EL RUIDO BLANCO Y… ¿FELICES SUEÑOS?, por Mónica Ruiz

Podemos encontrar varias definiciones de ruido blanco:

– “1ª definición: El ruido blanco se define como ruido aleatorio que contiene energía constante a cada frecuencia o más preciso una distribución uniforme de la energía sobre el espectro de frecuencias. El ruido que se oye en un radio FM cuando se sintoniza fuera de una estación emisora es aproximadamente ruido blanco.
– 2ª definición: El ruido blanco se caracteriza por el hecho de que su valor en dos momentos cualesquiera no es correlativo. Esto motiva a este ruido a tener una potencia de densidad de espectro plana (en potencia de señal por hertzio de ancho de banda, y su pérdida análoga a la `luz blanca’ que tiene una potencia de densidad de espectro plana con respecto a la longitud de onda.”

Producen ruido blanco:
– Muchos electrodomésticos cuando están funcionando, por ejemplo el de la lavadora mientras gira, un extractor, una aspiradora o el del secador.
– El sonido de una lluvia constante o el de las olas del mar.
– También existen muchas opciones de música relajante.

Entonces ¿Cómo puede afectar el ruido blanco a un bebé? ¿Todos los bebés perciben, sienten o reaccionan igual? 
Nuestro cerebro es el mismo ante diferentes ambientes. Los circuitos neurobiológicos también se mantienen, lo que varía son las hormonas que activan dichos circuitos.
En un ambiente seguro se movilizará la oxitocina, en un ambiente peligroso hará el clic la vasopresina y en un ambiente de amenaza vital actuará el cortisol. Estos esquemas determinarán nuestras relaciones de apego y sociales (Nils Bergman).

Ahora observemos una posible PRIMERA REACCIÓN ANTE EL RUIDO DE UNA ASPIRADORA

 

Y recapacitemos sobre estos TESTIMONIOS que podemos encontrar en blogs:

Testimonio 1: “Cuando mi hijo mayor tenía unos meses de vida empezó a llamarme la atención que durante sus intensas crisis de llanto, al escuchar el ruido de la campana extractora de la cocina, se calmaba inmediatamente. Nunca había oído hablar del ruido blanco (…) Y la cosa terminó ahí. La verdad es que ni investigué ni me hice ninguna pregunta trascendental al respecto. Al chiquillo le gustaba la cocina, pues estupendo, ¡a la cocina todos juntos!”

Testimonio 2: “La única manera que tengo de calmar a Pablo es encendiendo el secador de pelo
– ¿El secador de pelo? – Le dije asombrada- ¿Pero le das calorcito con él?- empecé a asustarme…
– Nooooo, sólo encenderlo y se calla. Y además he observado que también lo hace con la campana extractora”(…).

Testimonio 3: (…) “La madre estaba encantada. Afirmaba que ni Método Estivill, ni mecerle en cuello durante 3 horas para conseguir que se durmiera; que ella le ponía la ovejita con la melodía de ruido blanco…y listo, como un tronco”.

Recupero las preguntas que he lanzado anteriormente para aportar una respuesta objetiva, con sostén clínico y científico: ¿Cómo puede afectar el ruido blanco a un bebé? ¿Todos los bebés perciben, sienten o reaccionan igual?

El ruido blanco afecta al bebé como experiencia primera y novedosa. Debemos observar a cada bebé como único y con necesidades particulares. Cada bebé percibe, siente y reacciona de forma distinta; pero todos ellos disponen de los mismos comportamientos genéticamente programados desde su fecundación.

El vínculo entre madre y bebé constituye (desde un punto de vista hormonal, neurológico y afectivo) el contexto apropiado para que se manifiesten nuestros comportamientos genéticamente programados con un importante impacto sobre la Salud física, mental y emocional.

En 1953, John Bowlby planteó la Teoría del apego e investigó las secuelas que la 2ª Guerra Mundial generó en relación a la separación entre los niños y sus figuras de apego. Las alteraciones tempranas en el vínculo tienen consecuencias en nuestro desarrollo emocional, social y futuro relacional. Es decir, sí que importa cómo cuidemos y atendamos a nuestros hijos durante los períodos más críticos de su desarrollo, en especial durante el nacimiento y sus primeros 2 años de vida (Nils Bergman).

Como mamíferos y Homo Sapiens disponemos de un cerebro que responde al ambiente y la madre es el lugar dónde el bebé encontrará todo lo que necesita: calor, posición, alimentación, soporte y protección.

El cerebro del bebé se va desarrollando y activando dependiendo del contexto donde se encuentra. A partir del minuto 0 de su existencia se irá consolidando la unidad de procesamiento emocional, de la experiencia y del ritmo circadiano (vía de conexión neuronal Amígdala – Hipocampo – Córtex Prefrontal), podríamos decir que el ambiente ‘habla al cerebro’ del bebé y se activa. Pero esto sólo puede ocurrir adecuadamente en el cuerpo de la madre; porque ella es el ambiente, el medio y el contexto que su bebé necesita.
Según el Modelo del ambiente, el cerebro del bebé tiene que ‘decidir’ ¿Estoy seguro aquí? Así que ahora ubico el análisis de la aplicación del ruido blanco y sus efectos en el recién nacido.

Un bebé al que se le altera su ambiente y sus ciclos de sueño, se despertará ansioso y tendrá dificultades para mantener un sueño tranquilo. Realmente el bebé no estará dormido y no hará ciclos de sueño apropiados, por lo que no dispondrá de un adecuado desarrollo cerebral.

Las respuestas que mostrará serán:
1) Respuesta de vigilancia: Ojos bien abiertos y búsqueda de la madre con la mirada.
2) Respuesta de protección: Si percibe peligro, aparecerá el llanto para que le cojan (lo protejan).
3) Respuesta de quietud o congelación: Si el bebé percibe que el peligro está más cerca de él que de su madre, no se moverá.
4) Disociación emocional: Si la amenaza le atrapa (Ej. Ruido blanco), me ‘desconecto’.

Recordemos esta secuencia de imágenes ante una primera presentación de ruido blanco (y éste no es un bebé recién nacido o de pocos días):

1. Búsqueda ocular.
2. Puños cerrados (miedo). Ya no busca la protección de mamá y mira más allá, al vacío. Abre las manos.
3. Empieza la disociación emocional.
4. Se genera un estado de vigilancia, miedo y terror. El cerebro del bebé interpreta que nadie le va a cuidar y tiene que apañárselas solo.
Esta secuencia psiconeurobiológica es exactamente la misma que se activa cuando un bebé, sin atender a sus llantos, lo dejamos ‘dormir solo’.

¿Creéis ahora que el ruido blanco es inocuo y adecuado para los bebés? Con este artículo pretendo informar y crear conciencia para poder elegir responsablemente entre no querer o sí querer entender y hacer uso positivo de nuestra naturaleza. Yo elijo la segunda opción porque considero necesario generar oportunidades para que nuestros hijos puedan desarrollarse natural y plenamente como niños y futuros adultos. Pero ese cambio debe empezar por la conciencia del adulto que somos: padre, madre o figuras de apego.

Nada de lo que hace o no hace el bebé tiene sentido, excepto desde el punto de vista del cuerpo de la madre. El cerebro funcionará adecuadamente gracias a los procesos neuronales necesarios que la madre facilite al bebé, además de ser inicialmente la persona adulta mediadora de protección y cuidado. La madre es el lugar dónde el bebé encontrará todo lo que necesita: calor, posición, alimentación, soporte y protección.

¡Felices sueños!

 

Mónica Ruiz Romero
Col.16209
Puedes seguirnos en:

 

El niño y la pérdida de un ser querido, por Mónica Ruiz

Duelo (Del lat. dŏlus, por dolor)
1.  Dolor, lástima, aflicción o sentimiento.
2. Demostraciones que se hacen para manifestar el sentimiento que se tiene por la muerte de alguien.

¿Cómo puedo comunicar a los niños la muerte de un ser querido? Decirle a un niño que alguien que quiere mucho ha muerto y no va a volver, siempre es difícil.

Os facilito unas recomendaciones y lecturas que os ayudarán a explicar y acompañar al niño para que pueda elaborar la muerte de forma no traumática:

A) RECOMENDACIONES:

1. Permitid que se despida del ser querido, en ese momento.

2. Hacedle partícipe de lo que está sucediendo y del gran cambio que supone en la vida de todos vosotros.

3. Explicad lo que ha ocurrido. Es preferible que el mensaje lo den los padres o, en su ausencia, las personas de apego.

4. La conversación debe ser sincera, para que le permita empezar a entender la ausencia irreversible. Posiblemente es la primera vez que conozca lo que significa la muerte de alguien. Si la primera experiencia no es traumática, también condicionará positivamente a las siguientes pérdidas.
5. Dejad que decida lo que quiere hacer el niño al respecto. Preguntadle si desea ver a la persona ya fallecida, si quiere ir al tanatorio o prefiere quedarse con algún familiar.

6. Podéis hacer un dibujo o un escrito para la persona que ha muerto, algo que le ayude a decirle adiós.

7. Permitid sentir al niño, en compañía de los papás y familia. Respetad sus silencios o preguntas y acompañadlo. No lo alejéis de su dolor; porque la ausencia es irreversible, duele, es injusta y necesita tiempo. Todos necesitaréis tiempo para elaborar saludablemente el duelo.

8. Tratad con naturalidad cualquier pregunta que os realice el niño en relación a esta situación. Os pueden ayudar cuentos y lecturas para hablar sobre la pérdida y la muerte. A continuación os dejo algunos libros interesantes.

B) LECTURAS:

‘No es fácil, pequeña ardilla’. Elisa Ramón y Rosa Osuna. Kalandraka.

 

‘Nana vieja’. Margaret Wild y Ron Brooks. Ediciones Ekaré.

‘El árbol de los recuerdos’. Britta Teckentrup. NubeOcho.

 

‘Una casa para el abuelo’. Grasa Toro e Isidro Ferrer. Libros del Zorro Rojo.


‘La balada del rey y la muerte’. Koos Meinderts, Harrie Jekkers y Piet Grobler. AH Pípala.

‘¿Qué viene después del mil?’. Anette Bley. Takatuka.

‘Inés Azul’. Pablo Albo y Pablo Auladell. Thule.

‘Jack y la muerte’. Tim Bowley y Natalie Pudalov. OQO editora.

‘El pato y la muerte’. Wolf Erlbruch. Barbara Fiore Editora.

¿Cuál es tu experiencia?
Nos encantaría escucharte y que compartieras tu vivencia con nosotr@s.

 
Mónica Ruiz Romero. Col.16209

 

 

DEPRESIÓN POSTPARTO, por Mónica Ruiz

El vídeo “YO TENÍA UN PERRO NEGRO” puede ayudarnos a entender lo que significa la depresión…
Durante el embarazo, parto y postparto se suelen reactivar las emociones escondidas en la mujer. Puede que esa futura madre haya vivido situaciones traumáticas, que forman parte de su historia personal, como:
      Pérdida gestacional (bebés arcoíris).
      Embarazo de riesgo (necesidad de hospitalización).
      Abandono o dificultades en la lactancia.
      Estrés o ansiedad previa.
      Abusos sexuales.
      Trastorno de Estrés Post Traumático.
      Experiencias adversas en la infancia.
      Relación de apego inseguro, ansioso y/o desorganizado.
Si nos situamos en la etapa perinatal del postparto, os aseguro rotundamente que la presencia de la tristeza mantenida no es normal.
 
 
 La mujer puede sentirse más sensible de lo habitual o llorar con más facilidad; pero si la emoción que le acompaña es la tristeza permanente, tiene la obligación de mirarla directamente y actuar para que su salud sea óptima. Le esperan muchos días de atención constante para su bebé, noches inquietas, crisis de crecimiento, dientes que salen, cansancio por las adaptaciones constantes en el día a día, horas de lactancia y muchas sonrisas, miradas de amor con el bebé, besos, cosquillas y lágrimas de felicidad.
Tener entre tus brazos a un ser que has sentido en tu interior durante al menos 9 meses, al que ahora ofreces toda su seguridad y alimento, que crece, te mira y te necesita a su lado… mientras te sientes triste… no es normal. Lo normal es que la sensación que te acompaña cuando lo cuidas, amamantas, alimentas o le acaricias sea la felicidad.
 
 
El Baby Blues también es una depresión, leve y temporal. Pero cuando la tristeza se queda a vivir durante muchas semanas con la madre, más allá del 4º y noveno día de postparto (los niveles de hormonales varían de forma natural y la oxitocina desciende pudiendo producir olas de lloro incontrolado y/o sensación de tristeza), es cuando podemos hablar de depresión. Ésta aparece con más frecuencia en el tercer trimestre del embarazo, que en el postparto inicial.
Los pensamientos que acompañan a una madre que sufre depresión pueden ser del tipo:
“Todo estaría mejor si estuviera muerta” “Sólo quiero dormir y dormir” o “Mi bebé estaría mejor si yo no existiera”…
Pero, atención, si los pensamientos que se expresan son:
“Tengo miedo a interactuar con el bebé”
“Tengo miedo a hacerle daño”
“No sé si podría matarlo”…No estamos ante una depresión, podría tratarse de otro trastorno psicológico que requiere de inmediata atención y seguimiento profesional. En estos casos, la madre podría llegar a dañar a su bebé y ella misma.
Otros elementos que podrían estar influyendo en el estado de cansancio permanente, tristeza y sensación de incapacidad son:
      Hipotiroidismo, sufrirlo produce en la madre síntomas parecidos a la Depresión Post Parto.
      Falta de vitamina D, ya que interactúa con nuestro sistema inmunológico. Si hay una carencia de la misma notaremos agotamiento, sensación de no poder hacer las cosas y tener poca capacidad de actuación en general.
Una etapa crítica, en relación a la depresión, es el momento en que se interrumpe y abandona la lactancia; ya que es entonces cuando los niveles de prolactina disminuyen rápidamente y aumentan los niveles de cortisol, incrementando la sensación de estrés y tristeza. Por lo tanto, la lactancia materna es un mecanismo natural que puede prevenir la aparición de una Depresión Post Parto.
¿Qué puede hacer una madre que sufre una Depresión Post Parto?
 
      Buscar apoyo en su entorno; así como tratamiento profesional médico y terapia psicológica (la terapia cognitiva conductual y PNL -Programación Neurolingüística- es muy efectiva).
      Cuando la madre está deprimida, su cerebro sufre un proceso inflamatorio. Así que un tratamiento de Omega 3 ayudará a crear un efecto antiinflamatorio y remitir síntomas. Consultar con vuestro profesional de referencia.
      Hacer ejercicio físico (por ejemplo, caminar) es una buena terapia de luz natural y de reequilibración de los niveles hormonales como la serotonina y la oxitocina, que ayudan a potenciar las sensaciones de placer y bienestar emocional.
      Consultar con su médico la posibilidad de tomar algún ansiolítico suave y compatible con la lactancia.
¿Cómo podemos ayudar a una madre que sufre una Depresión Post Parto?
 
 
      Facilitaremos un entorno tranquilo y relajado a la madre y al bebé.
      Si hay hermanos mayores, buscaremos ayuda para delegar en personas de su confianza algunos momentos del cuidado de sus otros hijos.
      Es muy positivo que la pareja le dé el espacio emocional que necesita la madre.
      Padre y madre intentarán ser un equipo; por ejemplo, que mientras la mamá está con el bebé el papá se encargue de otras tareas familiares o de los demás hijos.
      Facilitar que mamá y bebé tengan momentos para estar solos y tranquilos.
      Limitar las visitas en casa y las horas de las mismas.
      Evitar cuestionar las acciones de la madre (y el padre), acompañarla y escucharla activamente es lo que más va a agradecer en esos momentos tan delicados para ella.
Mónica Ruiz Romero
Col.16209
                    Puedes seguirnos en:
Blog          tuespaciopsicologicoblog.blogspot.com
Web          www.tuespaciopsicologico.com
_____________________________________
Y no te pierdas el próximo taller de Mónica:

 

 

CÓMO DETECTAR DISCAPACIDADES INTELECTUALES. EL AUTISMO INFANTIL. Por Mónica Ruiz

 
El Trastorno del Espectro Autista (TEA) se distingue por una amplia variación de comportamientos sociales, de comunicación y conductas cíclicas poco comunes en los niños. Los síntomas pueden ser más leves o agudos y diferentes en cada niño.
El autismo es un trastorno del desarrollo infantil, que se manifiesta durante los 3 primeros años de vida del niño, como resultado de alteraciones neurológicas que afectan a las funciones cerebrales. 
En este vídeo conoce la historia de Joan y Ángel, dos niños que padecen autismo:
A partir de 1960 el autismo empezó a ser conocido no sólo por médicos, psicólogos o maestros y, en las últimas décadas, los problemas de estos niños han sido objeto de estudio y discusión.
En 1943 Leo Kanner, psiquiatra norteamericano, describió el síndrome como “autismo infantil”, para explicar una especie de “psicosis infantil”. La palabra “autismo” proviene de la palabra griega “autos”, que significa “propio”. Kanner usó este término porque los niños pasaban por una etapa en que estaban muy concentrados en sí mismos y no mostraban interés hacia otras personas.
La Asociación Americana de Pediatría (A.P.A. 1994) describe el Síndrome Autista como “una alteración evolutiva del desarrollo que puede definirse como dificultades de la comunicación verbal y gestual, alteraciones de la interacción social recíproca y un repertorio muy restringido de actividades e intereses y patrones repetitivos de conducta”
 
 
Actualmente existen 4 tipos de autismo infantilque entran dentro del denominado espectro autista:
1. El Síndrome de Asperger es un trastorno de autismo leve, que se caracteriza por la falta de empatía respecto a la sociedad, la obsesión por determinadas acciones o actividades y por desarrollar un coeficiente intelectual por encima de la media. Por norma general, los niños autistas con Síndrome de Asperger pueden llevar una vida completamente normal, salvo con las dificultades relacionadas con la comunicación con otras personas.
2. El Síndrome de Rett aparece fundamentalmente en mujeres, y, aunque es una afección rara, se suele manifestar a partir del segundo año de vida. El síndrome de Rett es uno de los tipos de Autismo Infantil que conlleva una gran dificultad del desarrollo de la capacidad del lenguaje, así como de las propias habilidades motrices. Por esta misma razón, es habitual que las personas que padezcan dicho trastorno tengan algún tipo de retraso mental, cuyo grado dependerá de cada caso en particular. Lamentablemente, el deterioro de dicha capacidad persiste durante toda la vida de la persona que padece el síndrome de Rett, por lo que un buen tratamiento permitirá tratar el trastorno pero no curarlo.
3. El Trastorno de desintegración infantil o Trastorno desintegrativo infantil aparece a partir del tercer año de vida del paciente y se caracteriza por un profundo deterioro de las capacidades y habilidades adquiridas en general. Normalmente los pacientes pierden el habla y la capacidad de comunicación con la sociedad.
4. El Trastorno generalizado de desarrollo no especificado es aquel que se caracteriza por la dificultad de los niños en la comunicación.

 

A pesar de existir varios tipos y gradientes de autismo infantil, cuanto antes se analicen los síntomas de los niños autistas más rápido se podrán tomar precauciones y seguir las recomendaciones necesarias para el buen desarrollo del paciente.
¿Qué nos dicen los estudios realizados sobre el Autismo?
Estudios realizados en países desarrollados como Inglaterra, Dinamarca y Estados Unidos, han señalado que de 3 a 5 niños de cada 10.000 tienen Autismo Infantil. En los Estados Unidos hay aproximadamente 60.000 niños autistas menores de 18 años, la mayoría en edad escolar.
Los varones están afectados de 3 a 4 veces más que las niñas. Esta enfermedad comienza al nacer o durante los tres primeros años de la vida del niño.
Aproximadamente un 30-50% de los niños que tienen un comportamiento autista, también presentan un problema neurológico (tal como espasticidad o epilepsia) esto se conoce como co-morbilidad del síndrome autista.
Estudios realizados en los Estados Unidos e Inglaterra han señalado que los niños autistas poseen padres con una educación más alta que el término medio de la población, pero esta afirmación se encuentra a debate.
Otras investigaciones hablan de alteraciones en el cerebelo, concretamente cambios en el número y tamaño de las neuronas de los núcleos cerebelosos, que sugiere un trastorno evolutivo en las relaciones sinápticas de estos núcleos. Estudios de neuroimágenes han evidenciado alteraciones en el volumen cerebral (disminuido), en la corteza cerebral y en el sistema límbico. También existen hallazgos inmunológicos que demuestran niveles de inmunoglobulinas alteradas, específicamente una inmunoglobulina A baja y una actividad deficiente del sistema del complemento.
Las teorías psicológicas que se han empleado para explicar el problema son:
  1. La teoría socioafectiva de Hobson (1989) (originalmente planteada por Kanner y luego replanteada por Hobson en los años 80), dice que los autistas carecen de componentes constitucionales para interactuar emocionalmente con otras personas, tales reacciones son necesarias para la “configuración de un mundo propio y común” con los demás. La carencia de experiencia social trae como consecuencia la falla en reconocer que los demás tienen sus propios pensamientos, sentimientos, y una severa alteración en la capacidad de abstraer, sentir o pensar simbólicamente.
  2. La teoría cognitiva de Lesli y Frieth, defiende que las deficiencias cognitivas se deben a una alteración que se denomina Metarepresentacional, siendo la responsable de que los niños puedan desarrollar el juego simulado y que puedan atribuir estados mentales con contenido a otros.
  3. La teoría cognitivo-afectiva, plantea que las dificultades de comunicación y sociales, tienen origen en un déficit afectivo primario, que se halla estrechamente relacionado a un déficit cognitivo, esto explicaría según Mundy (1986), las dificultades en la apreciación de los estados mentales y emocionales de otras personas.
En el estudio de las causas del Autismo se han desarrollado varias teorías y en la actualidad se considera que su origen es multifactorial. Entre las teorías que más aceptación han tenido están las genéticas, las neurobiológicas y las psicológicas.
Características conductuales para detectar el Autismo en niños pequeños:

 

Basándonos en la definición de la A.P.A, las características del Autismo Infantil serían:
ü  Anomalías de la Interacción Social:
1. Déficit en conductas no verbales prosociales: no contacto visual, alteración en la expresión facial, posturas corporales y gestos anormales.
2. No relación con sus padres.
3. Ausencia de conductas espontáneas para compartir juegos, diversiones o intereses con los demás niños.
4. Ausencia o déficit muy importante en la reciprocidad social o emocional.
ü  Alteraciones de la Comunicación:
1. Retraso evolutivo del lenguaje que puede llegar a lo que se denomina agnosia verbal (es una alteración de la codificación y decodificación del lenguaje).
2. Uso repetitivo y estereotipado del lenguaje, con ecolalias inmediatas y/o retardadas (es la repetición de las palabras que dice el interlocutor).
ü  Conductas inhibidas y estereotipadas:
Vienen determinadas por repertorios de acciones ritualizadas, estereotipias motoras y el apego exagerado a determinados objetos, lo que ocasiona una resistencia al cambio, manifestada muchas veces en forma violenta.
ü  Alteraciones Cognitivas:
Existe una gran variabilidad, desde una deficiencia mental profunda hasta capacidades superiores. En algunos autistas, la irregularidad es tan marcada que un talento excepcional (memorizar listas de teléfonos, direcciones, la música, el dibujo, etc.) puede coexistir con una incompetencia mental global.
Los padres de los niños autistas
Tener un niño discapacitado, cualquiera que sea su problema (físico o mental), es muy duro de aceptar y de manejar. Los padres se pueden sentir culpables, preocupados, confundidos y desesperanzados con respecto al futuro del pequeño. Todas estas reacciones emocionales son válidas y legítimas, es aquí cuando médicos, educadores y psicólogos pueden ofrecer apoyo emocional y ayuda para sobrellevar el problema.
La mayoría de las personas sabe poco sobre el autismo, haciendo que los padres se sientan solos y extraños en la sociedad. De allí es que han surgido asociaciones de ayuda y atención de padres de niños autistas, para lograr la aceptación del problema y de someterse a la terapia adecuada a cada caso.
Asociaciones:
El Tratamiento del Sindrome Autista
Hasta ahora no hay un tratamiento curativo del Autismo Infantil, sin embargo se han hecho progresos en la prevención de este problema al descubrir los posibles factores causales, ya mencionados anteriormente.
También se emplea la terapia farmacológica para el tratamiento de algunas afecciones que coexisten, tales como el insomnio, la hiperactividad, las convulsiones, las conductas autolesiva y heteroagresivas, etc.
En la actualidad se utilizan las técnicas de modificación conductual, la enseñanza de habilidades sociales, entrenamientos del lenguaje social, el condicionamiento operante, la pedagogía y psicología especializada, etc. Toda una serie de estrategias terapéuticas con el único objetivo de minimizar las carencias y lograr una mejor calidad de vida social.
No hay que olvidar que los padres de estos niños requieren de mucha ayuda, de entrenamiento en estrategias y recursos para el acompañamiento adecuado de estos niños en el hogar, ya que deberán aprender a convivir con el autismo durante toda la vida.
Mónica Ruiz Romero
Col.16209
                    Puedes seguirnos en:
Blog          tuespaciopsicologicoblog.blogspot.com
Web          www.tuespaciopsicologico.com

 

Visitar a un recién nacido

Cuando hay un nuevo miembro en la familia o grupo de amigos, estamos ansiosos por conocerle, pero debemos tener en cuenta que, para el recién nacido, es un momento de adaptación a su entorno y, para la mamá, es un periodo de recuperación del parto que puede ser muy duro. Por eso, deberíamos tener siempre en cuenta una serie de consejos para proteger en la medida de lo posible el bienestar de la nueva familia:

 

  • Evita visitarles en la primera semana. Es un periodo muy sensible en el que la madre puede estar todavía muy dolorida y el bebé no tiene establecida la lactancia ni el sueño.
  • Es inevitable a veces hacer una visita en el hospital. En todo caso, deja pasar las primeras 24 horas.
  • Si cuando llegas al hospital encuentras que ya tienen otra visita, espera fuera hasta que estos salgan. No conviene que haya más de dos personas en la habitación.
  • Evita permanecer en la habitación cuando el bebé esté mamando. Es un momento muy íntimo en los primeros días y la madre puede sentirse incómoda.
  • Avisa siempre antes de ir a visitarles. Aunque siempre hayas pasado por su casa a la misma hora, las rutinas han cambiado. Es mejor avisar con un mensaje que con una llamada, que lo responderán en cuanto puedan.
  • Cuando por fin vayas a conocer al bebé, procura que tu visita se perciba como una ayuda y no como una molestia: lleva comida, ofrécete a ayudar con la limpieza, sal al parque con los hermanos mayores del bebé…
  • Es muy tentador, pero no es momento de dar consejos. La nueva mamá está inundada por las hormonas, las dudas, la inseguridad… La información útil de un profesional sobre lactancia o cuidados del recién nacido por parte de un profesional siempre son bien recibidas pero las opiniones no. Deja que ella encuentre su modo de hacer las cosas. Para comentar siempre hay tiempo.
  • Evita ir con niños cuando vayas a visitar al recién nacido.
  • No cojas al bebé sin permiso de los padres. En todo caso, recuerda que un recién nacido es muy sensible a olores, virus, etc.
  • Cuando el bebé duerma, vete para que la madre pueda dormir también.




Cris. Educadora social especializada en atención temprana, mamá de dos y directora editorial.

¿CÓMO ELEGIR TERAPIA? (IV), por Mónica Ruiz

Puedes ver las primeras partes de esto post aquí:
-Parte I
-Parte II
-PArte III

Si estás pensando iniciar una terapia o ya estás realizando una, ante todo ¡Te felicito! Es una muy buena opción para cuidarte, conocerte, sanar y mejorar tu calidad de vida.
Este post es la última entrega de algunos recursos importantes que puedes tener en cuenta y conocer en relación a las terapias psicológicas, para que tu elección sea la adecuada en relación a aquello que necesites tratar.

RECORDEMOS QUE…
• El modelo humanístico es el modelo psicológico que más promueve la dignidad y libertad humana.
• El terapeuta más apropiado es aquel que sabe valorar cuál es la terapia-estrategia más adecuada para cada paciente o cliente, se responsabiliza de sus acciones y respeta la libertad de cada cliente o paciente.
• La relación entre terapeuta y paciente o cliente, en Psicología, se puede considerar una relación contractual. Debe existir un consentimiento informado desde la primera visita, que firmarán terapeuta y paciente.
• Terapeuta y cliente / paciente forman un equipo y ambas partes se comprometen; el terapeuta a llevar a término el tratamiento hasta el final y el cliente a asistir puntualmente a las sesiones concertadas.
• Se puede realizar una evaluación diagnóstica, cuando la demanda sea hacer un diagnóstico para evaluar el alcance de una problemática y las posibles indicaciones terapéuticas que correspondan.
• Poner etiquetas (hacer un diagnóstico), puede y no puede ayudar a la persona. Es importante primero entender qué nos sucede para poder afrontar las dificultades, luego ya valoraremos si necesitamos ponerle nombre.


ASPECTOS IMPORTANTES QUE ENCONTRARÁS DURANTE UNA TERAPIA… 

Hay 3 grandes objetivos que podemos perseguir a través de la intervención terapéutica:

1. LA PROMOCIÓN DE LA AUTONOMÍA: El objetivo es favorecer la consecución de la autonomía individual, dejando que la persona determine sus propios valores. Esta concepción presupone que no se puede determinar a priori lo que es sano o normal. Por lo tanto no busca el acoplamiento del individuo en la sociedad, sino el aumento de su autocontrol, autoconciencia y autoestima. Cada persona tiene derecho a vivir como le plazca; es su conciencia moral la que debe regular sus propios valores y conducta.
2. EL IMPULSO DE LA ADAPTACIÓN: Promover la adaptación durante la terapia permitirá generar una fuente de equilibrio y de reducción de conflictos o desajustes en la vida de la persona y en el mismo proceso terapéutico.
3. EL DESARROLLO DE LA MADUREZ O CRECIMIENTO PERSONAL: se plantea la terapia como un camino de madurez y crecimiento personal. Es muy importante que el terapeuta no contamine al cliente con sus propios valores. Estos valores personales, no sólo afectarían a los objetivos de la terapia, sino también a la metodología con que se lleva a término. Algunas metodologías son claramente directivas o autoritarias; otros se declaran explícitamente no directivas; otros, finalmente, aunque se presentan de forma suave y amable, tienden a manipular de forma seductora rozando los métodos utilizados por la captación sectaria. No abandonéis vuestro sentido crítico, elaborar un trabajo en equipo con el terapeuta y no dudéis en comentar en cualquier momento vuestra visión del tratamiento.

Durante un proceso terapéutico debe prevalecer siempre el DERECHO A LA INTIMIDAD Y CONFIDENCIALIDAD: 

 

Las patologías que afectan a la vida psíquica pueden producir en nuestro contexto cultural rechazo y marginación social. Consecuentemente la difusión de los datos diagnósticos o psiquiátricos puede resultar altamente perjudicial para los sujetos interesados. Entonces es necesario reconocer y regular, como está pasando con la información genética que se puede divulgar sobre un individuo, el derecho a la intimidad y el derecho de la confidencialidad. Estos datos y deberes se aplicarán siempre:
– Cuando una persona hay sido paciente/cliente del terapeuta.
– A la información trasmitida durante la relación psicológica entre paciente y profesional.
– En los datos o informaciones obtenidas del diagnóstico o tratamiento.

Llegados a este punto, sólo me queda animaros a buscar la ayuda que necesitéis, desearos una feliz terapia y que disfrutéis del camino terapéutico para lograr sentiros mejor.

En Tu Espacio Psicológico te esperamos ¡Seguro que podemos ayudarte y acompañarte!

ESTAR INFORMAD@ ES ESTAR EMPODERAD@
Mónica Ruiz Romero
Col.16209
      Puedes seguirnos en:
www.facebook.com/tuespaciopsicologico

 

Cómo elegir una terapia III, por Mónica Ruiz

Puedes leer las dos primeras partes de este post aquí y a aquí.

Si estás pensando iniciar una terapia o ya estás realizando una, ante todo ¡Te felicito! Es una muy buena opción para cuidarte, conocerte, sanar y mejorar tu calidad de vida.
Este post es la tercera entrega de algunos recursos importantes que puedes tener en cuenta y conocer en relación a las terapias psicológicas, para que tu elección sea la adecuada en relación a aquello que necesites tratar.

RECORDEMOS QUE…
• El modelo humanístico es el modelo psicológico que más promueve la dignidad y libertad humana.
• El terapeuta más apropiado es aquel que sabe valorar cuál es la terapia-estrategia más adecuada para cada paciente o cliente, se responsabiliza de sus acciones y respeta la libertad de cada cliente o paciente.
• La relación entre terapeuta y paciente o cliente, en Psicología, se puede considerar una relación contractual. Debe existir un consentimiento informado desde la primera visita, que firmarán terapeuta y paciente.
• Terapeuta y cliente / paciente forman un equipo y ambas partes se comprometen; el terapeuta a llevar a término el tratamiento hasta el final y el cliente a asistir puntualmente a las sesiones concertadas.

AL INICIAR UNA TERAPIA… también se puede realizar una evaluación diagnóstica, cuando la demanda sea hacer un diagnóstico para evaluar el alcance de una problemática y las posibles indicaciones terapéuticas que correspondan.

¿Qué referencias y herramientas puede utilizar el terapeuta?
Los instrumentales habituales de evaluación están constituidos por los sistemas de clasificación de trastornos mentales usados internacionalmente (DSM, ICD) o bien por los test de evaluación diagnóstica.

¿Para qué sirve tener un diagnóstico? ¿Las etiquetas nos ayudan?
La evaluación diagnóstica puede ser muy útil y necesaria para las finalidades específicas de un tratamiento, pero no está exenta de riesgos importantes para la autonomía y el bienestar de la persona, debido al poder estigmatizador del diagnóstico en el ámbito de salud mental.
Poner etiquetas, puede y no puede ayudar a la persona.
Un diagnóstico no ayuda cuando, por ejemplo, una persona que se le diagnostica agorafobia (fobia a los espacios abiertos) se ancla en el temor negativo que conlleva este miedo irracional.
Un diagnóstico ayuda cuando, por ejemplo, una persona que se le diagnostica un trastorno de la alimentación lo afronta y lo comparte positivamente con su entorno.

Además, el diagnóstico puede estar influido por cuestiones teóricas e ideológicas que pueden llevar a una interpretación sesgada de los datos en prejuicio del propio sujeto. Para evitar que esto suceda, la Asociación Americana establece que:
– Los psicólogos que apliquen los instrumentales de evaluación deben conocer bien sus objetivos, fundamentos, técnicas de aplicación e interpretación. Deben reconocer los límites de su competencia, sin ultrapasarlos.
– Los test no pueden utilizarse al margen de otros datos relevantes de la persona.
– Sus resultados deben considerarse igualmente en función de otros datos del contexto.

ESTAR INFORMAD@ ES ESTAR EMPODERAD@

 

Mónica Ruiz Romero
Col.16209
      Puedes seguirnos en:

¿CÓMO ELEGIR TERAPIA? (II), por Mónica Ruiz

Podéis ver la primera parte de este post aquí.
 
 
 

 

Si estás pensando iniciar una terapia o ya estás realizando una, ante todo ¡Te felicito! Es una muy buena opción para cuidarte, conocerte, sanar y mejorar tu calidad de vida.

Este post es la segunda entrega de algunos recursos importantes que puedes tener en cuenta y conocer en relación a las terapias psicológicas, para que tu elección sea la adecuada en relación a aquello que necesites tratar.

 RECORDEMOS QUE… 

 • El modelo humanístico es el modelo psicológico que más promueve la dignidad y libertad humana.
• El terapeuta más apropiado es aquel que sabe valorar cuál es la terapia-estrategia más adecuada para cada paciente o cliente, se responsabiliza de sus acciones y respeta la libertad de cada cliente o paciente.
• La relación entre terapeuta y paciente o cliente, en Psicología, se puede considerar una relación contractual. Debe existir un consentimiento informado desde la primera visita, que firmarán terapeuta y paciente.

 AL INICIAR UNA TERAPIA…

El cliente/paciente da su consentimiento de una manera libre y sin engaño, como persona autónoma y sincera. Debe quedar clara la naturaleza de un tratamiento y sus consecuencias. Las personas que presenten un trastorno mental, una discapacidad mental o los menores de edad requieren de un acompañamiento informado y compatible con la confidencialidad de su seguimiento, por parte de otras personas adultas de su confianza o responsables de su cuidado.

Como cliente/paciente debéis estar suficientemente informados sobre la titulación y capacitación del terapeuta, la naturaleza del tratamiento, las reglas de confidencialidad, la naturaleza de los registros de sus datos y la posibilidad de acceso a los mismos.

Se tomará la decisión de iniciar una terapia sin coacción externa ni interna. Esto significa que ni terceras personas, ni el propio psicólogo presionarán para llevar a cabo el seguimiento psicológico.

LA PRIMERA VISITA. 

Se puede llegar a considerar como primera entrevista una entrevista telefónica, entrevista informativa, etc… Y orientada a establecer las condiciones del tratamiento. La concreción de estas condiciones se puede hacer formalmente (a través de un protocolo o formulario impreso) o bien informalmente a partir de los comentarios orales que se van desgranando en la conversación.

Los temas que, de una manera u otra, conviene que queden explicitados en esta primera entrevista pueden sintetizarse en los siguientes puntos:

1. Acreditación del terapeuta.
2. Especialización (si es el caso) y características de la propia orientación teórica y metodológica.
3. Condiciones de la aplicación del tratamiento (ej. Evaluación diagnóstica inicial, duración del tratamiento, evaluación del proceso y de su finalización).
4. Regla de confidencialidad con sus excepciones (evidencia de amenaza real en la vida propia o en la de otras personas; orden judicial ineludible).
5. Establecimiento de una ayuda práctica: duración y frecuencia de las sesiones, períodos de vacaciones, previsión de ausencias justificables, cambios de día o de horario, honorarios profesionales, períodos y forma de pago.

6. ¡Somos un equipo! Compromiso de cumplimiento del contrato por las 2 partes:
El terapeuta se compromete a llevar a término el tratamiento hasta el final, si no es por causa mayor (3 meses de antelación; enfermedad invalidante, traslado forzoso a otra ciudad, cese en la profesión por jubilación o baja voluntaria) y a no abandonar al paciente. Previendo, en los casos en que no sea posible la continuidad del tratamiento, la oportuna derivación a otro profesional.
El paciente/cliente se compromete por su parte a asistir puntualmente a las sesiones concertadas o, en caso de imposibilidad, avisar con suficiente antelación la posible anulación de la sesión o cambio de horario. Queda libre de interrumpir o dar por finalizada la terapia siempre que lo crea conveniente, previa comunicación al terapeuta, sin que este le pueda reclamar ningún tipo de tasa económica por esta finalización o interrupción anticipadas. Igualmente el cliente es libre de consultar a otro profesional, si lo considera oportuno, sin que el psicólogo se pueda oponer. Puede, igualmente, negarse a hacer un tratamiento en paralelo.

ESTAR INFORMAD@ ES ESTAR EMPODERAD@
 
 
 
Mónica Ruiz Romero – Col.16209 
 Puedes seguirnos en: 
Facebook: www.facebook.com/tuespaciopsicologico 
Blog:  tuespaciopsicologicoblog.blogspot.com 
Web:  www.tuespaciopsicologico.com

La ansiedad, por Mónica Ruiz

Las situaciones de estrés y ansiedad generan, en nuestro país, un aumento de los casos de sobrepeso y obesidad en un 32%. 

Las situaciones de estrés y ansiedad (como la crisis socioeconómica) afecta de manera directa a la salud física y psicológica de los españoles. Las estadísticas, extraídas a partir de una revisión de datos desde el año 2008 hasta la fecha de Tu Espacio Psicológico (especialistas en Psicología consciente y respetuosa para familias, parejas, conductas adictivas, duelos, coaching, cambios vitales, crecimiento personal y acompañamiento emocional) revelan que desde el año 2008, los casos de obesidad y sobrepeso ligados a estados de ansiedad, estrés y depresión se han visto incrementados un 32%.

En nuestro servicio hemos registrado, en los últimos años, un incremento notable del número de clientes que relacionan sus problemas de exceso de peso con la situación complicada que viven en sus hogares, a raíz de la crisis y de otros hechos desencadenantes de malestar personal.

El paro y las dificultades económicas que viven muchas familias hoy en día generan en sus miembros un proceso angustiante e draconiano que está facilitando la aparición de síntomas relacionados con estados de ánimo depresivos como el llanto, la desesperanza, el nerviosismo, la preocupación, la inquietud, la ansiedad, el aislamiento social y/o alteraciones del comportamiento como pueden ser agresividad, pereza, desorganización con la alimentación o incumplimiento de las responsabilidades.

La prevalencia de obesidad asociada a trastornos por estrés y/o ansiedad no ha hecho más que aumentar durante los últimos 10 años. Muchas personas buscan el consuelo en la comida para aliviar su angustia y sentir una falsa sensación de bienestar y una recompensa inmediata mediante la ingesta de alimentos. Pero la realidad es que los conflictos no resueltos difícilmente sanan mediante esta válvula de escape y las consecuencias físicas, debido a la ganancia de peso, y psicológicas retroalimentan ese estado de ánimo, agravan la situación y sitúan al paciente en el circulo vicioso de “COMER- PLACER-ANSIEDAD/CULPA-COMER…”.



La ayuda profesional, necesaria para superar el problema. 

Normalmente es complicado reconducir en soledad esta situación. En Tu Espacio Psicológico podemos acompañarte para que alcances con éxito los cambios que precisas. Junto con el psicólogo Miguel García Márquez, hemos desarrollado un programa psicológico integral para personas con sobrepeso y obesidad, basado en un cambio profundo del paciente y su relación con la comida.

Riesgos relacionados con el sobrepeso y obesidad. 

El Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2012, sitúa a una de cada cinco personas, en España, en situación de pobreza. El 44,5% de los hogares no se puede permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año; el 40,0% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos; el 7,4% se retrasa en el pago de sus facturas domésticas (hipoteca o alquiler, recibos de gas, electricidad, comunidad,…) y el 12,7% llega a fin de mes con grandes dificultades.

La actual crisis económica está deteriorando y agravando la salud física y psicológica de las personas españolas, ya que disponen de menos dinero para intentar comer mejor y, al menos el 12,7% de los españoles, para poder alimentarse, aunque sea comiendo poco saludablemente. Actualmente, los grupos más desfavorecidos social y económicamente son los que están resultando más vulnerables a sufrir sobrepeso o/y obesidad, según datos del SEP (Examen de la Posición Socioeconómica, 2012).

Existe una estrecha relación entre pobreza y obesidad ya que el elevado coste de los productos frescos y los considerados como ‘más saludables’ obliga a las personas con menos recursos a, prácticamente, excluirlos de su cesta de la compra en favor de alimentos más económicos como los platos precocinados, la bollería industrial y la comida rápida (fast-food).

Sobre Tu Espacio Psicológico 

Tu Espacio Psicológico oferta, acompaña y dirige grupos de Crecimiento Personal, cursos de prevención sobre drogas, cursos de mediación de conflictos, drogodependencia en adolescentes y familiares, terapia familiar y de pareja, programa de reaprendizaje para conseguir una alimentación saludable y programa de cesación tabáquica.

Como ya he comentado anteriormente, junto con el psicólogo Miguel García Márquez hemos desarrollado un programa psicológico integral para personas con sobrepeso y obesidad, basado en un cambio profundo del paciente y su relación con la comida.

Mónica Ruiz Romero
 Col.16209
 Puedes seguirnos en:
Facebook www.facebook.com/monicaruizpsicologa
Blog tuespaciopsicologicoblog.blogspot.com

DISLEXIA Y FRUSTRACIÓN, por Mónica Ruiz

Me gusta entender la vida de forma práctica y directa. En esta ocasión topé con un experimento que nos permite entender la dislexia y las consecuencias que genera en quién la sufre.

Daniel Britton, un joven de 25 años y diseñador gráfico de Kent (Reino Unido) es el creador de la tipografía que se ha empleado para elaborar la imagen que os muestro a continuación, un abecedario.

Como podéis observar, el texto no se puede leer de una sola ojeada.

Primero tienes que leer cada letra individualmente; entonces, juntar las palabras; luego las frases y, por último, los párrafos.

Si no has podido leer el texto o te ha costado mucho esfuerzo:

  • No eres disléxico/a.
  • Habrás podido experimentar lo frustrante que es para una persona que padece dislexia leer y comprender lo que lee.

La dislexia es la dificultad en la lectura que hace imposible su comprensión correcta. 1 de cada 5 personas está afectada con esta dificultad y quien la padece sabe que, como lector, necesitará más tiempo para leer, reestructurar las letras y las palabras con un sentido lógico.

Daniel Britton, bautizó a esta tipografía con el nombre de «Dyslexia». Creo que consigue su objetivo, que las personas que no padecemos este problema nos pongamos en la piel de los que sí lo hacen y empaticemos con ellos.

Puedes comprobar cómo tu velocidad lectora disminuye significativamente cuando a las letras parecen faltarles parte de su estructura.

En esta imagen se pueden ver todas las letras de «Dislexia» que está basada en la tipografía Helvética, solo que con un 40% menos de su estructura.

 

Mónica Ruiz Romero
 Col.16209
Facebook:  https://www.facebook.com/ Tu-Espacio-Psicologico
Blog: tuespaciopsicologicoblog.blogspot.com