Ecohuerto infantil: tomates muy tomates y mucho tomates

El desarrollo de la conciencia ecológica en los niños se puede encuadrar dentro de su desarrollo moral. Y es que la conciencia ecológica implica una serie de valores,  como la responsabilidad. Pero para llegar a adquirir un grado de responsabilidad que lleve a los niños a desarrollar acciones para la conservación del planeta o contra el cambio climático, hay que empezar por algo más básico, ya que estos conceptos aún son demasiado abstractos para ellos.
Lo que podemos hacer es aprovechar el interés innato que demuestran por la naturaleza para enseñarle que compartimos el planeta con otros seres vivos que requieren de nuestros cuidados.
Una muy buena opción para desarrollar esto es crear un minihuerto en casa, en tu propio balcón (o aunque sea unas cuantas macetas en una ventana soleada).

Valores que enseñas con ello:

  • A ser pacientes, lo que les repercutirá en un carácter más calmado y menos propenso a la frustración.
  • Ser responsables, porque las plantas dependen de que las rieguen y las cuiden todos los días.
  • Desarrollar la conciencia ecológica: A la naturaleza se la ama conociéndola.
  • A desarrollar la conciencia estética: Porque las plantas son decorativas, son bonitas, y es una manera de decorar la casa.
  • A ser conscientes de la importancia de la alimentación sana; Porque cultivas verduras, no salchichas con bacon, y puedes aprovechar para ofrecerles conceptos básicos sobre alimentación y salud.

Te animamos a que lo pruebes porque estamos en época de siembra y no te vas a arrepentir. Es una experiencia muy bonita que tu hijo vea crear lo que él mismo ha cultivado… Y luego se lo coma… Y si no sabes cómo hacerlo o se te dan fatal las plantas, te recomendamos el curso de Macetokids de la página Macetohuerto, de nuestra colaboradora Eva Tarín. Por la ridícula cantidad de 15€ (o 7,50€ si tienes el cupón que ofrecemos en nuestras redes), aprenderás a convertir un bonito hobby en una actividad en familia que tiene mucho que aportar a los peques.

Deja un comentario