrativo, es un álbum ilustrado.
Aunque en los últimos años ha tirado por otros derroteros profesionales, estuvo trabajando en su día con editoriales importantes y ha hecho colaboraciones muy destacadas con Bruguera, por ejemplo, ha hecho diseños para el sector textil, etc.  Es decir, es un ilustrador con mucha trayectoria, y ahora ha decidido hacer libros infantiles porque ha sido abuelo.
Por mi parte, yo, aunque ahora haya acabado editando libros, soy educadora social y siempre pongo especial cuidado en los libros destinados a un público infantil, porque desempeñan un papel fundamental para el desarrollo intelectual de los niños desde antes incluso de saber leer.
La ilustración es una primera aproximación al arte. Cuando vemos una ilustración, como cuando vemos un cuadro, sentimos admiración, nos provoca sensaciones… En general, estamos estimulando la sensibilidad artística.
Y la ilustración es también un medio de comunicación, porque favorecen la comprensión, sobre todo en niños que aún no saben leer o que están empezando y todavía no tienen buena comprensión lectora.
Pero además las ilustraciones sirven para fijar conceptos en la memoria, ejercitan la imaginación, la creatividad, la capacidad crítica… Y son las principales responsables de que un niño desarrolle el gusto por la lectura, que al final es algo que queremos todos los padres: que nuestros hijos lean, porque para ellos lo visual es mucho más atractivo que lo escrito.
A este proceso de “leer en imágenes” se le llama “alfabetización visual”, enseguida vais a entender por qué os cuento esto.
La alfabetización visualse suele decir que tiene tres fases:
Reconocimiento: El niño ve una imagen bidimensional, en este caso, esta que tenemos en pantalla, e inmediatamente reconoce a un cerdito, a pesar de que no tiene nada que ver con un cerdo de verdad, pero desde muy pequeños tenemos esa capacidad de abstracción.
• El segundo paso es la Identificación. El niño empatiza con lo que ve, reconoce lo que le pasa al personaje (está contento, se enfada, le riñe su mamá…), se identifica.
Imaginación: Y por último, reconociendo al personaje y empatizando con él, puede extrapolar lo que está viendo a nuevas situaciones, y eso es aprendizaje.
Lo que quiero demostrar es que un niño tiene un papel activo al leer las imágenes, su mente está trabajando, y esto es muy bonito porque un libro nunca será leído de igual manera por dos niños diferentes, ni si quiera por un mismo niño en diferentes etapas de su vida.
Y de ahí la enorme responsabilidad que tiene el ilustrador infantil, porque está interviniendo directamente sobre el desarrollo cognitivo del niño (cuando este interpreta las ilustraciones, hace deducciones, descifra la estructuración temporal y secuencial, etc), y está ofreciendo estímulos a una personalidad en construcción. Por ello los criterios que seguimos en Cuatro Hojas para publicar un álbum ilustrado no son tanto comerciales como responsables (éticos).
Tenemos que asegurarnos de que el marco que ofrecemos al niño desde el cual hacer volar su imaginación sea correcto y seguro, adecuado a su edad, ser conscientes de las diferentes sensaciones que pueden provocar los colores utilizados, la expresión del personaje…
En este caso, JASD Ha diseñado sus ilustraciones a partir de formas geométrica e icónicas, buscando siempre una composición aurea para que sea agradable a la vista, y luego los ha coloreado con tonos suaves con un toque de saturación a los que le ha aplicado un degradado.
Pero lo más importante para que todo esto suceda es que el libro le guste, y para ello, además de todos los criterios mencionados anteriormente, hemos llenado este libro de cosas muy guays:
·       – Es un libro divertido, muy escatológico, como les gusta a los niños. ¿Hay algo que dé más risa que un pedo? No pretende transmitir ningún mensaje. Últimamente están muy de moda, por ejemplo, los libros infantiles para aprender a identificar las emociones o para superar algún miedo en concreto. En mi propio catálogo editorial tengo libros de ese tipo, pero este libro no tiene nada de eso. No para que a los padres les guste y se lo regalen… Es un libro para que el niño lo coja y se parta de risa. Y eso es lo que realmente va a hacer que desarrolle ese gusto por la lectura del que hablábamos antes.
·        -Además está escrito en mayúsculas para facilitar su lectura en niños que están aprendiendo a leer, porque en el cole les enseñan siempre primero las mayúsculas y son más reconocibles.
·        -¡En verso! Pero no una poesía complicada, sino versos simples que aportan musicalidad, favorecen la memoria e invitan al juego y son un apoyo a la historia contada en las imágenes.
·        -Otra cosa muy importante es que es un libro adaptado: Porque la compra del libro da acceso a un PDF interactivo con el cuento narrado por una locutora (AUDIOLIBRO) y contado en lengua de signos.
·        -Y Solidario: Porque tenemos un acuerdo con ASION, la Asociación Oncológica Infantil de Madrid, en el que nos comprometemos a la donación del 10% del PVP del libro.
Así que espero que os haya gustado y que disfrutéis del cuentacuentos que JASD nos tiene preparado y si os habéis quedado con ganas de saber más, podéis coger a la salida las fotocopias que tengo ahí preparadas.

 

 

Más de 3

Hace unos días, Sonia, del blog Mas de 3, me hizo esta entrevista en su blog. La verdad es que no la conocía, y me ha parecido tan interesante lo que hace que os quiero hablar de su proyecto:

Sonia, una mamá de 3 niños que ha sabido reinventarse a raíz de su maternidad y dedicarse por entero a su pasión.

Zipi, Zape y Zepe, como ella llama con cariño a sus hijos, tienen 4 años, 2 años y medio y 2 meses. Como a muchas de nosotras, la maternidad le ha cambiado su perspectiva.

A raíz de convertirse en madre se ha formado en porteo, pañales de tela y danza conectiva y tribal para embarazadas. Esto último es lo que me ha llamado la atención porque, al fin y al cabo, el porteo y los pañales de tela, los usemos o no, ya los conocemos todos. 🙂

Sonia ofrece clases de esta disciplina en el centro Maternando, de Salamanca.

Estos bailes trabajan la musculatura implicada en el parto, por lo que es un ejercicio estupendo para embarazadas, tanto para aprender a manejar y conocer su cuerpo como para conectar consigo mismas y con su bebé y prevenir otros problemas como desprendimientos, etc., al fortalecer los músculos que sujetan al bebé.

Además, como ejercicio físico, mejora el estreñimiento propio del embarazo, mejora la circulación y contribuye a mantener una actitud mental positiva.

Si el embarazo es normal, no hay ninguna contraindicación.

En palabras de Sonia, “las clases las oriento a la conexión de la mamá con su cuerpo,  útero y bebé. Que aprendan a vincularse con sus bebés y a relajar el útero porque, de cara al parto, es muy importante ambas cosas. También practicamos movimientos específicos de pelvis para tenerla preparada para el parto”.

Muchas gracias, Sonia, por la labor que estás haciendo!

Página web: https://masde3.com
Facebook: Mami porteando Salamanca
Instagram: @masde3familianumerosa

Mola mil la poesía infantil (en serio, información interesante)

Como buena página dedicada a la crianza con apego, aquí todas y todos somos muy conscientes de la importancia de desarrollar en los niños el gusto por la lectura desde edades tempranas, con libros respetuosos y adecuados a su desarrollo. Pero hoy vamos a ir un poco más allá…

¿Qué hay de la poesía infantil?

La poesía es arte y, al igual que la música o la pintura, puede ser una fantástica herramienta de estimulación, entendiendo estimulación como actividad motivadora que promueve ciertas áreas de desarrollo intelectual a través del disfrute.

Pensemos en cuando los adultos leemos poesía, algo que nos guste mucho. Por ejemplo, a mí me emociona particularmente un fragmento de “El estudiante de Salamanca” (por poner un ejemplo que conocemos todos). Cuando la leo, por un lado, estoy captando el mensaje (1. se trata de un medio de comunicación), por otro, está llegando mucho más allá que un mero discurso informativo (2. la poesía apela a la sensibilidad) y por último, estoy percibiendo el ritmo y la musicalidad (3. es arte).

Evidentemente, un niño no va a entender a Góngora (por ejemplo, apenas lo entiendo yo), pero la poesía adaptada a su nivel de desarrollo, con rimas sencillas y un mensaje que les guste, puede ser muy motivadora. Estos son algunos de sus

beneficios:

 

  • En cuanto al desarrollo lingüístico:
    -Favorece el desarrollo del lenguaje al utilizar expresiones y giros que normalmente no leemos en prosa.
    -Mejora la dicción, porque hay que leerlo correctamente para que rime y tenga sentido.
    -Favorece el aprendizaje de nuevas palabras.
    -En consecuencia de lo anterior, mejora la expresividad y las habilidades comunicativas del niño en general.
  • En cuanto al desarrollo intelectual:-Favorece el desarrollo cognitivo al requerir una interpretación, una “traducción mental” de lo que se está leyendo.
    -Desarrolla la memoria, porque es más fácil de memorizar que un texto, y a los niños les encanta repetir una y otra vez aquello que les gusta (canciones, películas, etc.).
    -Desarrolla la creatividad y la imaginación, y pueden incluso tratar de continuar la historia en verso.
  • En cuanto al desarrollo emocional:-Estimula las emociones en un ambiente controlado en el que se pueden aprender a gestionar.
    -Promueve el gusto por el arte (es ritmo, musicalidad, estética).

Y además de todo esto, ayuda a crear el hábito lector e incluso se suele asociar a una expresión corporal más armónica (porque tiene beneficios similares a la música).

Para leer un libro de poesía a los niños, es importante dramatizar un poco (exagerar la acentuación y poner voces, sin llegar a caricaturizar) y explicarles aquello que no hayan entendido del todo.

Un libro que recomendaríamos sería “El cerdito comilón”, de Juan Antonio Sánchez Díaz, publicado por la Editorial Cuatro Hojas, porque, además de ser poesía infantil, tiene varias cosas interesantes:

  • Es la historia de un cerdito que se ensucia y es un poco cochino, lo que les va a hacer mucha gracia a los peques.
  • Tiene unos dibujos preciosos en tonos suaves del reconocido ilustrador JASD.
  • Está escrito en mayúsculas, pensando en aquellos niños que se están iniciando en la lectoescritura y les resulta más fácil reconocer este tipo de letras.
  • Incluye un PDF interactivo con el cuento narrado y contado en lengua de signos.
  • Colabora con ASION (la Asociación Oncológica Infantil de Madrid).

¡Qué felices son las vacas! Por Lola Alcázar

Relato publicado en el Grupo de Escritura creativa de Facebook de la Editorial Cuatro Hojas. Cedido por la autora:

¡Qué felices son las vacas!
Bajo las viejas encinas ven a sus hijos crecer
entre nubes blancas flotando en el cielo azul.
La tierra es verde y fértil,
¡nada les falta!
Cuando yo sea madre, amamantaré a mi hijo en un jardín, en una plaza o en una terraza al sol tomándome una horchata.
Cuando sea madre…, me quedaré en casa. Tomaré zumos frescos de alfalfa y manzana.
Seré su fuente de vida que de mí emana.
Dormiré las siestas con él, en la cama. Y sentiré su aliento dulce en mi cara.
No quiero ir con frío y de madrugada a entregar a mi hijo a una madre alquilada.
No me van a confundir, ¡no! Es mi naturaleza, no soy culpable de nada.
Cuando tenga dos años, trabajaré para que no le falte de nada.
Cuando sea madre nadaremos juntos en un mar de agua cálida. Nos rebozaremos como croquetas en la playa.
Le enseñaré la nieve, la pondré en sus manos, para que su calor la transforme en agua.
Y si todo esto no puede ser, y si no me dejan ser madre,
que al menos me dejen ser vaca.
¡Qué felices son las vacas!

Autora: Lola Alcázar

La importancia de la tribu, por Yolanda Castillo

Desde niñas somos educadas para ser desunidas, autosuficientes y en muchos casos, parece que ser mujer es ser una super heroína que puede con todo, que no necesita a nadie.
Nos educaron para que nos comportemos como señoritas, que seamos reservadas y que no vayamos por ahí hablando de nuestros secretos, porque eso no está bien visto.
¿Cuántas de vosotras durante la infancia o adolescencia habéis escuchado una frase del género: “la que hoy es tu amiga, mañana puede ser tu peor enemiga”?
Seguro que muchas.
Nos han echo creer a lo largo de nuestras vidas que las mujeres somos rivales unas de las otras, que no hay un lugar para cada una, que la desunión es la fortaleza y supervivencia.
Mentiras para dominar y someter a la mujer, que han ido pasando de generación en generación. Pero a alguien se le ha olvidado contarnos, que las mujeres cuando nos juntamos, cuando estamos unidas hacemos cosas y en la mayoría de los casos, cosas increíbles, que inician cambios, que traen conciencia y despertar.
Cuando estamos unidas, creamos lazos, vínculos, un espacio para estar de forma verdadera, una tribu. La tribu es poderosa e importante, en cualquier etapa de la vida, pero todavía más cuando inicias la aventura de la maternidad.
Estar en tribu, es descontruir todos aquellos conceptos e ideas equivocadas que han ido pasando de generación en generación en nuestras familias. La tribu es un espacio creado por cada una de las mujeres y también para cada una de ellas; donde todas las mujeres que la componen, tienen espacio para ser y estar. Ser ellas mismas, mostrar su verdadera esencia, con sus fortalezas e inseguridades, porque las fortalezas individuales construyen las fortalezas del grupo. Las inseguridades, tienen un lugar seguro en el que permitirse salir, sin miedo, porque las demás mujeres de la tribu las van a escuchar, abrazar y juntas construyen un camino para que esas inseguridades se transformen en fortalezas y le permitan brillar.
La tribu es un lugar para compartir a la vez que creas lazos con otras mujeres. Compartes sabiendo que no vas a ser criticada ni juzgada por lo que sientes o por como te sientes. Solamente van a apoyarte, pero que grande es poder sentir esse apoyo y ese calor, ¿no crees?
Sumergida en este bucle de emociones que surge en esta aventura de la tribu, te das cuenta que las demás mujeres, esas que habías aprendido de niña que son tus rivales; son, están y sienten exactamente como tu.
Te das cuenta que estar con ellas en tribu, es sanador para ti, para ellas y para todas. Porque todas nos reconstruímos, somos acompañadas, escuchadas, tenemos un espacio para ser y brillar, individualmente y en conjunto.
¿Te imaginas como hubiese sido tu experiencia de maternidad con una tribu?
Sintiéndote en casa, en un lugar con otras mujeres similares a ti. Pasando por diferentes etapas de la maternidad, desde la pre-concepción, la gestación y también el puerperio.
¿Te imaginas que nutritivo hubiese sido? Compartir con todas esas mujeres que están pasando por etapas diferentes, pero que todas se resumen en el amor por la maternidade, las dudas, miedos e inseguridades que surgen.
Que enriquecedor hubiese sido vivir la maternidad rodeada de mujeres que te sostienen, que te dan contención y que te impulsan con amor y claridad para brillar con tu luz propia.
La maternidad, desde tiempos ancestrales, siempre ha sido cosa de mujeres, vivida en tribu, disfrutando del conocimiento, sabiduría y presencia de las más ancianas. Poco a poco, en una sociedad más medicalizada e industrializada, hemos perdido esta magia, este poder que teníamos estando unidas, viendo a otras mujeres tener sus experiencias de maternidad, que tan nutritivas eran para las demás. Hemos tenido que adaptarnos y en la mayoría de los casos, desde la pre-concepción, el embarazo, el pos-parto y el puerperio, los vivimos en soledad, con el vacío de no tener otras mujeres que nos sostengan, renegando y delegando nuestro poder femenino, nuestra sabiduría ancestral, el poder de escuchar nuestro cuerpo y la capacidad de ser y estar para nosotras y para las demás. La industrialización y la desunión, nos ha echo creer, que todo esto que he mencionado que era “nuestro”, se nos olvide que existe y aprendamos a sobrevivir sin ello.
¿Quieres vivir una maternidad diferente?, ¿Quieres recuperar tu voz?, ¿ Tener un lugar para ser, con tu caja de pandora al completo?
Entonces hermosa mujer, busca tu lugar, tu tribu. Ese espacio mágico donde podrás pasar por cada una de las etapas de la maternidad compartiendo con otras mujeres, creando lazos, siendo escuchada y acompañada, recuperando toda esa sabiduría que poco a poco has olvidado que tienes. Busca tu tribu y permítete ser y estar!
Nútrete de la tribu. Ella está incompleta sin ti.
En algún lugar te están esperando.
Atrévete a volver a la tribu y a navegar por la aventura de la maternidad de una forma plena.

Yolanda Castillo
Terapeuta, Doula, Educadora Perinatal, Asesora de Lactancia